ManacorNoticias

La Fira de Setembre volvió y acertó con el parecer popular


(Numerosas imágenes al final de este escrito)

Anunciábamos en la pasada edición que “ses Avingudes” de Manacor dejarían paso y protagonismo a la Rambla dels Cossiers, pronunciándose como nueva sede este año para la ‘Fira de Setembre’ en formato reducido. ¡Pues vaya acierto! El éxito de dicho mercado artesanal fue rotundo y la ciudadanía participó de la reducida fiesta y se pronunció en favor de la Rambla que, para muchos, hasta la fecha era un espacio desconocido.La inauguración del vial peatonal se ha llevado a cabo de improvisto y Manacor ha respondido activamente. La calle nunca antes había sido llenada con tal cantidad de vecinos y la ‘bauxa’ que se ha vivido este fin de semana en Manacor con la ‘fira’ nos ha recordado a todos tiempos mejores.
La Associació de Comerciants i Empresaris de ses Avingudes y la administración han conseguido alegrar el fin de semana a muchos y, aunque desconocemos el nivel de ventas de las diferentes paradas, seguro salen satisfechos por el incremento de participación en este tipo de actos comunitarios. Cierto es que el número de paradas instaladas en la pequeña Rambla en la tarde-noche del sábado y la mañana del domingo no fue excesivamente significativo. Pocos fueron aun los comerciantes que se atrevieron a montar su tenderete en la cita de septiembre, pero esperemos que vuelvan muchos a reactivar su negocio tras la dura crisis de la Covid-19.
El formato reducido creemos fue un acierto, ya que, de haber instalado dicha feria en “ses Avingudes”, se habría perdido el encanto, y la reducción ostensible de paradas respecto a años antes, hubiesen empequeñecido el acto.
Era importante realizar la feria este año y la solución acordada entre los representantes de la asociación y el delegado de Fires ha sido brillante. Todos salimos ganando. La feria se llevó a cabo, Manacor participó, la meteorología nos respetó y la actividad económica parece volver paulatinamente a sus inicios.
Sin lugar a dudas, el espacio estaba debidamente preparado para cumplir con las medidas sanitarias y la amplia mayoría de la gente llevó la mascarilla puesta en todo momento. En cada una de las jardineras del paseo se habían instalado unos carteles que recordaban las medidas de distanciamiento y, aunque se intentaron cumplir, la participación fue tal que la gente no podía mantener la distancia recomendada de dos metros durante todo el paseo y se aseguró con la mascarilla. En esta ocasión, el control de aforamiento desapareció y allí debía entrar la responsabilidad ciudadana, confirmando que el comportamiento fue ejemplar en su inmensa mayoría.
El conjunto de actividades diversas que se llevaron a cabo salieron a la perfección. Desde el viernes estaban instaladas las atracciones en la plaça de Sa Mora y, a partir del sábado por la tarde, ‘sa fira’. Ni una gota cayó. El éxito fue rotundo y el acto se mantuvo animado gracias a las actividades infantiles y a la demostración de baile de swing. Jazzbouncing y Swing Sick People, organizaron el baile y la gente se divirtió como nunca. La gente se tomaba sus refrescos y realizaba algunas compras desprendiendo un emotivo sentimiento de alegría al ver amables gestos de felicidad.
El domingo, más de lo mismo, triunfando, además de la ‘fira’, el espectáculo infantil de ‘La bruixa maduixa’ a media mañana en la plaça de Borja Moll. Fue tal la asistencia que el propio delegado Carles Grimalt tuvo que ponerse en primera persona a colocar sillas hasta finalizar las existencias. El resto, se mantuvo en un lateral sobre la acera y disfrutó de pie del bonito espectáculo infantil.
Aciertos como este deberían repetirse una vez al mes.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba