ActualidadManacorPorto CristoSin Rodeos

SIN RODEOS: Las obras de la calle Colón, de Porto Cristo, “per llogar cadiretes”

Sí, “per llogar cadiretes” y tirar tomates a una obra de pésimo teatro que lleva un montón de meses en escena. Me refiero a las obras que tiene patas arriba la céntrica calle Colón, de Porto Cristo, cuyo plazo de finalización expiraba el día 20 de abril. Sin embargo, a fuerza de “bises y más bises”, y no, precisamente, solicitados por el sufrido auditorio, lleva más de dos meses de prolongación. Unos excesos por los que no me consta que los perjudicados vecinos de la citada vía hayan levantado la voz. Con un nivel de paciencia que firmaría el más santo de los franciscanos, los vecinos surcan la complicada montaña rusa para llegar a sus casas, cargados de bolsas de compra y los traslados de enseres que implica el inicio de las vacaciones estivales, poniendo en peligro su integridad física con un eventual tropezón, torcedura de tobillo o precipitarse en la cuneta que ha presidido todo el largo y esperpéntico trayecto.
Cuando las no menos enquistadas obras de la primera línea del Port están dando sus últimos coletazos con los definitivos retoques en el Passeig de la Sirena, la calle Colón, muy concurrida antes de las obras, por los residentes, veraneantes y turistas para acceder a la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, al Ambulatorio, o, simplemante, para llegar a sus casas, todavía “luce” con una máquina excavadora que imposibilita caminar por la misma sin peligrosos riesgos, como puede observarse en las imágenes que ilustran este artículo, captadas este mismo miércoles.
Las sucesivas prórrogas otorgadas por el Ajuntament a la madrileña empresa constructora, rozan la ridiculez.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba