ActualidadCoronavirus - Covid-19EntrevistasNoticias

“El Llevant de Mallorca necesita una estrategia conjunta para que sus comercios sobrevivan mejor a esta crisis”

El presidente de la PIMEM, Jordi Mora, cree que la comunicación entre cada uno de los comercios afectados será vital a la hora de encarar mejor esta crisis sanitaria

“El Llevant de Mallorca necesita una estrategia conjunta para que sus comercios sobrevivan mejor a esta crisis”

José María Sánchez

Es licenciado en Ciencias Empresariales, y comenzó su andadura laboral en el grupo Iberostar. Poco después arrancó su carrera como empresario, a la que sumaría años después su ocupación como máximo dirigente de la PIMEM, la federación de la pequeña y mediana empresa de Mallorca. Hablamos de Jordi Mora Vallbona (Barcelona, 1975), presidente de una de las entidades más influyentes de la isla, que se acerca a “Manacor Comarcal” con el propósito de analizar el futuro más cercano que le espera a la pequeña y mediana empresa de Mallorca.

– Como bien sabrá, Jordi, apenas queda un mes para el verano. Muchos establecimientos turísticos del archipiélago balear no van a abrir durante los próximos meses, mientras que otros aún no saben del todo si llegarán a abrir o no. ¿Cómo cree que va afectar este escenario post-coronavirus a la economía balear?

– A diferencia de otras entidades, en PIMEM trabajamos mucho con los datos antes de exponer cualquier opinión, y después de estudiar mucho diversos datos, las conclusiones son bastante claras. El año pasado vinieron 12 millones de turistas a Mallorca, mientras que este año se prevé que vengan unos 3 o 4 millones de turistas, lo que significa que en este 2020 solo va a venir un 25% de los turistas que vinieron el año pasado, turistas que además están más empobrecidos que hace un año, lo cual supone que gran parte de nuestra oferta turística no va a poder abrir. Y digo más, no va a poder abrir, y es mejor que no abra, ya que en casi todos los casos, abrir de nuevo el negocio turístico supondrá aún más pérdidas para todos, especialmente para los autónomos y el pequeño y mediano comercio.

– Desde luego, después de varios años con récord de turistas, pasar a tan solo el 25% de la ocupación turística es bastante preocupante. ¿De todos modos, cree que este tremendo bajón en la ocupación puede tener algún efecto positivo a largo plazo para nuestra economía?

– No lo creo. Después de todo, hay que tener en cuenta que el turismo de masas es el turismo con el cual funciona Mallorca desde hace décadas, y romper con esta tendencia de un año para otro va a afectar mucho a una economía que ya se había acostumbrado a este modelo de negocio. Pasar de un 100% de la ocupación a un 20% o un 25% no es una caída, es una hecatombe. Imagínese si cuando hay una subida o una bajada del 5% ya se considera noticia, bajar casi un 80% en la ocupación turística es algo tan exagerado que cuesta mucho imaginarse como va a repercutir esa cifra en nuestra economía.

– Ya que hablamos del modelo turístico, ¿qué le ha parecido el nuevo plan de reactivación económica planteado por el Govern?

– El decreto planteado por el Govern es una respuesta, en parte, a algunas de las demandas que tanto PIMEM como los sindicatos habíamos puesto encima de la mesa. Dicho esto, reconozco que lo más importante de este decreto para Pimem es el tema de la simplificación administrativa. Me explico. Este decreto ley toca muchos puntos, pero hay un apartado vinculado a la reducción de la burocracia que por fin se ha puesto en marcha, y que era una petición histórica de Pimem. Asimismo, este decreto también toca otros asuntos que desde nuestra federación valoramos de forma muy positiva, como la importancia de poner en valor las energías renovables. Por último, me gustaría añadir que Pimem se ha sumado a la petición de diversas entidades ecologistas, para que las grandes cadenas hoteleras no incrementen un 15% más la ocupación del hotel. En este caso, hablamos de un punto que, bajo nuestro punto de vista debería de ser omitido del decreto, aunque del mismo modo no encontraríamos razonable que por culpa de este apartado no se aprobase el decreto.

– A buen seguro, en muchas de esas reuniones con el Govern habéis tratado muchas de las medidas de ese decreto. Bajo su punto de vista ¿qué medidas considera esenciales para que el pequeño y mediano comercio balear no sufra en exceso esa falta de turistas que va a padecer durante este verano?

– En primer lugar, hay que tener en cuenta que PIMEM es una entidad bastante transversal, ya que aunque nos ocupamos principalmente del comercio, en realidad agrupamos a más de 50 sectores de Mallorca, entre los que se encuentra el turismo, el transporte o los autónomos. Por tanto, nuestras principales medidas son muy transversales, como bien puede ser la simplificación administrativa, ayudas específicas para autónomos o prolongación de los ERTES hasta final de año.

– De este modo, ¿cree que va a ser necesario la prolongación de los ERTES hasta final de año?

– Sí, estamos absolutamente convencidos de que va a ser necesario alargar los ERTES varios meses más, ya que va a haber muchos establecimientos que no van a poder abrir, o que abrirán pero con una cierta moderación, y eso va a afectar a muchos trabajadores. Para decirlo de una forma más clara, o alargamos los ERTES o muchísima gente acaba en el paro.

– Anteriormente hemos hablado de cómo algunos pequeños y medianos comercios de las islas todavía no tienen muy claro si reanudar su actividad o no, ya que tampoco quieren poner en peligro a sus clientes si no tienen todas las medidas de protección necesarias para encarar el Covid-19. ¿Cree que hace falta una mayor información y transparencia de las entidades políticas al respecto?

– Más que falta de información, creo que hace falta una mayor rapidez a la hora de difundir cada uno de los protocolos de seguridad. Tanto para el empresario como para los propios trabajadores, es difícil acomodarse a esos protocolos si estos se publican tan solo un día antes de que se reanude la actividad laboral. Aun así, pienso que en líneas generales, nos estamos adaptando bastante bien a estos protocolos de seguridad, tanto en el sector comercial como en la restauración o el turismo.

– No hay duda de que uno de los lugares de Balears más afectados por este parón va a ser el Llevant de Mallorca, una zona que depende muchísimo de la marcha del turismo. Bajo su punto de vista, ¿qué es lo mejor que puede hacer el pequeño y mediano comercio de esa zona para sobrevivir a estos próximos meses tan complicados?

– Para todo lo que es la zona del Llevant de Mallorca, que es una zona muy amplia turísticamente, es muy importante que exista una estrategia conjunta entre cada uno de los principales actores del turismo de esa zona. Para que esto se cumpla, pienso que el consorcio turístico de Manacor, que agrupa a varios municipios, debe de tener una comunicación constante con todos y cada uno de los comercios de la zona, y así determinar qué establecimientos se abren y cuáles no. No se pueden abrir un par de comercios, y que todos los demás cierren. Mejor apostar por un lugar potente como Cala Millor, por ejemplo, y apostarlo todo a una zona que sabemos que va a ser fructífera para gran parte de la población.

– Por último, Jordi, ¿podría decirme qué lecciones ha sacado usted de esta crisis sanitaria?

– Por ahora, es difícil poder sacar una lección clara de todo esto, ya que a nivel empresarial, estos últimos meses han sido como vivir en una montaña rusa. Cada día, cada semana, cambia todo. En definitiva, creo que lo que están demostrando los empresarios de estas islas, tanto las pymes como los autónomos, es una capacidad de adaptación brutal; deberíamos de poner más en valor la enorme resistencia que están mostrando cada uno de ellos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba