ActualidadNoticias

Finaliza en la Basílica Paleocristiana de Son Peretó la XIII campaña del actual ciclo de excavaciones, iniciado a principios de siglo

Antoni Sureda P.

La Basílica Paleocristiana de Son Peretó, rescatada del olvido de la historia por Mossèn Joan Aguiló, quien realizó a sus expensas la primera de las excavaciones del yacimiento en el año 1912, en lo que va de siglo lleva, con la recientemente finalizada, 13 campañas consecutivas, de tres semanas de duración cada una de ellas. Esta interesante y casi inusual tanda continuada de excavaciones, han sido realizadas por un competente equipo de expertos, dirigido por los Arqueólogos Directores Mateu Riera Rullán y Magdalena Salas, Arqueóloga Conservadora del Museo de Historia de Manacor.
Fue precisamente esta circunstancia de la continuidad y la decidida colaboración municipal, lo primero en ser recordado en la rueda de prensa por parte de Mateu Riera, quien igualmente destacó que en una de las zonas excavada durante estas semanas, si bien no se han encontrado muchas piezas de interés, sí se han hallado pequeños restos, indicios y detalles, datos todos ellos que informan de la organización y sistema de vida del entorno. La última parcela excavada, casi con toda probabilidad podría haber sido una plaza pública o mercado.

También se ha excavado en la zona posterior del ábside de la basílica, considerada como lugar de privilegio para los enterramientos

La teniente de Alcalde delegada Catalina Riera, hizo pública una vez más la firme voluntad del Ayuntamiento de Manacor en continuar con las excavaciones en los tres yacimientos en los que se trabaja en nuestro término municipal: Sa Ferredura, s’Espitalet Vell y Son Peretó.
Por su parte, Magdalena Salas recordó la muy interesante oferta que Manacor puede ofrecer, al conjugar el único yacimiento arqueológico de la época paleocristiana tardía, con el Museo de Historia de Manacor, en donde se guardan los mosaicos recuperados a principio del siglo 20 y por los cursos que pronto se iniciarán en el yacimiento.
Independientemente de la excavación, situada hacia el norte del yacimiento, se ha trabajado en la parte posterior al ábside, considerado lugar de más honor para los enterramientos. En estas tumbas, de gente muy joven, se han encontrado superpuestos diversos esqueletos, junto a una moneda todavía sin datar y una “tècula” o teja plana con una…

TODA LA INFORMACIÓN Y MÁS FOTOS EN LA EDICIÓN IMPRESA DE «MANACOR COMARCAL»

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba