Entrevistas

Entrevista a los artistas «encantats»: Sebastià Riera Pocoví

La iniciativa de “Manacor Encantat” se ha convertido en uno de los pilares más representativos de estas “Fires i Festes de Primavera” de Manacor, y no podemos olvidarnos del importante papel que han tenido los artistas Sebastià Riera Pocoví y Toni Galmés Bennasar.
Los creadores de las fantasiosas figuras nos han concedido una entrevista para conocer, de primera mano, el complicado y laborioso trabajo que este proyecto trajo consigo. Meses de duro trabajo y creatividad, con el fin de ejecutar una idea propuesta desde el Ajuntament y adecuada por los artistas para completar un proyecto escultórico de ruta alrededor del centro de la localidad. Sebastià y Toni nos ponen en contexto y nos cuentan los detalles del novedoso “Manacor Encantat”.

-Sebastià Riera Pocoví-

Sebastià, cuéntanos. ¿Cuáles fueron los primeros pasos del proyecto?

Desde el Departament de Comerç se pusieron en contacto con Toni y conmigo, y nos dijeron que querían poner en marcha el proyecto “Manacor Encantat”. Desde ese momento, nos dieron vía libre para poner en marcha nuestra imaginación. Nos preguntaron qué creíamos que podía encajar mejor en el municipio a partir de esta primera idea, y pensamos en las setas, como un elemento sencillo y que podían encargarse los propios comercios de cuidar. Ellos son los responsables de exponerlos por la mañana y recogerlos por la noche, ya que no son tan resistentes como las demás figuras. También el Ajuntament contó con nuestra opinión a la hora de decidir el lugar de cada una de las figuras, y adecuamos la temática a los grandes protagonistas.

¿Qué figuras se plantearon en el inicio del proyecto? ¿Hubo otra temática propuesta sobre la mesa?

La figura del gran árbol me apetecía mucho. Lo tenía claro. Ya hacía tiempo que pensaba en un proyecto parecido. Mi idea era instalarlo en un foravila y dejar que la naturaleza siguiera su propio curso hasta adueñarse de la obra. El dragón también era un proyecto que tenía en mente desde hacía tiempo. Ya había trabajado y elaborado pequeñas figuras de dragones, y la dimensión de este nuevo dragón era todo un reto. Me apetecía mucho. El Ajuntament nos ofreció el proyecto de “Manacor Encantat” y propuso la configuración de algunas figuras que marcaban la línea de la temática. Me propusieron al principio realizar la figura de una lechuza con un sombrero de mago y una varita mágica. Pensamos que no era la mejor opción y desviamos la propuesta más hacia los mundos de Tolkien y el Señor de los Anillos. Con la temática clara, era importante determinar la perspectiva de la idea. Algunas esculturas son de carácter más infantil, como la hada, el gnomo o el Pegaso, y era importante también exponer figuras más vinculadas al entorno juvenil. El dragón se adecuaba perfectamente a ello, con la importante vinculación con la famosa serie de Juego de Tronos. De este modo, también se pudo reaprovechar figuras del Ajuntament como el dragón de la plaça Ramon Llull o la copa de na Camel.la.

La labor que habéis realizado es espectacular. ¿Cómo habéis trabajado?

Toni y yo nos pusimos desde el primer momento en contacto, con el fin de determinar la localización de las figuras y el contexto del proyecto, pero las esculturas las realizamos por separado. En un inicio empezamos con pequeñas piezas, y cada uno las trabajaba en su taller. Día y noche a contrarreloj. La labor era incesante y, cuando tuvimos que completar la protección de las obras y trabajar las piezas más grandes, pedimos al Ajuntament un espacio para culminar las esculturas. Nos ofrecieron la nave situada al lado de la rotonda de Felanitx, donde se guardan las carrozas de las cabalgatas. Allí colocamos la fibra de vidrio a las esculturas y completamos el duro trabajo. Amigos y compañeros se ofrecieron a ayudarme y les agradezco a todos su implicación.

En cuanto al material utilizado, ¿cómo habéis conseguido proteger las esculturas de la lluvia y el mal tiempo?

Era un importante factor a tener en cuenta. Por ello, este es uno de los motivos por los que me alegro especialmente de que hayan contado con nosotros para realizar esta complicada labor. Parece que no, pero Manacor tiene una gran escuela de fogueroners de Sant Antoni. Trabajar en ello es complicado, pero además conseguir mantener estas esculturas durante tanto tiempo en el exterior era otro factor a tener en cuenta. Yo ya había realizado alguna figura en Artà y Son Servera utilizando la fibra de vidrio, con el fin de perdurar las obras. Sabíamos que era el material idóneo para incrementar la protección de las figuras, pero también debíamos tener en cuenta las limitaciones que este producto implica, ya que este material es difícil de utilizar y requiere mucha protección. Además, estropea todos los pinceles después de usarlos sobre el compuesto y debe utilizarse mucha resina de poliéster para ejecutar cada escultura. La textura también es un factor a tener en cuenta, ya que tiene un acabado muy alisado, como podemos ver con el dragón. En cambio con el árbol, me interesaba un acabado rugoso, con el fin de aparentar mejor el formato de tronco. Como ya había realizado un disfraz de tronco, pensé en utilizar el mismo tipo de material, la espuma de poliuretano. Este es más frágil, pero puede aguantar bien en el exterior. Lo que no aguanta este, ni ningún material, son las personas incívicas.

¿Ha habido algún incidente que debamos lamentar?, además de la ruptura de un asa de la copa situada en Na Camel.la a los pocos días de colocarse.

Por suerte, y en general, las esculturas han sido cuidadas por los vecinos de Manacor. El único incidente que debemos destacar es el impacto que ha creado entre algunas familias de animales de Manacor. Un grupo de gatitos se ha instalado en lo alto del árbol de Sa Bassa y se dedican a arañar la espuma como si de un tronco real se tratase. Han atravesado la resina y he ido personalmente a reparar los imperfectos creados en la figura. Un acontecimiento difícil de preveer y complicado de remediar. Aún así, nos hemos puesto en contacto con la asociación de gatos de Manacor para intentar encontrar una solución. Se ve que hemos hecho tan bien el árbol que hemos engañado a la pequeña familia de gatos y se han apoderado de la gran figura.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba