“El archipiélago debe recuperar esa industria local que ha perdido con los años”

0

El presidente de PIMECO, Toni Fuster, advierte de la necesidad de recuperar la industria balear para no depender excesivamente del turismo

“El archipiélago debe recuperar esa industria local que ha perdido con los años”

José María Sánchez

Proviene de una familia que ha trabajado en el pequeño comercio desde los años 30, lo que en gran parte explica su liderazgo al frente de PIMECO desde hace más de dos años. Hablamos de Toni Fuster, presidente de la entidad balear PIMECO, la asociación empresarial más importante de Mallorca en el sector del Pequeño y Mediano Comercio.

– A lo largo de esta última semana, diversas entidades de las islas han criticado la falta de concreción del Gobierno a la hora de planificar mejor la escalada para lugares tan turísticos como Balears. ¿Hasta qué punto se puede ver afectado el turismo balear por el diseño de esta desescalada?

– No existe ninguna duda de que el turismo se está viendo afectado por esta desescalada, aunque lo peor de todo este asunto es el hecho que ha provocado esta desescalada, que es la pandemia que estamos sufriendo desde hace unos meses. Del mismo modo, hay que recordar que el 90% del PIB de nuestra isla proviene del comercio turístico, y una pandemia como esta afecta muchísimo al turismo en cualquier lugar, y más en un destino como nuestras islas.

– Algunas voces del sector turístico afirman que Balears posiblemente sea la comunidad más afectada por esta crisis, debido a nuestra gran dependencia del turismo. ¿De qué manera crees que afectará al pequeño y mediano comercio balear esa falta de turismo durante los próximos meses?

– En este aspecto, es importante tener en cuenta que más del 80% de los puestos de trabajo que hay en nuestro archipiélago provienen directa o indirectamente del turismo. De este modo, si los hoteles y los aeropuertos siguen cerrados y la costa vetada a cualquier tipo de incursión en nuestras playas, el turismo que recibiremos este año será muy escaso, sobre todo si lo comparamos con los números que ha cosechado nuestro archipiélago a lo largo de los últimos años. Por lo tanto, este año casi todo el turismo que recibiremos procederá de nuestro propio país, y no de países extranjeros.

– Bajo su punto de vista, ¿qué debería de hacer la pequeña y mediana empresa balear para garantizar un servicio seguro a sus clientes durante los próximos meses?

– Desde PIMECO, nos hemos preocupado mucho por nuestros socios, para que puedan afrontar con toda clase de garantías esta vuelta al trabajo. De hecho, cualquier normativa que nos llega desde la Conselleria de Comerç al instante se comunica a nuestros socios, con el fin de que sus comercios no se vean excesivamente afectados durante esta desescalada.

– Ya que existen muchos tipos de negocios, ¿No cree que hace falta una mayor información respecto del protocolo de seguridad que deba seguir cada establecimiento?

– Sí, eso es algo en lo que también estamos de acuerdo en nuestra entidad. De hecho, a mí personalmente me preocupan bastante todos aquellos comercios vinculados con la ropa y el calzado, ya que son un tipo de establecimiento que presenta muchas dificultades a la hora de lidiar con el Covid-19. No podemos olvidar que en estas tiendas, los clientes necesitan probarse la ropa que desean comprar, y el contacto con las prendas que tocamos es muy alto. De este modo, en este aspecto aún estamos buscando un producto que a nivel sanitario sea eficaz, y elimine con rapidez todos aquellos virus y bacterias que se impregnen en las prendas de vestir.

– Observando este conflicto desde un punto de vista más geográfico, ¿cree que hay lugares de las islas que se van a ver más afectados que otros por esta crisis sanitaria?

– Sin ninguna duda, tan solo hace falta mirar cómo evoluciona cada una de las islas durante estas últimas semanas. Formentera ya lleva más de una semana en la fase 1, mientras que el resto de las islas tan solo llevamos unos días en ella, aunque en este aspecto pienso que Menorca y Eivissa también podrían haber entrado en la fase 1 al mismo tiempo que Formentera. Por suerte, nuestro archipiélago se encuentra en una situación bastante ventajosa respecto a la gran mayoría de las comunidades autónomas del país, por lo que el archipiélago balear es un destino turístico seguro a diferencia de otros lugares del mundo.

– El nuevo plan de reactivación económica del Govern ha asegurado tener como objetivos prioritarios el refuerzo del sector público y la apuesta por un modelo económico menos dependiente del turismo. A la espera de que se especifiquen del todo esas medidas del Govern, ¿cómo valoras este nuevo paso del Ejecutivo balear?

– En primer lugar, y antes de entrar completamente en materia, desde PIMECO tenemos muy claro que el cambio de modelo industrial que necesita las islas no se va a hacer de la noche a la mañana, a pesar de que tenemos lugares como Inca o Manacor que han sido pioneros en la industria del calzado o de la piel, del mismo modo que tenemos un sector agrícola muy sólido. De este modo, y para no ser una región tan dependiente del turismo, creo que el archipiélago debe recuperar esa industria local que ha perdido con los años, y parece que los pasos del Govern van en cierta medida en esa dirección, algo que valoro de forma bastante positiva.

– Por tanto, ¿cree que esa diversificación de la economía de la que habla el Govern podría favorecer al pequeño y mediano comercio balear?

– No tengo ninguna duda de que a medio o largo plazo, las Pimes de nuestra comunidad se verían enormemente favorecidas por este cambio en nuestras políticas económicas, aunque para que este cambio se produzca es importante concienciar a la ciudadanía de los beneficios de darle a nuestra industria local una mayor prioridad, y así conseguir una mayor redistribución de la riqueza. La economía circular, que consiste en aprovechar al máximo cada uno de los recursos disponibles, debe de ser la agenda económica del futuro, y no solo para Balears.

– Por otro lado, la oposición ha reclamado al Govern que elimine la ecotasa para este año y el siguiente, del mismo modo que también ha exigido la ampliación del pago de las prestaciones de los trabajadores fijos discontinuos hasta el inicio de la temporada 2021. ¿Considera que este tipo de medidas pueden beneficiar de algún modo al sector empresarial que usted representa?

– Sí, indudablemente, sobre todo la importancia de ampliar las prestaciones a los trabajadores fijos discontinuos creo que es clave para ayudar a muchos trabajadores durante estos meses tan caóticos. Asimismo, puede que la ecotasa sea durante estos meses un hándicap importante a la hora de atraer turismo, aunque también es cierto que muchos países la siguen manteniendo a pesar de esta crisis sanitaria. Quizá no haga falta eliminar la ecotasa temporalmente, y tan solo baste con suavizarla un poco durante estos meses tan complicados.

– Por último, Toni, ¿podría decirme qué lecciones ha sacado usted de esta crisis sanitaria?

– (Piensa unos segundos) Es una muy buena pregunta… bajo mi punto de vista, más allá de todas las lecciones políticas o económicas que podemos sacar de todo este asunto, que son muchas, durante estos meses me he dado cuenta de lo valiosa que es la convivencia con toda aquella gente que apreciamos. Algo tan rutinario y normal como son los abrazos, que es algo que hacíamos todos los días antes de que todo esto comenzara, es algo que yo echo tremendamente de menos. De un modo u otro, esta crisis nos ha enseñado el valor de apreciar todo aquello que más queremos.

Deja una respuesta