ActualidadSin Rodeos

SIN RODEOS: “Vuelta al cole”, el drama en la economía familiar que va en aumento

Todos los años, por estas fechas, las familias se ven obligadas a soportar un gasto extra referido a la escolarización de los hijos e hijas. Un dispendio que siempre ha ido en paulatino aumento, y este año mucho más por la desbordante inflación imposible de soportar y por el encarecimiento de los productos entre los que destaca, entre otros, el precio del papel, que es del orden del cincuenta por ciento.
La familias económicamente débiles, que en España por desgracia son mayoría, se ven imposibilitadas para afrontar los gastos de escolarización de sus retoños, y la compra de libros es quizá el problema más acuciante, además de obligado cumplimiento. Los padres y las madres intentan lo que en muchas ocasiones es imposible. Me refiero a hacerse con el dinero suficiente para afrontar los gastos. Ir al banco para un préstamo sin garantías para la entidad bancaria, o sin tener una nómina de suficiente cuantía para avalar el empréstito, es perder el tiempo. Ya sabemos que los bancos y cajas, le dan a uno “una patada en el trasero” si pides un préstamo sin las garantías suficientes para su devolución, más los intereses.
Lo que no es de recibo son los consejos del Govern de les Illes Balears, a través de la Conselleria de Consum, acerca de las compras de la “vuelta al cole”: Reutilizar los libros, planificar las compras, comparar precios, escalonar gastos…, son algunos de los consejos de la Consellería a las familias, muchas de las cuales siguen sin solucionar el problema, a pesar de los “consejos”.
Los gobiernos de España, el actual y todos los anteriores que han gobernado en la actual democracia, no han abordado nunca con la seriedad necesaria el artículo de la Constitución Española que contempla con una claridad meridiana que la escuela debe ser gratuita. Un artículo que los gobernantes no deben haber leído. Y si lo han hecho, se lo habrán pasado por el forro.
Si bien es verdad que los colegios públicos son gratuitos, no es menos cierto que sin los libros de texto no hay enseñanza que valga.
La enseñanza gratuita implica que los libros sean entregados al alumnado sin cargo alguno. Así podría entenderse la escuela gratuita que cita la Carta Magna.
Es increible que los partidos políticos en la oposición no reclamen ese derecho constitucional a los que mandan. No sé si será por que cuando ellos gobiernen tampoco tengan intención de cumplir la Constitución a este respecto.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba