Entrevistas

Moha Oulhri, presidente de la A.D. Marroquís: «Los aficionados contrarios nos dicen ‘¡moro de mierda!, ¡vete a tu país!’, y eso no se puede tolerar»

Contactamos con Moha Oulhri, presidente del único club federado de España formado íntegramente de marroquís, el A.D Marroquíes de Manacor. Un equipo formado hace unos años con la intención de acercar el deporte a la sociedad, reduciéndose los costes al precio de las fichas. Actualmente cuentan con una de las plantillas más amplias del campeonato, ya que muchos jugadores marroquíes de la isla quieren venir a jugar en este equipo.


-Moha, cuéntanos un poco sobre la actualidad del club. ¿Cómo está compitiendo el equipo? ¿Cómo lleva la plantilla este mes combinado de Ramadán y liga?

Es muy difícil. Algunos de los chicos no quieren venir. Están cansados y centrados en el Ramadán. En la pasada jornada tuvimos que ir a Son Cladera con medio equipo del juvenil. Aguantamos bien la primera parte, pero en la segunda parte todos pedían el cambio.


-Me comentan que sois el equipo de Manacor que más jugadores tiene en plantilla, ¿Cuantos sois actualmente? ¿A qué se debe?


-Ahora mismo somos 24 jugadores en el primer equipo y 25 en el juvenil. Cada día me escriben jóvenes para venir a jugar. Ayer mismo me habló uno para incorporarse pronto a los entrenamientos. No sé a qué se debe. Yo soy un presidente que hace las cosas bien y cuida a sus jugadores. Muchos de los equipos rivales vienen con doce o quince jugadores y miran nuestro banquillo con envidia. Viene gente de Inca y Palma incluso para jugar con nosotros. Muchos son chavales que tienen sus historias y jugar con nosotros significa mucho para ellos. Nuestro equipo se ha convertido para muchos marroquís en su selección.

-Todos los jugadores son de origen marroquí? ¿Tenéis intención de incorporar jugadores mallorquines o de cualquier otro origen?


-Todos los jugadores son de origen marroquí, excepto dos colombianos. En la directiva pasa igual. Casi todos somos marroquíes, menos el entrenador de los juveniles que es español. Aun así, la base es de jugadores y directivos marroquís siendo el único club federado de España donde ocurre así. Y esto, a veces, se convierte en un problema cuando visitas la mayoría de los campos de Mallorca. Mucha gente tiene la cabeza cuadrada y cuando saben que somos nosotros nos tratan mal. De todas formas, estaríamos encantados de recibir a cualquier chico, todos son bienvenidos, sean del origen que sean. Seria muy bueno para nosotros, pero muchos padres no quieren traer a sus hijos.

-Una pregunta que creo que es importante. En unos cuantos partidos de la temporada habéis tenido problemas con el árbitro o con el equipo rival ¿Por qué regularmente pasa esto en los partidos del primer equipo?

Ahora te voy a explicar. En todos los campos que visitamos, en todos, tenemos que escuchar directamente la palabra “moro de mierda”. Mira, hace dos jornadas jugamos en casa del Santa Margalida, líder de la liga. Primera parte 1-1. En la segunda parte el árbitro, con cualquier palabra de nuestros jugadores enseñaba amarilla. 9 amarillas. Tres jugadores expulsados. No hubo ninguna entrada agresiva, ni un golpe ni nada. Solo algunas reclamaciones al árbitro. Y el árbitro no dialogaba, solo mostraba amarillas. Te cuento más. Minuto 90 y el partido queda 1-1. Estábamos con 8 jugadores en el campo. Ellos no conseguían meter gol y el árbitro añade 11 minutos, te imaginas. Nosotros con 8, y en pleno ramadán, nos marcan en el minuto 56 de la segunda parte gol. Cuando termina el partido los rivales se ponen a celebrar la victoria. Yo bajé a ver al árbitro y al entrenador rival y le dije que era una vergüenza toda la película que se habían montado.
Cuando lo chicos volvían a casa estaban muy decepcionados. Por eso no quisieron viajar a Son Cladera. Después de luchar con todas la fuerza al final perdemos de esta manera. No robaron el partido. Todos los jugadores se preguntaban “¿Porque tenemos que ir a Son Cladera la semana que viene?


-Y en el partido que jugasteis en Sa Torre frente a Ses Salines? ¿Qué pasó?

-Aquí hubo un problema grande… El partido se le fue de las manos al árbitro. Él era un policía local de Artà o nose donde, y todo se descontroló. Nosotros veníamos de recibir pedradas en el partido anterior de ida en Ses Salines y terminamos perdiendo, y en el partido de vuelta, en esta ocasión en casa, estábamos ganando. Minuto 87, 2-1 y expulsan a nuestro portero por decirle algo al colegiado. Resulta que la grada estaba llena de aficionados nuestros y la esposa del árbitro veía el partido en la grada. La grada se puso a insultar al árbitro y la novia se encaró con algunos espectadores del partido. En ese momento de tensión, la mujer se pone a gritar “mi amor, mi amor, me han pegado”. El colegiado sale del terreno de juego y sube a la grada. Automáticamente llamó a la policía nacional y local mientras la gente se va del estadio. No pitó ni el final del partido. Él nos amenazó que daría los tres puntos al equipo rival. Suerte que había un delegado de la federación en la grada y lo vio todo. El delegado estaba allí y contó todo lo que paso, que fue una disputa sin ningún tipo de agresión. Desde entonces, el árbitro no puede volver a pitarnos.

-Os habéis puesto en contacto con la federación o con algún organismo para explicar lo que sucede en alguno de vuestros partidos?

Yo he avisado a todos los de la federación y me dicen que pida una hora con el presidente para comentar lo que pasa en nuestros encuentros. También llamé al presidente de los árbitros y a la federación y me dijeron que no podían hacer nada. Me contestaron sobre lo que les comenté y me dijeron que era una barbaridad, que no puede ocurrir.

¿Cuál es el futuro del club? ¿Como pensáis arreglar estos problemas que están sucediendo en el primer equipo?

-Tercera Regional es una guerra, y nos estamos planteando desde la directiva renunciar al primer equipo en la próxima temporada. Es muy complicado. En los juveniles no tenemos estos problemas. Sufrimos mucho. Si la cosa siguen así vamos a plantear quitar el equipo. Las disputas son permanentes y siempre parecemos nosotros los malos. Incluso si gravamos o fotografiamos un partido los padres del rival nos amenazan que no quieren que sus hijos salgan en el video. Los aficionados nos insultan a la mínima entrada con las palabras “moro de mierda, vete a tu país” y esto es un insulto racista que no pude tolerarse. Y los jóvenes con temperamento contestan y se pelean y luego tenemos lio. Aún no hemos tomado la decisión definitiva, pero tenemos que mejorar el proyecto o quitar el equipo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba