Entrevistas

Entrevista a Miquel Oliver, Batle de Manacor: “Todos los vales serán abonados a los comercios en un plazo de varios días, porque tenemos todo el sistema informatizado”

Antoni Sureda P.

El lunes 23 de noviembre, pese a todos los problemas derivados de estar gestionando una ciudad de más de 42.000 habitantes en tiempos de pandemia, una buena parte de las presiones que condicionaban a la Administración Municipal, pasaron a un segundo plano con el anunciado decreto por el que la Presidenta de la Comunidad Autónoma Francina Armengol, el martes 24 de noviembre levantaba el confinamiento perimetral del núcleo urbano principal del término municipal de Manacor. Con dicha decisión a ojos vista y con solo transitar por las calles de la ciudad, no era difícil captar una cierta bajada de la tensión de los ciudadanos en general y particularmente de buena parte de empresarios y comerciantes locales, que con dicho confinamiento habían visto seriamente mermados sus ingresos. Por su parte, el Alcalde Miquel Oliver, se vio en parte liberado de una presión muy especial que le llegaba de rebote, dado que los ciudadanos tienden a exteriorizar sus protestas ante “su” Ayuntamiento, aunque no sean las autoridades municipales las que hayan decretado o decidido una situación determinada.

– Alcalde, hoy finalizan unos problemas transferidos por decisiones que no tomasteis y que creo que no hubierais tomado aún siendo temas de vuestra responsabilidad… ¿Cómo lo habéis vivido y qué decisiones ha sido posible tomar a raíz de la situación creada?

– Si me permites, haré un poco de retrospectiva de cómo se generó la situación creada entorno a un tema sanitario, que salvo cientos de años atrás nunca había tenido que plantearse la Administración Municipal, y por ello hemos tenido que ser muy creativos y responder a una serie de “imputs” que a veces son incluso difíciles de analizar. Así, al principio del confinamiento nos fijamos mucho con lo que ocurría en la calle y lógicamente también dentro del propio Ajuntament, ya que hay que recordar que es una empresa de más de 400 trabajadores y en principio intentamos gestionar sobretodo la parte de la comunicación, que en un principio fue algo complicada. Veníamos de un verano con algo más de relajación, pero luego finalizamos en una situación que no se dio en otro Consistorio de Mallorca como fue el confinamiento. En Manacor, no sólo se confinó a 30.000 habitantes, sino a una Capital de Comarca con todo su tejido empresarial y de servicios, en donde se necesita estar al tanto de todas las medidas sanitarias porque debemos tener en cuenta donde estamos y cual es la responsabilidad que nos compete, tanto por parte de los ciudadanos en general como por los políticos que estamos al frente del Ajuntament. Luego hay que tener la empatía y saber dar respuesta a todos estos empresarios, porque lo han pasado muy mal al no tener la clientela a la que estaban acostumbrados y que les permitía seguir adelante. Todo en su conjunto ha sido algo así como intentar apagar sin medios suficientes los fuegos que iban surgiendo del nerviosismo de unos y otros. En unos días parecía que los números eran propicios a que la Conselleria levantara el Confinamiento y en otros no. Posiblemente sufrimos el rebrote causado por el “Halloween”, que nos obligó a centrarnos más en ciertas costumbres que en los negocios de la ciudad. Llegaron las manifestaciones, concentraciones y pitadas que de verdad llevaron a situaciones por una parte comprensibles, pero también desagradables, especialmente por ver a Manacor en esta situación, que además salía cada día reflejada en los periódicos.

– Así y todo, por los datos que voy recogiendo sin ánimo de realizar ninguna encuesta, me consta que tanto el Equipo de Gobierno, como en el proceder de la Alcaldía, se han ganado muchos puntos… Con única excepción: Algunos ciudadanos consideran que como Alcalde de Manacor debisteis haber trabajado en que los grupos de la oposición se sumasen a la labor del Equipo de Gobierno. ¿Lo intentasteis de verdad alguna vez?

– Creo que esta cuestión está ligada con la anterior respuesta. El consultar con la oposición es lo que han hecho anteriores alcaldes ante temas como la aprobación de unos presupuestos y otras cuestiones como las fiestas de Navidad o Sant Antoni en las juntas de portavoces, en donde se comentaban múltiples aspectos de la Administración Municipal. Durante la actual situación, todo ha sido como una especie de locura y naturalmente no podíamos hacer muchas cosas más que ir informando día a día de la situación. Particularmente hacía partícipes a los concejales de la oposición de todos estos datos. Hemos sabido enfrentarnos a cada uno de los problemas planteados y también hemos sido críticos en algunas de las medidas implantadas por el Govern Balear, en donde asumimos algunos planteamientos procedentes de los partidos de la oposición. Es verdad que durante el confinamiento no hemos convocado Juntas de Portavoces, pero sí reuniones telemáticas una vez finalizadas las Sesiones Plenarias.

– He seguido telemáticamente todos los plenos celebrados y nunca he podido visionar alguna de estas reuniones.

– Por lo que respecta a la celebración de los Plenos, éstos se podían seguir en directo y quedaban colgados en la web del Ajuntament, pero el intercambio de consultas posteriores a las sesiones oficiales, no se transmitían en abierto ni quedaba constancia grabada de ellas.

– Poder seguir estas reuniones hubiese sido interesante y creo que muy bien valorado, Alcalde…

– La intención no ha sido la de esconder nada. Se cortaba la emisión porque ya no eran parte de las sesiones oficiales y el diálogo ya era de tu a tu, sin los formalismos habituales de tratamiento propios de una sesión plenaria. Al final de estos dos últimos Plenos convocados hemos valorado muchas cuestiones, incluso aquellas que posteriormente transmitíamos a las autoridades sanitarias, especialmente en las peticiones de más pruebas por PCR y otros temas. Personalmente valoro la respuesta de la oposición, aportando sus propuestas sobre cada uno de los temas planteados. Gracias a ello, las propuestas presentadas a las autoridades sanitarias por el Equipo de Gobiernos han sido el reflejo de los debates y fruto de un digamos consenso previo.

– Sigo pensando que es una lástima que la población no haya podido seguir el desarrollo de estas digámosles consultas o conversaciones. Pero ya que está hablando de las Sesiones Plenarias, creo necesario comentarle algunas de las observaciones comentadas por algunos de los espectadores y espectadoras telemáticos que las siguen… ¿Podría aclararnos  el por qué cuando un grupo político, sea del gobierno o de la oposición, está de acuerdo con una propuesta o moción presentada por otro grupo, en vez de votar positivamente opta por la llamada abstención positiva, como la del caso de la incorporación al presupuesto de los más de 2.700.000 euros del remanente de ejercidos anteriores?

– Se trata de abstenciones en positivo como las que se registraron en la propuesta de eliminación de la tasa de ocupación de la vía pública para el próximo año.

– ¿Todo en aras a no dar la razón al adversario político…?

– También considero que una abstención, aunque sea en positivo, cuando un tema no es propenso a confusión de ninguna clase y que beneficia a los administrados, hay que entenderlo simplemente como un no querer votar a favor. Cuando la incorporación del remanente, hice una observación muy clara en este sentido; no veo otra explicación que la de unos celos incomprensibles y especialmente muy fuera de lugar. No fueron capaces de tener presente lo que representan estos más de 2.700.000 euros para muchos de los ciudadanos y ciudadanas de Manacor y el comercio en particular.

– ¿Cómo han recibido los comerciantes de Manacor la promoción de los 2 vales de 10 euros por cada uno de los ciudadanos y ciudadanas empadronados en el término municipal de Manacor?

– Creo que en términos generales lo ven bien y por varios motivos: Estos veinte euros entregados a cada uno de los ciudadanos y ciudadanas empadronados en el término municipal de Manacor y destinados a cubrir un mínimo de dos terceras parte de una compra de 30 euros, ofrece una doble vertiente positiva. Una de ellas, la más clara y evidente es el beneficio del ciudadano, que pone de su bolsillo sólo una tercera parte de lo que compra. Para el comerciante y suponiendo que sólo se compra por un valor de 30 euros, a una tercera parte o más la cobra al contado y al final de la campaña de un mes de duración podrá canjear los vales con dinero.

– ¿Da el Ajuntament garantías de que el pago será rápido?

– Todos los vales serán abonados en un plazo de varios días, porque tenemos todo el sistema informatizado y la procedencia de dichos vales se identifica al momento. Este sistema de ayuda con vales de compra a los ciudadanos no es un invento nuestro. Para ello hemos seguido la plataforma que se implantó en Valladolid, de la que sabemos que fue un éxito rotundo. Ellos sacan cada 15 días 5.000 vales de 10 euros. Por nuestra parte hemos decidido concentrarlo todo en el mes de diciembre por motivo de las fiestas navideñas, y que como muy bien informó la delegada del área de Economía Maria Antònia Truyols, si hay vales que no se hayan utilizado, serán de nuevo a la ciudadanía al mes siguiente. Estoy convencido de que la totalidad de los comerciantes de Manacor se apuntarán a esta campaña. Tampoco descartamos que si esta campaña tiene éxito, la repitamos cuando una nueva incorporación de remanente.

– De todos modos Alcalde, os supongo muy consciente de que con el levantamiento del confinamiento perimetral de Manacor ciudad, esto ni mucho menos se puede dar por acabado.

– Somos muy conscientes de ello y nuestras más inmediatas preocupaciones, se centran en ver como podemos terminar con una buena evolución el final de año, ya que no debemos olvidar que son fechas de reuniones y encuentros entre amigos y familiares. No en vano los sanitarios apuntan a un nuevo rebrote coincidiendo. Pero creo que los ciudadanos y ciudadanas de Manacor hemos aprendido como hacer las cosas, dado que en una semana y media hemos bajado los datos adversos de una forma muy importante. Sabemos hacerlo, llamaremos a la responsabilidad individual, sin perjudicar a nadie, ni interrumpir una buena evolución de los comercios y empresas. Manacor no puede ser de nuevo protagonista en negativo.

– Puede que haya que pedir algunas “cosas” al Govern Balear… ¿No cree?

– Precisamente cuando apuntabas que “eso no se había acabado”, hay que añadir algo muy importante como es el pedir responsabilidad y corresponsabilidad al Govern Balear en forma de una línea de ayudas que vayan destinadas al comercio. Estamos convencidos de que si el Ajuntament de Manacor ha sabido establecer una línea de ayudas, el Govern Balear, también puede hacer otro tanto.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba