Entrevista a Maria Duran: “La nueva ley de libertad sexual es muy positiva”

0
José María Sánchez
Es socia fundadora de entidades como el Lobby de Dones de Mallorca, la Asociació Balear per la Defensa de la Infància Maltractada o de la European Woman Lawyer Association. Asimismo, también dirige el Institut Balear de la Dona desde hace varios años, aunque principalmente trabaja como abogada especializada en la defensa de los derechos de las mujeres y los derechos humanos. Hablamos de Maria Duran i Febrer (Manacor, 1953), una de las mayores expertas en feminismo de las Islas, que se acerca a “Manacor Comarcal” cuando se cumple un nuevo aniversario del Día de la Mujer.
– Hace apenas unos años, el Día Internacional de la Mujer pasaba sin pena ni gloria. En la actualidad, gracias al movimiento feminista, el 8 de marzo ya se ha convertido en uno de los días más importantes para una parte de la sociedad. ¿Cómo asume usted este hecho?
– Reconozco que estoy muy satisfecha respecto a la gran sensibilidad que está mostrando la ciudadanía ante este día, tanto hombres como mujeres. Por suerte, el 8 de marzo se ha convertido en un día de celebración, pero también de reivindicación, ya que aún queda mucho camino para la igualdad.
– Esta semana, el Ministerio de Igualdad ha aprobado la ley de libertad sexual, una norma que pretende luchar contra la violencia sexual en todas sus formas. ¿Qué opina respecto a la llegada de esta nueva ley?
– Creo que es una ley muy positiva, especialmente por la entrada definitiva del “sí es sí”, que pasa por castigar como delito la falta de consentimiento en cualquier acto sexual. Esto me parece muy relevante, porque realmente es el punto neurálgico de este conflicto. Asimismo, también me parece muy importante que se vuelva a retomar el delito de violación, porque hasta ahora todo este tema estaba demasiado confuso, y no se sabía con claridad las diferencias entre abuso y agresión sexual. Gracias a esta aclaración, seguramente evitaremos en un futuro escándalos como el de La Manada, que en un primer momento fueron condenados culpables de un delito de abuso sexual, y no de agresión.

Presentación del “Dia de la Dona”

– En lo que llevamos de año ya han muerto 11 mujeres por violencia de género. Si los números avanzan a este ritmo a lo largo del año, el número de víctimas a causa del machismo sería incluso mayor que el año pasado. ¿Cree que existe una contrarrevolución del machismo ante este auge del feminismo?
– Por supuesto, es indudable de que existe un contrataque por parte del machismo al movimiento feminista. Tanto a nivel argumental, donde se recuperan argumentos de hace 50 años o más, así como por el hecho de que cada vez más niños y niñas se inician en la sexualidad a través de la pornografía, a la cual tienen acceso desde una edad muy temprana. De hecho, creo que este último asunto debería de hacernos pensar en la necesidad de repensar nuestro sistema educativo, y de introducir una materia en la que se trate la educación afectivo-sexual, que sería el contrapeso perfecto a ese falso aprendizaje de la sexualidad a través de la pornografía.
– Ya que ahora ha sacado el tema de la educación, ¿Qué espera usted de la nueva ley de educación ideada por el actual Gobierno?
– Considero que esta nueva ley educativa tiene un aspecto muy importante que merece la pena señalar, ya que esta ley vincula las subvenciones a los centros concertados a que haya planes de coeducación, lo que supone un avance muy importante en igualdad de género. Yo siempre he defendido que la coeducación no solo sirve para aprender el respeto a las mujeres, sino también para aprender a respetar a todas aquellas personas que tildamos como “diferentes”, ya sea por razones étnicas o de diversidad sexual. Por tanto, creo que es un gran acierto que se impulse una mayor coeducación en los centros escolares concertados.
– ¿Teme que la creciente influencia que tiene VOX sobre PP y Ciudadanos acabe por ralentizar o detener parte de los avances que pueda conseguir el Gobierno en materia de igualdad de género?
– Por supuesto, eso es algo que me preocupa bastante, ya que VOX ha conseguido que el PP haya hecho propias algunas reivindicaciones que hace un par de años eran impensables. Eso sí, el discurso de la extrema derecha no solo ha influido a sus competidores políticos; también ha influido a toda la sociedad. De hecho, creo que aún estamos digiriendo el éxito de VOX, y precisamente por eso, todavía no existe una estrategia clara de parte de los medios y del resto de la clase política, a la hora de encarar a la extrema derecha.


– Hace tres años que se desarrolló el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, donde se introdujeron una serie de medidas que tenían como objetivo luchar contra la violencia machista. A lo largo de estos tres años solo se ha desarrollado el 25% de las medidas establecidas en el pacto. ¿Es optimista de cara al futuro desarrollo de este pacto?
– Sí, en este aspecto soy moderadamente optimista. Es cierto que vamos con un cierto retraso, sobre todo a causa de las numerosas convocatorias electorales de los últimos años, pero también es cierto que las medidas establecidas en ese pacto han dado mucho oxígeno a la lucha contra la violencia de género, principalmente a la hora de prevenir y sensibilizar a la ciudadanía respecto a la violencia machista.
– El Estado español nunca se ha caracterizado por tener una política clara respecto a la prostitución, un tema del cual el actual Gobierno tampoco se ha pronunciado en exceso. ¿Qué espera de este Gobierno de coalición respecto a esta materia?
– Creo que aún es pronto para saber que va a hacer el Gobierno en un tema tan complejo como este, lo que sí tengo claro es que desde el Institut Balear de la Dona somos abolicionistas, y que vamos a seguir trabajando para desincentivar la prostitución, al mismo tiempo que ayudaremos a todas esas mujeres que quieran buscar otra salida laboral que no pase por la prostitución.
– Cada vez más voces provenientes del feminismo señalan la importancia de organizar unas políticas de conciliación para los trabajadores, algo de lo que ha hablado también el Gobierno en determinadas ocasiones. ¿Cree usted que la conciliación laboral ayudaría a equiparar el rol masculino con el femenino?, o no…
– Considero que la conciliación es nefasta para las mujeres, ya que actúa como un impuesto regresivo a la igualdad real entre hombres y mujeres. Me explico: Cuanto más tiempo dedicas a la familia, que es el trabajo no remunerado, menos oportunidades tiene la mujer de fomentar su papel como persona autónoma y emprendedora. Por tanto, la alternativa a la conciliación pasa por la flexibilización de los horarios de trabajo, el fomento de la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos e hijas o las tareas domésticas, así como dar un mayor impulso al teletrabajo. En definitiva, si conseguimos que haya corresponsabilidad, habremos avanzado mucho en materia de igualdad.

Deja una respuesta