ManacorNoticias

Son Coletes volvió a congregar a quienes rinden homenaje y recuerdo a las personas asesinadas por sus ideas políticas en 1936

Para participar en el homenaje anual a las personas víctimas de la represión fascista que en 1936 fueron asesinadas en Son Coletes, sin la mínima posibilidad de defenderse ni contar con un juicio previo, en el primer domingo de abril posterior al aniversario de la proclamación de la IIª República Española, alrededor de 200 personas volvieron a reunirse, tras la anulación del encuentro del pasado año motivado por el confinamiento decretado por el Gobierno de España por motivo de la pandemia provocada por la Covid -19.


En esta convocatoria, por el motivo de guardar las distancias entre personas decretada por las autoridades sanitarias, el acto no se celebró alrededor de la fosa común y junto al monumento Ramis – Pascual Frau, que nos recuerda la deleznable acción allí acontecida. En buena hora, el comité organizador este año escogió el espacio inmediato justo después de la entrada al cementerio, un espacio que permitió cumplir con las distancias entre personas exigida por las autoridades sanitarias.
Pese a la distancia del público asistente entre el mencionado monumento y la fosa común, el nuevo emplazamiento en nada ha desmerecido la organización del acto que, en nombre del conocido como comité de Son Coletes, Maribel Servera leyó el manifiesto en una “glossa” explícita, que nos recordaba bien a las claras lo que allí ocurrió y que ni siquiera poniendo por medio tres metros de tierra se pudo esconder: “El forat obert en terra marca el final d’una guerra contra el silenci i l’oblit. Hi eren, malgrat els dubtes que tots podien tenir… Hi eren!”.


En representación de los familiares de las victimas, tomó la palabra Pere Guiscafré, quien leyó un poema en recuerdo de sus propios familiares y del resto de las víctimas.


Tras depositar la corona de laurel ante la lápida de la fosa común, los asistentes al acto, hicieron su propia ofrenda floral guardando siempre las distancias, y depositando un clavel rojo en el monumento o sobre la fosa común.


En la parte musical -que no falta en el acto de homenaje- se contó con el grupo “Vers Endins” y con la flautista Maria Àngela Riera.
Posteriormente, el Alcalde Miquel Oliver, quien junto a un buen número de miembros de su Equipo de Gobierno estuvo presente en Son Coletes, manifestó públicamente que este mismo año se reemprenderá la campaña de excavación, con la finalidad de encontrar más restos de las personas que fueron enterradas en cunetas, muchas de ellas unas encima de otras.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba