EntrevistasCoronavirus - Covid-19

Maria del Mar Tomàs, responsable del funcionamiento del Centro de Vacunación Comarcal del Hipódromo de Manacor: “Entiendo como un milagro el que en apenas un año podamos disponer de estas vacunas”

El día de la inauguración de este centro o pabellón de vacunación comarcal instalado en el Hipódromo de Manacor, ya tuvimos la oportunidad de saludar a Maria del Mar Tomàs, subdirectora de Enfermería de Atención Primaria y responsable del grupo de personal de Enfermería que trabaja en el citado pabellón, en el transcurso de una rueda de prensa que nos ofreció junto con el director del Área Operativa del GSAIB Manuel Navarro.
Ahora, con más calma, hablamos con ella.

El pasado 8 de abril, usted misma participó en la inauguración de este centro o pabellón comarcal de vacunación… ¿Cómo han percibido ustedes la reacción de los ciudadanos de nuestra comarca que han acudido a vacunarse en estas instalaciones?

Desde el primer día en que iniciamos la vacunación en este pabellón, la primera percepción fue la satisfacción de quienes acudieron a vacunarse, dado que, en las semanas anteriores a nuestra apertura, quienes habían sido llamados fuera de su centro de salud de referencia, habían tenido que desplazarse a Inca. El poder acudir directamente al pabellón instalado en el Hipódromo de Manacor ha sido muy bien acogido por todos, aunque en principio solo fuese por no tener que desplazarse a otra ciudad.

Todos con los que hemos podido hablar respecto a las sensaciones y al trato recibido en este centro, sin que sirva de encuesta porque solo hemos hablado con unas 20 personas, me han mostrado su satisfacción, consideran adecuado el montaje realizado y por encima de cualquier duda inicial que pudieron haber tenido, califican como de inmejorable el trato recibido por parte del personal sanitario que les ha atendido… ¿No se ha registrado algún caso de protesta o de rechazo frontal a recibir la vacuna durante estos primeros días?

Respecto a lo concerniente a la satisfacción por el montaje del pabellón, resulta que los cuatro que funcionan en Mallorca (Son Dureta, Germans Escalas, Inca y Manacor) se han instalado con el mismo formato. Todos los pasos para dar una vez llegados al pabellón, son muy cómodos y fáciles de entender para personas de todas las edades. Concretamente los pabellones de Inca y Manacor son de 6 líneas, aunque por el momento aquí solo funcionamos con 3, siempre a la espera de más dosis de vacunas para poder incrementar el ritmo de vacunación. Creo que nuestros compañeros de Gestión Sanitaria y Asistencia de las Illes Balears (GSAIB) han hecho un buen trabajo. Cabe también resaltar que prestamos asistencia inmediata a las personas conforme van llegando al centro, revisando sus datos sanitarios aportados por Infovacunas, acompañándolas hasta la línea de vacunación y dando cita para una segunda dosis en caso necesario. Por lo que respecta al posible rechazo a ser vacunados, cuando acuden al pabellón de vacunación es que ya han decidido que sea así. En caso de que exista rechazo, casi con toda seguridad se registraría cuando el primer contacto con “Infovacunas”, quienes les toman los primeros datos. Es verdad que al llegar, algunas personas nos comentan las informaciones dadas por las cadenas de televisión. Por nuestra parte les damos toda clase de explicaciones, y les animamos a continuar con la iniciativa que ya tomaron de vacunarse. Me consta que el número de personas que no acuden a la cita para recibir la vacuna es muy reducido.

¿Se podría dar el caso de que fuesen ustedes quienes rechazasen el suministrar una vacuna?

Si comprobamos que la persona que viene a vacunarse tiene alguna grave patología o que se le ha practicado un trasplante que no consta en los datos aportados por “Infovacunas”, por nuestra parte lo remitimos al centro de salud, para que repasen el informe pertinente y decidan que vacuna le puede ser suministrada.

Con estas tres líneas abiertas con las que en estos días habéis funcionado, ¿a cuántas personas podéis atender en un solo día?

El primer día de vacunación, se atendieron a 600 personas, cifra que podríamos como mínimo doblar abriendo las 6 líneas instaladas.

Por los datos que nos llegan de todos los medios de comunicación, sabemos que se han establecido franjas de edad y que a cada franja al parecer les corresponde una marca de vacuna determinada, incluyendo algún cambio de criterio… ¿Como lo estáis distribuyendo?

En un principio se empezó vacunando a los mayores de 80 años con la Pfizer, luego se vacunó a las personas con edades comprendidas entre 65 y 69 años con la vacuna AstraZeneca, y en esta última semana hemos vacunado a las personas de una edad comprendida entre 70 y 79 años también con la vacuna Pfizer. Concretamente, durante este último fin de semana se ha vacunado a las personas que han sufrido un trasplante o tienen síndrome de Down de hasta 40 años, con la vacuna Pfizer. Luego, aquellas personas en tratamiento por hemodiálisis y otras complicaciones, se ha decidido que sean atendidas en sus correspondientes centros de salud.

Por la que hemos podido leer, las vacunas de doble dosis, tienen diferentes intervalos de tiempo entre la primera y la segunda dosis… ¿Tiene esta diferencia alguna razón especial?

La segunda dosis de la vacuna AstraZeneca se suministra a los 84 días de haber recibido la primera dosis, mientras que la segunda dosis de Pfizer se suministra a los 21 días de haber recibido la primera. Por lo que respecta a Moderna, el intervalo entre ambas dosis es de 28 días. Estos criterios se aplican siempre siguiendo las indicaciones de quienes han elaborado las diferentes vacunas.

¿Cuál es el motivo de haber instalado esta sala de espera de uso posterior a haber recibido la vacuna?

Normalmente cuando se da el caso de una reacción grave después de haber recibido una vacuna, esta reacción suele darse en los primeros 15 minutos, por este motivo solicitamos a las personas que han recibido la vacuna que esperen durante 15 o 20 minutos. La sala de espera se ha instalado por si se da el caso de una reacción adversa y los recién vacunados puedan ser atendidos por el médico que está permanentemente de guardia en este pabellón de vacunación.

No está mal ciertamente, con vista panorámica a la pista de carreras y coincidiendo con la raya que marca la meta, por lo que veo…

Siempre podremos afirmar que es un atractivo especial añadido, único y de lujo de este pabellón de vacunación comarcal.

Debo suponer que cuando hablamos del pabellón de vacunación comarcal, ¿nos referimos que afecta al mismo número de afiliados a la seguridad social del cupo de tarjetas sanitarias inscritas en el Hospital Comarcal de nuestra ciudad?

Efectivamente, a este pabellón deben acudir todas las personas cuya tarjeta sanitaria esté ligada al Hospital Comarcal de Manacor.

¿Afectará los planes de vacunación para llegar a finales de verano a la llamada “inmunidad de rebaño” por estos días que hubo de suspensión para poder utilizar la vacuna Jannsen?

Esta vacuna debía suministrarse a las personas de entre 70 y 79 años y para nosotros significaba un gran alivio, porque es obligado recordar que la vacuna Jannsen es de una sola dosis en su aplicación y por ello simplifica en gran medida nuestro trabajo. Tras ser autorizada por las autoridades sanitarias, el número de personas inmunizadas crece con doble rapidez respecto al resto de los casos.

¿Qué problemas habían surgido con la administración de esta marca?

Por lo que ha trascendido, se dieron algunos casos de trombosis posteriores a la toma de la vacuna. Son pocos casos, pero era obligado investigarlos cumpliendo con todos los protocolos establecidos. Entiendo los recelos de parte de la población, pero conviene no olvidar que en la actualidad tenemos muchos medicamentos en el mercado que tienen efectos secundarios, pero que cuyos beneficios superan con creces sus inconvenientes.

A muchas personas toda esta historia les suena un poco a sospecha de guerra entre marcas…

Si esto fuera así, sería realmente decepcionante, pero nosotros no sabemos nada al respecto. Lo que realmente queremos son vacunas y más vacunas, para conseguir inmunizar a la población. Así y todo, particularmente entiendo como un milagro el que en apenas un año podamos disponer de estas vacunas. Espero que una vez solucionados los problemas surgidos, podamos continuar a buen ritmo el proceso de vacunación.

¿Ha percibido en algún momento que, en la actualidad, da la sensación de que no existe otra enfermedad que la que nos transmite la Covid-19?

Este es uno de los grandes problemas originados por esta pandemia. En la cresta de sus olas de contagio prácticamente ha puesto al límite la capacidad de gestión de los hospitales y además ha propiciado que muchos de los pacientes crónicos no acudan a las visitas médicas y se abstengan de tomar los medicamentos que les fueron recetados por los doctores de atención primaria. Temo que, una vez levantado el Estado de Alarma, surjan múltiples problemas de enfermedades que hayan progresado sin control médico y que por tanto el progreso de la enfermedad no haya sido atajado a tiempo para intentar evitar una situación de deterioro de salud irreversible.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba