ActualidadCulturaPorto Cristo

Porto Cristo dijo adiós a unas Festes del Carme con gran participación

Las Festes del Carme de Porto Cristo han llegado a su fin. No cabe duda de que a más de uno se le han hecho cortas, vista la enorme participación de todos los porteños y visitantes. Y cuando hablamos de todos, es de todos. Niños, adolescentes, adultos, ancianos… Como ya aseguramos la semana pasada, desde el inicio de las fiestas se ha percibido las ganas que tenían los porteños de disfrutar de las fiestas, y disfrutar además al cien por cien y durante varios días, algo que no había sucedido en los últimos años, a causa de la pandemia.
La última semana de fiestas comenzó con pocas actividades, las cuales la gran mayoría estaban dirigidas a niños y adolescentes. Hablamos del ‘Rap a la platja’, de la pintada de camisetas en el Mitjà de Mar o del ‘cinema a la fresca’ en la plaça del Sol y la Lluna. Sin embargo, también hubo espacio para los adultos, que pudieron disfrutar también del ‘teatre a la fresca’ o del concierto de la Escola de Música de Porto Cristo, de cuyo concierto nos informa Magdalena Ordinas en otro espacio. Y entre acto y acto, también se sucedieron actividades dirigidas a todos los públicos, como la exhibición de baile o el torneo de ajedrez, al cual acudieron casi 50 jugadores. Todo un éxito.
Aunque el inicio de la última semana de fiestas fue algo más tranquilo, todo empezó a cobrar la misma intensidad de los primeros días a partir del viernes. Después de un par de actividades dirigidas a los más pequeños, a partir de las nueve comenzó la Gran Revetla, a la que como de costumbre, acudió muchísima gente. Tan solo basta con ver algunas fotos del evento, para darse cuenta del enorme impacto que tuvo.
Sin embargo, el fin de semana no se quedó atrás. Más bien al contrario, fue a más. Durante todo el sábado se jugaron las semifinales del torneo de pádel, la primera de las dos actividades deportivas que se celebraron ese día, ya que a las cinco de la tarde también se llevó a cabo la decimocuarta edición del Triesport, que se llevó a cabo, como no, entre el passeig de la Sirena y la playa. Aun así, esto no fue más que el aperitivo de lo que estaba por venir.
A partir de las siete, se llevó a cabo la misa y la ofrenda floral en la iglesia de Porto Cristo. Un acto que duró algo más de una hora y que contó con una afluencia masiva. Justo después, dio lugar el paseo hasta el puerto de Porto Cristo, con su posterior ‘Processó de barques’ de autoridades y ciudadanía de a pie. Un paseo en el que participaron decenas de barcos y cientos de ciudadanos. Mientras tanto, ya a esa hora, en las Coves Blanques había comenzado el ‘Tast de Cervesa’, que duró algo más de dos horas y media, y que también contó con una afluencia notable.
Respecto al último día de fiestas, la actividad fue igual de intensa que el día anterior. Por un lado, entre la mañana y la tarde se celebraron las últimas semifinales y la final del torneo de pádel. Asimismo, desde las seis de la tarde hasta las nueve se llevó a cabo, en la plaza de Ses Comes, la fiesta Holi, que contó con una gran participación, como ya viene siendo habitual en los últimos años.
Pero si queremos hablar de una gran participación ciudadana, tenemos que avanzar un poco más y situarnos a las diez y media de la noche, el momento en el que comenzó el Correfoc por las calles adyacentes al passeig de la Sirena. Desde ese momento hasta las doce de la noche, hasta la llegada de los fuegos artificiales, el ambiente y el gentío en Porto Cristo era indescriptible. La multitud de gente que rodeaba la playa era enorme, y el ambiente no podía ser más alegre y despreocupado. En resumen, hablamos de unas fiestas que desde el primer minuto, han demostrado lo mucho que llevaban esperándolas los porteños. Ojalá que el ambiente y la participación de estas fiestas siga durante muchos años más.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba