ActualidadManacor

Obras en la entrada de Manacor: prometen “no afectar al tráfico”

El Consell de Mallorca inicia las ansiadas obras en la rotonda de entrada a Manacor. Por fin. Tras varios meses de demora, el conseller manacorí Iván Sevillano pone en marcha la maquinaria de Melchor Mascaró S.L. e inicia las obras del proyecto de entrada a la capital de Llevant y a la salida de la Ma-15 dirección Palma.
Una obra pública de primerísima necesidad con el objetivo de dejar atrás los virulentos atascos que vienen formándose desde hace años en el vial de entrada y salida por Vía Palma y el ramal continuo que une la carretera de Palma y Manacor con las localidades de Sant Llorenç, Artà y Capdepera.
Inmensos atascos reproducidos a diarios e intensificados en plena temporada turística que atesoraban alrededor de 1 kilómetro de retenciones en una zona que a diario recibe el paso de más de 25 mil vehículos. Vehículos pesados, autobuses, turistas, trabajadores del Polígono Industrial, residentes de Manacor, vecinos de la comarca de Llevant… Todos sufrían -y sufren- a diario infinitas hileras de retenciones y, con el objetivo de evitar las largas colas de espera, se multiplicaban las incursiones por Via Palma al contar con prioridad de paso en la rotonda principal de entrada. Esta caótica situación se exacerbó tras la creación del nuevo centro comercial s’Olivart, aglutinando más afluencia de vehículos en el transcurso de los últimos meses.
El Consell de Mallorca y el Ajuntament de Manacor han podido celebrar este lunes la puesta en marcha del proyecto tras resolverse la primera licitación pública como desierta y ofertarse la empresa Melchor Mascaró S.L. en la segunda convocatoria tras la actualización de precios. El presupuesto final para dicha operación será de 686.786 euros y el tiempo de ejecución se marca en el plazo de unos 4 meses, esperando inaugurar las obras antes de Navidades.
El conjunto del proyecto cuenta con varios tramos de actuación y la solución planteada por los técnicos del Consell para acabar con los atascos es la creación de un carril cero o un carril de incorporación directa de unos 300 metros. Es decir, todos los vehículos procedentes de la carretera de Sant Llorenç, Artà o Capdepera que se dirijan a Palma, no tendrán la necesidad de pasar por la rotonda, creándose un carril de acceso paralelo hacia la carretera desdoblada que une Manacor y Palma, cediendo un carril para el vial cero y otro para los vehículos que procedan de la rotonda. Para poder llevar a cabo esta actuación, el Consell ha expropiado 440 metros de la finca privada ubicada en plena rotonda y retrasará unos cuantos metros la pared de marés limitante, compensando económicamente a los propietarios.
A su vez, se va a crear un vial cívico y ciclista de más de 1.300 metros de longitud para conectar el nuevo tramo de ejecución efectuado en Via Majòrica con la Via de Servicio paralela a la carretera Ma-15. Un continuo ramal peatonal y ciclista que atravesará, en un ancho de 2 metros, una parte del carril adyacente desde la rotonda de la nueva gasolinera Repsol hasta el supermercado Aldi. Para darle continuidad, seguirá la vía por la zona de solares hasta llegar a la rotonda de entrada a Manacor, uniéndose el nuevo vial cívico con el vial de servicio de la carretera sin necesidad de cruzar por el polígono.
Tras presentar y explicar el proyecto los técnicos del Consell de Mallorca, el batle Miquel Oliver se pronunció satisfecho ante el inicio de obras: “Tras el verano, nos plantamos en cuatro meses para inaugurar y resolver uno de los puntos más problemáticos de movilidad que llevan años sufriendo los ciudadanos de Manacor”. Del mismo modo, el conseller Iván Sevillano se mostró muy contento, remarcando que “como manacorí estoy muy satisfecho de poder llevar a cabo este proyecto que tanto nos ha costado sacar adelante”.
La pregunta del millón en torno a los atascos que puede producir dicha obra en paralelo con las obras de Via Majòrica, fue respondida por el propio conseller Sevillano: “La obra se ha planificado para que no afecte al tráfico, llevando a cabo primero la construcción del carril cero y después continuar con el vial cívico”. Con todo este proyecto, el conseller remarcaba que “no tan solo damos más fluidez y seguridad al tráfico rodado, sino también al ciclista y al peatón conectando toda la zona sin necesidad de cruzar el Polígono Industrial”.
Finalmente, y haciendo referencia a un tema histórico, el conseller destacaba que “el Departamento de Movilidad e Infraestructuras del Consell tenía una deuda con el Ajuntament de Manacor. En la última década no se había efectuado ninguna inversión en el segundo pueblo más importante de todas las Illes Balears”. Aprovechando la comparecencia, el conseller anunciaba a todos los manacorins que “no nos quedaremos en esta obra”, presumiendo que pronto saldrán a licitación las obras de la carretera Felanitx-Manacor; la esperada reforma del Torrent de Manacor; y las obras de la carretera vieja de Sant Llorenç.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba