ActualidadCulturaNoticias

Las Cuevas del Drach rinden homenaje al gran Berlanga

El centenar aniversario en homenaje de un prodigio y pionero del cine español de posguerra. El famoso director de cine Luís García Berlanga (Valencia, 1921 – Madrid, 2010) dejó una impronta en la filmografía del país, fileteando la censura y plasmando, en base a la exageración cómica, el panorama social de la España franquista. La crítica y denuncia social, con un delicado toque del esperpento de Valle-Inclan, arraigó en un país vetado de voz y silenciado con una herida aun muy viva.
En esta historia, el paisaje de Mallorca tuvo un papel fundamental y el bueno de Berlanga grabó muchas de sus escenas en la isla. Recordamos en la noche del sábado, in situ, las escenas grabadas en las Cuevas del Drach. En su obra ‘El verdugo’ (1963), una de las proyecciones cumbres del director valenciano, filmó varios planos en el interior de las emblemáticas cavidades y 58 años después se reprodujo en pantalla frente al lago.
La preciosa gala no dejó indiferente a nadie. Las celebridades del cine nacional, Antonio Resines y Anabel Alonso, presentaron el homenaje y, además de las autoridades locales y autonómicas, asistió la familia del famoso director, aglutinándose en el recinto más de 300 personas. Dinámico y divertido acto que animaron los actores con tonos cómicos y burlones al estilo berlanguiano. Nadie quería perderse la cita.
El homenaje arrancó con la proyección de ‘El anónimo Caronte’, el cortometraje documental de Toni Bestard que fue nominada a los Goya en regalo a la participación de Joan Ferrer en la obra de ‘El Verdugo’. Joan Ferrer, natural de Ariany, falleció hace dos años y participó en la escena original de la película de Berlanga rodada en las cuevas, interpretando el papel de un guardia civil. En el documental se cuenta como Joan Ferrer vivió la experiencia de convertirse por un momento en actor de cine, al ser un cómico de teatro de su pueblo natural que gozaba el placer de la actuación desde muy adentro. Toni Bestard, que asistió por supuesto a la gala, expresó que “aquí en Mallorca, que es un sitio pequeñito, normalmente amplificamos las historias pequeñitas y las convertimos en grandes historias”. Bonito regalo que brindó Bestard a Ferrer tras un minuto y medio de gloria en el film berlanguiano. Resines y Anabel Alonso también realizaron una interpretación casera de la mítica escena de Ferrer, vestida ella de guardia civil y él de señor José Luis.
Acto seguido se dio paso a la voz de la experimentada directora de producción y coordinadora del Año Berlanga, Sol Carnicero, considerada prácticamente de la familia Berlanga. “Mi carrera empezó hace más de cuarenta años junto a Berlanga. Era muy exigente, pero también muy divertido trabajar con él, parecía como si estuviéramos jugando”.
Correlativamente, era el turno de la regidora de Turismo del Ajuntament, Maria Antònia Truyols, que no cesó en sus insistentes agradecimientos. A su vez, rememoraba Truyols aquel 1963 en Porto Cristo: “Todavía hoy hay quien recuerda al equipo de rodaje paseando por la playa, acercándose a las Coves Blanques, tomándose una tapa en el Bar Lorento o visitando el cine Novedades, que era donde iban visualizando lo que filmaban”. Muy acertada la delegada del Ajuntament, finalizó su discurso con un guiño berlanguiano que el cine español reconoce a la perfección, “¡Viva el imperio Austrohúngaro!”.
La última intervención antes de iniciar la esperada proyección, el hijo del famoso director quiso pronunciarse en las Cuevas del Drach. José Luis García Berlanga analizó detalles de la película y habló de la semilla que evocó a su padre a la historia de ‘El Verdugo’. “Mi padre leyó en algún periódico que ‘víctima y verdugo tuvieron que ser atendidos. Esa historia de dos condenados, uno a morir y el otro a matar, originó esta obra maestra”. Habló de la pena de muerte y de su presencia en el franquismo. La crudeza y la crueldad de una sociedad obligada a morir y a matar. Dos victimas en una sola ejecución. La familia también quiso agradecer el homenaje a los promotores del Club Ultima Hora y el Grup Serra, además del productor Juan Carlos Caro que, siendo miembro de la Academia de Cine, pretende pronto llevar la gala de los premios Goya a la isla.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba