La acusada de matar a su marido, en Manacor, ingresó en prisión tras negarse a prestar declaración.

0

La acusada de matar a su marido, en Manacor, ingresó en prisión tras negarse a prestar declaración

Más información sobre la muerte de Óscar Armando en Manacor

Redacción

Todo parece indicar que la muerte de Óscar Armando Méndez, de 31 años, natural de Ecuador, obedeció a un ataque de celos de su mujer, Katti Daniela Cardona, de 33, natural de Nicaragua, que asestó cuatro cuchilladas al fallecido, por la espalda, una de ellas mortal de necesidad al atravesarle un pulmón.

Óscar, malherido, pudo llegar a la escalera hasta desplomarse en el rellano de su piso, en la manacorina calle Sant Joan Baptista, cerca del Colegio La Salle. Murió desangrado, según el resultado de la autopsia praticada al cadáver en el que no fueron halladas heridas propias de una resistencia a la agresión.

Tras ser detenida, la mujer se negó a declarar ante la Policía y ante el Juez, decretando el magistrado prisión provisional sin fianza, bajo la acusación de homicidio.

El triste suceso tuvo lugar la noche del miércoles de la pasada semana. Según una amiga de la detenida, que no quiere que publiquemos su nombre, la pareja, con los dos hijos de ella, de 9 y 6 años, y Mateo, el hijo que tenían en común, de 9 meses de edad, estuvieron en un bar de Manacor, a última hora de la tarde, para marcharse después a su casa. Parece que en el domicilio familiar se registró otra de las habituales discusiones entre la pareja, con los  niños presentes. Esta enésima vez la discusión acabó de forma trágica.

Hace algún tiempo, su mujer denunció a Óscar por maltrato. Fue detenido y posteriormente puesto en libertad al retirar ella la denuncia.

Según nuestras fuentes informativas, cercanas al matrimonio, Katti Daniela vivía en un agudo estado de celos, que la inducían a controlar el móvil de Óscar cada vez que se le presentaba la ocasión. De forma especial, parece que los celos se centraban en la ex de Óscar, con cuya familia el fallecido mantenía una cordial relación.

Según nos ha contado Sonia Lupita Eras Sarango, la ex suegra de Óscar, éste convivió durante 8 años con su hija, Jaya. Se separaron hace tres años, según nos dice, y añade que Óscar siempre fue como de la familia. “Nunca se apartó de nosotros”. De esa estrecha relación con la familia de su ex pudieron surgir los celos de Katti Daniela, que hace un año había contraído matrimonio con Óscar, al que la familia de su ex señala como un hombre bueno y trabajador como conductor de autobús. Ahora, nos dice, “pedimos justicia por la muerte de Óscar, que el caso sea investigado a fondo, y si es posible, que el pequeño Mateo viva con sus abuelos paternos, en Ecuador”.

También la amiga de la acusada cita a Katti Daniela como una persona extremadamente buena. Trabajaba en el restaurante Binicomprat, en la carretera de Palma, habiéndose reincorporado a su puesto de trabajo reciéntemente, tras el erte ocasionado por el coronavirus.

Por su parte, la familia de la ex suegra de Óscar hace un llamamiento al Consulado de Ecuador y a todos los amigos del fallecido, para que presten su colaboración y ayuda para repatriar el cadáver a su Ecuador natal.

Deja una respuesta