ActualidadEntrevistasManacorS'Illot

José Mª Sánchez nos habla de su primer libro, “Despertar. Memorias de un joven epiléptico”

Esta semana creemos más que oportuno realizar una entrevista a nuestro buen amigo, periodista y colaborador de “Manacor Comarcal” desde verano de 2018, José María Sánchez García (Manacor, 1992), el cual ha escrito su primer libro, una novela autobiográfica, relatando lo que sufrió de niño y adolescente a causa de la epilepsia y de la depresión, pero que gracias a unos amigos del IES Mossèn Alcover pudo salir adelante, y en definitiva, “vivir” feliz. José María Sánchez es en el libro Matías Saura. Una novela del todo recomendable para el público en general, y una gran herramienta para los jóvenes.

  • José María, ¿en qué momento se te ocurrió comenzar a darle forma a tu primer libro? ¿Sentías la necesidad de que, tanto el público en general como tu propia familia, vivieran lo que sentiste, padeciste y disfrutaste en tu juventud?
  • Pues esto ocurrió en el penúltimo año en la universidad, haciendo un curso sobre inteligencia emocional que hacía con otros alumnos. En una de esas sesiones, la profesora de aquel día, que también era mi psicóloga en la universidad, nos preguntó a todos qué queríamos para nuestro futuro. Y mientras la gran mayoría decía cosas muy repetidas, como un trabajo o una familia, yo dije: “escribir un libro”. En realidad hacía años que lo pensaba, pero nunca lo había expresado en voz alta. Cuando lo dije aquel día, me di cuenta de que, cuando acabara mis estudios en la universidad, tenía que escribir aquello que me pasó en el final de mi adolescencia sí o sí, no podía quedármelo dentro. Quería sacar mi historia, y que la conociera también mi familia y mis amigos.
  • En cuanto a encontrar una editorial que quisiera publicar tu libro, ¿fue tarea árdua?
  • Encontré en internet Gingko Biloba, una sección de la editorial babidibú, después de varias semanas de buscar una editorial que aceptara a autores noveles, y que le interesara además una novela en la que un adolescente es el protagonista. Dado que babidibú es una editorial especializada en literatura infantil y juvenil, que además acepta a autores noveles, encontrarla fue como acertar el pleno al 15. No había pasado ni un mes desde que les envié el manuscrito, y ya lo habían aceptado. Fue algo increíble cuando vi el mensaje de la editorial, asegurándome que aceptaba mi manuscrito.
José María, donde parte de su historia pasa, en el IES Mossèn Alcover
  • Bajo mi modesta opinión, tras haber leído “Despertar. Memorias de un joven epiléptico”, creo que es un libro que debería leer el público en general, pero particularmente la juventud. ¿Cuál es tu opinión al respecto?
  • Estoy de acuerdo con tu opinión. Aunque sea un libro teóricamente solo para los más jóvenes, también es un libro que los adultos pueden disfrutar mucho, ya que incluso entenderán determinadas situaciones y determinados hechos mucho mejor que alguien más joven. De hecho, ya son varias las personas de mi entorno, de 30 hasta los 60 años o más, que han disfrutado mucho con la lectura de este libro. Por tanto, a los padres y a los abuelos de esos jóvenes también les invitaría a leer “Despertar”, estoy convencido de que en más de una ocasión se sentirán atraídos por lo que sucede en la novela.
  • ¿Es realmente verídico todo lo que relatas? Son muchas las ocasiones en las que, con pelos y señales, relatas lo vivido aquel día en concreto…
  • Es una buena pregunta. Haciendo memoria, puedo asegurar que gran parte de lo que sucede en la novela sucedió en realidad. Existen incluso determinados trozos de la novela, como el epílogo, por ejemplo, que son calcados a mi realidad. Eso sí, no es todo absolutamente cierto, hay aspectos que se minimizan y otros que se exageran, y esto se hace principalmente para hacer la lectura más interesante.
  • Así pues, aquellos amigos y amigas que iban contingo al IES Mossèn Alcover y que tanto te ayudaron, posiblemente, al leer el libro, lo recordarán. ¿Les has dicho personalmente que aparecerían en el libro, aunque con nombres ficticios?
  • Han pasado ya más de diez años de aquella etapa, y desde entonces, apenas he vuelto a ver a ningún compañero o compañera de aquellos años, de modo que ninguno de ellos sabe nada. Eso sí, durante los próximos meses voy a intentar correr aún más la voz sobre la existencia de este libro, y que estas personas sepan que “Despertar” existe. De hecho, este miércoles 11 realicé una presentación del libro en el escenario principal de la novela, que es el IES Mossèn Alcover, y ahí me encontré con más de un profesor que aparece en la novela. Como todo, al final es cuestión de tiempo que este libro llegue también a otros personajes/personas de la novela.
  • ¿El inicio de la epilepsia fue un golpe muy duro tanto para ti como para tu familia, no? ¿Cuántos años tenías?
  • Comencé con la epilepsia a los nueve años. Desde los nueve hasta los quince eran pocas las crisis, pero muy fuertes. Eso hizo que mis padres me sobreprotegieran bastante y que nunca me pudiera quedar solo, ya que nunca se sabía cuándo podía aparecer una crisis. Esa fue la primera etapa, de los nueve a los quince. Luego vino la segunda, que fue de los quince a los veinte, con crisis mucho más leves pero mucho más frecuentes, ya que se repetían cada semana o semana y media. Esto hizo que la sobreprotección fuera a más y que mi cansancio físico y mental fuera algo frecuente durante muchos meses de mi adolescencia, como bien se relata en la novela. Por suerte, desde el año 2012 no he vuelto a tener ninguna crisis.
  • ¿La epilepsia fue una de las principales causas que provocaron tu estado de depresión?
  • Sin ninguna duda, la epilepsia fue la principal causa de esos meses que pasé deprimido. El cansancio físico y mental que me provocaban las continuas crisis hacía que me viera incapaz de hacer nada, no tenía ganas de nada. No veía solución al problema y lo peor de todo es que me callé esa depresión, todo por no preocupar más a la gente de mi entorno, que ya tenía bastante con las crisis epilépticas.
  • El ser una persona introvertida, y más con la epilepsia, complicaba tus relaciones sociales y el hacer nuevos amigos, ¿no?
  • Pues sí, yo siempre he sido de pocos amigos pero muy cercanos, y con la epilepsia eso fue a más. Al final, la epilepsia también me quitó mucha confianza en mi mismo, y me restó habilidades en el terreno de las relaciones sociales durante un tiempo, hasta que empecé a recuperarme a partir de los diecinueve años, tras haber conocido un nuevo neurólogo que puso orden y coherencia a la medicación que tomaba, que era excesiva.
  • En el libro señalas que te encerrabas “en tu mundo” a base de ver películas, escuchar música, leer libros, política, fútbol, porque no había nada más a tu alrededor, pero ahora, pasados ya unos años… ¿cambiarías algo de ese mundo en el que vivías?
  • Sin duda cambiaría el haber tenido algo más de seguridad en mi mismo, no verlo todo tan negro, pero claro, eso es fácil decirlo ahora. Creo que el cóctel adolescencia más epilepsia fue muy fuerte para mí, igual que lo sería (y lo es) para cualquier adolescente. Si la adolescencia es ya de por si tan complicada, imagínate si le añades una enfermedad como la epilepsia, que corta tanto la libertad individual del enfermo. Eso hace que aún te sigas viendo más como un niño que como un adulto, lo que es un palo para cualquier adolescente, que lo que quiere es ser adulto cuanto antes.
  • El tiempo en que sufriste en silencio la depresión… ¿llegaste a pensar, en algún momento, en quitarte la vida?
  • Pensarlo lo pensé más de una vez, pero en ningún momento se me pasó por la cabeza hacerlo. Creo que aparte de la epilepsia o la depresión, también hay que normalizar el suicidio. Al fin y al cabo, todos hemos tenido (y tendremos) momentos más buenos y más malos, por eso creo que es muy importante valorar este tema como un problema más de esta sociedad, y no como un tabú. Por cierto, ahora que estamos hablando de epilepsia, depresión y suicidio, que los lectores no piensen que mi novela es todo un dramón (jajajaaa!), también hay momentos divertidos, y al final, el mensaje del libro es muy optimista.
  • Así es, también tiene momentos divertidos. Bueno, Chema (para los amigos), el pasado 2 de abril presentaste tu libro en Palma, lo presentaste en el IES Mossèn Alcover, y ahora toca al público en general. ¿Podrías informar a nuestros lectores del lugar, día y hora de la presentación en Manacor?
  • Tras la presentación en el IES Mossèn Alcover, el miércoles 18 de mayo a las 19’00 h presentaré mi libro en la librería Món de llibres. Ojalá que muchos manacorins, porteños y silloters se animen a acudir a esta presentación, ya que en ella contaré con todo lujo de detalles cómo escribí este libro, anécdotas vinculadas a la propia novela, mi proceso de escritura, mis referentes literarios y cinematográficos… En fin, creo que puede ser un evento muy interesante, así que allí os espero. Y por supuesto, responderé también a todas las preguntas que me hagan los que acudan a la cita, que ojalá sean muchos.
  • ¿Ya está a la venta «Despertar. Memorias de un epiléptico» en las librerías de nuestro municipio?
  • Sí, actualmente ya está en Món de Llibres, y se puede comprar también en un par de librerías de Palma (Agapea e Ínsula Literària). Además, ya se encuentra en las bibliotecas de Manacor, sa Coma, Sant Llorenç y Son Carrió.
  • Creo que con tus respuestas, a la gente le quedará más o menos claro de qué va el libro, que repito, es muy interesante, e incluso se lo recomendaré a mis hijos para que lo lean, seguro que les podrá ayudar en algún momento, y lo disfrutarán. Gran libro, gran persona. Un abrazo amigo, muchas gracias.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba