Entrevistas

Joan Gaià, Recursos Humans i Policia: “El Ajuntament sería mucho mejor si, cada cuatro años, recicláramos a los 21 regidores; estoy convencido”

“Manacor Comarcal” entrevista a Joan Gaià, regidor de Recursos Humanos y nuevo delegado de la Policía Local. El regidor Gaià nos pone al día de la situación actual que vive el seno del Ajuntament de Manacor y las novedades que a corto o medio plazo van a ir produciéndose para mejorar y sumar en favor del cuerpo de Policía Local. El delegado del Ajuntament, en el último pleno, volvió a defender al cuerpo municipal y da a conocer en Manacor Comarcal su visión frente a la crítica que la líder del PP, Maria Antònia Sansó, lanzó en una entrevista realizada hace algo más de una semana en Diario de Mallorca.

  • Primero de todo, ¿cómo se encuentra el delegado de Recursos Humanos y Policía Local de Manacor? ¿Satisfecho con las nuevas competencias?
  • En el año 2019, el batle Miquel Oliver asume las competencias de Policía Local como un gesto al cuerpo municipal. Pasado un tiempo te das cuenta que, en el global, la Policía Local requiere de una mayor atención, e intercambiamos con el batle la competencia policial con la de participación que, hasta hace tres meses, asumía yo mismo. Bien es cierto que las competencias actuales son muy diferentes la una de la otra. La gestión de personal es algo muy interno e incluso me atrevería a decir que hay muy poco de política, ya que podría ser administrada por profesionales contratados. La dirección de Recursos Humanos en una empresa privada tiene un provecho específico, pero en la administración pública el provecho es mucho menor, ya que está muy limitado. El área de Policía sí tiene una parte de proyección exterior directa y puedes actuar para que el servicio salga mejor y cambia en algo la percepción.
  • En el tiempo que llevas como nuevo delegado de Policía Local, ¿qué cambios se pueden percibir?
  • Hace pocos meses que estoy, pero una cosa de la que nos hemos dado cuenta con el batle Oliver es que tenemos una muy buena Policía Municipal, y las cifras lo explican. Con menos efectivos y un veinte por ciento más de población, las cifras de penales bajan un 12% en los últimos dos años. Podemos tener la percepción que queramos, pero la realidad es ésta, y las cifras no admiten discusión. Un 12% no es un 1%; es lo suficientemente representativo. Cierto es que faltan efectivos, pero los que tenemos sacan el trabajo excelentemente. No te voy a negar que, si un día llamas por ejemplo para un Vado Permanente, tienes que esperar, porque los efectivos deben priorizar y actuar antes frente a un caso, por ejemplo, de violencia doméstica. Como capital de comarca tenemos tres comisarías, pero solo tenemos prácticamente una policía en la calle. La Policía Nacional es la responsable de seguridad ciudadana, pero los que siempre llegan primero son los nuestros. Pase lo que pase, siempre llega primero Policía Local y luego llegan los Nacionales, y se resuelve en el acta que fue con ‘la colaboración de la Policía Local’, sobretodo si hay foto.
  • El discurso en defensa de la Institución Pública que realizaste en el último pleno me hizo pensar. ¿Por qué tanta gente podemos sentir tan lejana la propia institución, como algo ajeno a nosotros mismos y alejado de nuestra comunidad?
  • Venimos de una tradición donde “a l’Ajuntament no l’ha estimat ningú mai”. Los regidores, que son los ciudadanos que el resto de la comunidad escoge para administrar lo público, lo han apreciado muy poco. Al Ajuntament no se le ha dedicado todo el trabajo que hacía falta, ha carecido de ambición y generosidad. Yo creo en la cosa pública, soy muy republicano. Yo cobro netos 1.500 euros cada mes. ¿Es mucho o es poco? Para mi ser regidor es un orgullo, y además me da 1.500 euros cada mes. Gestiono al año aproximadamente 25 millones de euros, porque soy responsable de dos departamentos. Ser regidor debe ser una vocación de servicio y esto explica la dedicación y las ganas que uno pone. En una empresa privada, “l’amo estima molt el seu negoci”, y aquí nadie ha querido al Ajuntament nunca. Y si los regidores y el batle lo han querido poco, lo que han ido enseñando a sus trabajadores, de arriba a abajo, es el resultado actual.
  • Entonces… ¿qué se puede hacer para enmendar esta situación y retornar el Ajuntament al pueblo?
  • La primera reunión de ‘caps de departament’ que ha habido en 40 años en el Ajuntament de Manacor, la he convocado yo. No hay ni una sola empresa en Manacor donde los jefes de departamento no tengan una relación fluida entre departamentos, sobre todo del personal que asume responsabilidades. Yo hago siempre el chiste de “yo tengo cabras, pero quiero mucho a mi Ayuntamiento”. El Ajuntament no es mío, es del ciudadano, pero “jo l’estim molt”. El Ajuntament sería mucho mejor si, cada cuatro años, recicláramos a los 21 regidores. Estoy convencido. ¿Qué puedo hacer yo por Manacor? Esto no va de partidos ni ideologías. Tiene que haber vocación de servicio desde arriba y, si la tenemos, llegará a los funcionarios de la institución, del primero al último. Si el que tiene que dar ejemplo no lo da, no lo hará el auxiliar administrativo que tiene que atender cada día a 200 personas que, para cada uno de ellos, creen tener el peor problema de todos.
  • ¿Se resolverían así los tópicos que enmarcan al funcionario público de “poc faner, pausat, poc humà, poca implicació, tracte distant, sempre són a berenar…”?
  • Existe una cultura del trabajo que está muy arraigada y es difícil de erradicar, pero viene dada por lo que estábamos hablando ahora. Yo siempre lo digo, hace falta un nuevo pacto entre el funcionario y la ciudadanía, con el fin de poner en valor el servicio al ciudadano. Servir al ciudadano no entra en el temario de las oposiciones. Lo que entra en el examen es todo aquello que podemos encontrar en la web, pero eso, realmente más importante, no entra. La administración sigue estancada en el siglo XX, y debe llegar ya al siglo XXI. Algunos departamentos sí han evolucionado, como Policía y Medi Ambient, y otros departamentos no. Lo primero es el ejemplo del político; lo segundo, ofrecer herramientas y formación; y en tercer lugar, adecuar las condiciones laborales. Hay gente que lleva años trabajando como interino o interina en la Institución, representando un 15% del total de la plantilla en condiciones precarias. Hay gente que lleva muchísimos años trabajando en el Ajuntament y temen que salga su plaza y quedarse sin el puesto, al no poder prepararse para un examen enciclopédico de oposición.
  • Volviendo al tema de la Policía Local y a las críticas recibidas en torno a la seguridad ciudadana. ¿Podrá el Ajuntament de Manacor incorporar nuevos efectivos?
  • Mira, te explico. La Administración viene fallando porque, cuando un policía se jubila y no cubres su plaza, se pierde un efectivo. Si el político que había hasta la fecha no lo priorizaba, tenemos un problema hoy. La líder del PP, Maria Antònia Sansó, el otro día nos echaba en cara que Manacor era más inseguro a pesar de que, cuando ellos gobernaban, en cuatro años no pusieron un solo policía fijo. Cero en cuatro años, mientras que nosotros, en dos años de Recursos Humanos, hemos incorporado a veinte policías que eran interinos y ahora por fin tienen su plaza. A su vez, dentro de poco, la Policía Local de Manacor incorporará a 12 agentes más en sus filas, doce nuevos agentes. Seis llegan mediante un convenio de violencia de género y otros seis se incorporan para cubrir algunas bajas de jubilación, entre otras plazas. Efectivos que llegarán ya como fijos en el cuerpo municipal. Ha sido un largo trabajo iniciado con el anterior delegado, y ahora podremos por fin completar una serie de novedades muy positivas para el cuerpo y para la ciudadanía, pudiéndose ellos sentir apoyados por el delegado municipal.
  • En la próxima edición impresa de “Manacor Comarcal” publicaremos la 2ª parte de esta entrevista.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba