Entrevista a Bernat Grimalt, regidor y portavoz del grup ON SS-El PI en el Ajuntament de Son Servera: “Hay un gran descontento ciudadano con la reforma circulatoria de Son Servera”

0

Magdalena Ordinas

Bernat Grimalt Alfaro (Son Servera, 1992), trabaja desde hace diez años en la empresa familiar de sus padres, Rafel Grimalt y Matilde Alfaro,  junto con su hermano Rafel, son la tercera generación trabajando en la famosa tienda “La Margarita” de Cala Millor, a la que hay que añadir una segunda tienda ubicada en sa Coma, en la que  trabaja con  su prometida Carolina Mendo. Politicamente no tiene antecedentes familiares, y actualmente es el portavoz del grupo ON SS-El Pi, en el Ajuntament de Son Servera, en la oposición, y ha destacado por su incansable capacidad de trabajo y propuestas que presenta.

– Bernat, ¿cuándo decidiste entrar en el mundo de la política?

– Desde el principio formé parte del equipo On SS, en 2015 ya fui a listas, un proyecto liderado por Antoni Cànovas y en un grupo muy humano, remando en una dirección conjunta, la gestión local. Durante la primera legislatura tuve la oportunidad de aprender y acudir a reuniones con mis compañeros y, sin aún saberlo, me estaba curtiendo para formar parte en la siguiente legislatura. El objetivo era y es el mismo que teníamos en común en el año 2015, es decir, mejorar detalles, prestaciones, atención y supervisión en el ámbito local.

– En la actual legislatura ibas el tercero de las listas de tu partido y conseguiste entrar. ¿Desde cuándo has pasado a ser el portavoz de tu partido?

– Sí, iba de número 3 en esta nueva legislatura, y pasé a ser portavoz hace 4 meses, debido a mi disponibilidad para poder reunirme con el gobierno, acudir a las juntas de portavoces y tener un vínculo más frecuente con el ayuntamiento. Pero todo mi trabajo siempre está consensuado con mis compañeros de partido Antoni Cànovas y Ramón Hernández.

– ¿Cuáles son las comisiones de las que formas parte y qué es lo que más te interesa?

– Si te refieres a las comisiones con el gobierno de Son Servera, acudo a juntas de portavoces, comisiones de asuntos generales y plenos. Lo que realmente me interesa es que podamos ayudar a gestionar a nuestro ayuntamiento nuestras competencias, mejorar la calidad de nuestros servicios de limpieza, por ejemplo, en un pueblo con un núcleo urbano como Cala Millor, donde es esencial tener un contacto estrecho con las empresas contratadas y hacer cumplir los criterios acordados, y es que una imagen impoluta es esencial; así como desde Movilidad, dotar de señales, direcciones, nombres de calles y dar un acceso fácil de entrada y de salida. Como decíamos anteriormente, gestionar de la mejor manera nuestras carteras.

– ¿Habéis presentado al equipo de gobierno nuevos proyectos?

– En los últimos meses hemos presentado una reforma circulatoria de pacificación alternativa del núcleo poblacional de Son Servera al actual equipo de gobierno. Encontramos que la palabra pacificación es muy bonita, pero debe estar bien aplicada y vemos que no es el caso. Han pacificado una zona y guerrificado otra, desviando el tránsito rodado por otra parte, colapsando otras calles, además de alterar la vida de los comercios, donde sólo pueden tener acceso los propios vecinos del ACIRE. La propuesta de ON SS EL PI es clara, buscar un equilibrio entre el vehículo, comercio y el peatón, apostamos por aumentar las protecciones hacia el peatón, incluir resaltos en calles para frenar la velocidad de los vehículos y por supuesto mantener una parada flexible de 15 minutos para acceder al comercio local. Además, contamos con la experiencia y profesionalidad de Antoni Cànovas, director de formación vial y experto en movilidad.

– O sea que, el equipo de gobierno, ¿no ha tenido en cuenta vuestra propuesta y no habéis conseguido nada?

– Después de presentar una propuesta alternativa de pacificación, ni tan solo hemos conseguido que quitaran el famoso Stop de la calle Joana Roca. La reforma actual implica sólo cerrar parcialmente la plaza de Son Servera, donde no protege más que un tramo de la plaza, teniendo en cuenta las dos calles como son calle Major y calle Doctor Servera que cruzan por el centro de la plaza. Hay un gran descontento por parte de ciudadanos que no son vecinos para acceder al núcleo de Son Servera, así como al colegio Jaume Fornaris, o al cementerio, teniendo que hacer un itinerario mucho más largo. Dimos una propuesta alternativa en texto y formato digital para ejecutar una reforma más equilibrada y que también protegía al comercio local, ya que no disponemos de un tejido comercial como pueda tener Artà.

– Pasamos a otro tema. ¿Crees que el Ajuntament perdió una buena ocasión al no adquirir los terrenos del actual aparcamiento de Cala Millor, que se convertirá en un centro comercial?

– Evidentemente, hemos perdido una de las joyas de la corona, que difícilmente vamos a recuperar. Hablamos del centro neurálgico de Cala Millor, y actualmente era el parking público más grande de todo el municipio. Adquirirlo hubiera sido un gran acierto, pudiendo modificarlo a nuestras necesidades, tendríamos un margen de maniobra muy amplio, desde construir una zona verde, parking subterráneos, tener en pleno pulmón del municipio actos festivos, además de proteger al pequeño comercio de los grandes centros comerciales.

– Han empezado ya el nuevo vallado de la zona para el nuevo centro comercial. ¿Crees que ha ocasionado problemas a los vecinos?

– Efectivamente, desde hace apenas unos días han vallado la zona para el nuevo centro comercial, y para nuestros vecinos es como si ya lo tuviéramos, a efectos de aparcamiento. Después de dos años de la venta del parking, no han encontrado una situación real para reubicar los vehículos para anticiparse a la construcción y han optado por habilitar las calles adoquinadas semi-peatonales donde su estacionamiento estaba prohibido, y han recurrido a la medida más fácil de todas sin tener en cuenta sus consecuencias.

– ¿Qué calles han habilitado?

– Han habilitado cuatro calles, C/ vinya del Mar, C/ na Penyal, C/ Ca s’Hereu y C/ Binicanella, pero con apenas 20 vehículos por calle, pensamos que cubre las necesidades de poco más de un bloque de vecinos. El sabor agridulce de los vecinos se palpó a partir del segundo día del acceso a sus viviendas era como la película “Misión imposible”; donde antes podíamos realizar una parada, ahora la segunda parte era estacionar en otro lugar y se desvanecía el privilegio de subir 10 o 15 minutos para, por ejemplo, descargar la compra.

– ¿Crees que ha sido un error elegir estas calles?

– Desde un primer momento, On SS El Pi vio un error el que tomara esta decisión el actual equipo de gobierno. Si para los vecinos ya es un problema, para los comercios es un desconcierto. Si por la pandemia de la Covid-19 han sido violentamente golpeados en este núcleo urbano donde viven fusionados con el turismo, ahora ven menguada la accesibilidad para sus clientes, porque ni tan solo pueden parar delante de los comercios como hacían hasta hace una semana para comprar por ejemplo en la farmacia, ir a la tintorería o parar en la estética a pedir cita.

– ¿La perjudicada es la pequeña empresa?

– Además de los vecinos de estas calles, sí. Se debe proteger a la pequeña empresa y dotar de herramientas en estos momentos tan difíciles para seguir con sus puertas abiertas, no impedir un acceso que ya disponían anteriormente y mucho menos alterarlo en estado de alarma.

– ¿Crees que acertó la empresa con este nuevo proyecto y la compra del solar?

– Efectivamente, es una gran superficie en uno de los pulmones de Cala Millor. Han acertado en comprar un solar donde el ayuntamiento no luchó lo suficiente para ganar este combate y esta vez hemos perdido todos. ¿Cuántas veces hemos escuchado que debemos proteger y consumir el producto local? Y cuando han tenido una verdadera ocasión para demostrarlo no han luchado por ello.

– ARCA reclama al Ajuntament de Son Servera la protección del antiguo “Molí d’es Germans” ubicado en la calle Eucaliptus n. 12 y ubicado justo al lado de donde se va a construir el nuevo centro comercial. ¿Qué opina tu partido al respecto?

– Nos sorprende que no esté catalogado como bien patrimonial. “Es Molí d’es Germans i Safreig” es un testimonio para la zona turística de nuestra historia agraria y económica de esta tierra y también de la importancia del agua y de la energía renovable, además de un reclamo turístico para nuestro municipio.

Deja una respuesta