Entrevistas

Entrevista al presidente de Pimem Manacor, Mateu Català: “Lo que necesitamos en este momento son ayudas inmediatas, no ayudas administrativas”

José María Sánchez

Su trayectoria profesional siempre ha estado ligada al mundo del automóvil, aunque forma parte de Pimem desde el pasado año. De hecho, el pasado mes de junio, Mateu Català Bauzà (Vilafranca de Bonany, 1963) se convirtió en el líder de Pimem Manacor, ampliando así la influencia de esta entidad a lo largo y ancho de nuestra isla. Aunque cree que la gestión de la pandemia ha sido mejorable de parte del Ajuntament, Mateu se muestra muy satisfecho por el diálogo que existe entre ambas partes.

– ¿Cómo definirías el estado actual de la pequeña y mediana empresa en el municipio de Manacor?

– Bajo mi punto de vista, las pymes del municipio de Manacor están atravesando el momento más difícil de su vida. Ahora mismo, son muchas las empresas que están cerrando o a punto de cerrar. Esto es lo que más me preocupa a mí en este momento, ver a gente que ha creado un patrimonio durante años a través de un gran esfuerzo, y que ahora, de la noche a la mañana se ha evaporado. De hecho, no es solo el patrimonio, son también los impuestos. Los impuestos que existen en la actualidad para este colectivo son demasiado agresivos. Hay que bajar impuestos, sino no vamos a salir de esta.

– Antes de que finalizase el verano, eran muchas las voces que señalaban las enormes dificultades que se iban a encontrar las pymes, especialmente en Balears, a partir de otoño. ¿Hasta qué punto esas previsiones tan pesimistas se han cumplido en el municipio manacorí?

– Desgraciadamente se están cumpliendo. Yo no quiero ser pesimista, pero esto probablemente va a ir a más. Estoy convencido de que los próximos cuatro meses van a ser muy complicados. Por eso creo que es tan importante que el Govern ayude más y mejor a las empresas.

– Si bien este otoño está siendo complicado, el invierno se prevé igual o peor para muchos habitantes del este de Mallorca. ¿Considera que hacen falta algún tipo de medidas adicionales para el sector de las pymes de cara a estos próximos meses?

– Lo que necesitamos en este momento son ayudas inmediatas, no ayudas administrativas. La Administración es demasiado lenta. Las empresas necesitan un mínimo para subsistir, y eso se está viendo muy bien ahora. Aquellas empresas que no han cerrado, o bien deben dinero por el alquiler del local o a la Seguridad Social. Por eso es tan importante que se implementen con mayor rapidez.

– Muchos empresarios y autónomos se quejan de lo mismo que está usted señalando ahora, menos burocracia y más ayudas directas…

– Efectivamente, la Administración en estos momentos está cargada de burocracia. Este es un problema que se debería de solucionar cuanto antes, ya que cada vez son más las empresas que se han sumado a la digitalización y han agilizado sus procesos, pero las administraciones del Estado todavía están en un proceso muy embrionario al respecto. Esto explica en gran parte la lentitud de la Administración a la hora de repartir esas ayudas.

– ¿Qué le ha parecido el aumento del 43% en ayudas a empresarios y autónomos que ha hecho el Ajuntament de Manacor?

– Creo que es una medida muy buena, ya que va a ayudar a aumentar el gasto en nuestro municipio, un gasto que notarán especialmente los bares, que se han visto (y se ven) muy afectados por no poder alojar a sus clientes dentro. En definitiva, yo pienso que cuanto más dinero se mueva, mejor para las empresas, y más ahora.

– Más allá del dinero que se ha destinado a pymes y autónomos, ¿qué opinión tiene sobre los nuevos presupuestos municipales?

– Creo que la dirección en la que van estos presupuestos es bastante buena, aunque yo he echado en falta una mayor ambición en según qué inversiones. El pequeño y mediano comercio de nuestra comarca lo está pasando muy mal, y no hubiera estado de más otras medidas adicionales, más allá de ese aumento de las ayudas a las pymes, que era muy necesario. Es más, no es tanto que estas ayudas no sean suficientes, el problema es que llegan muy tarde. Desde que comenzó el otoño, el Ajuntament debería de haber hecho algo más al respecto, y más cuando sabían que estos meses iban a ser tan complicados.

– ¿Cómo es su relación con el Ajuntament, desde que lidera Pimem Manacor?

– Desde que nos reunimos por primera vez en junio, si hay algo que ha quedado más que demostrado es que el Consistorio necesita una mayor línea de diálogo con nosotros, ya que de esta manera ellos conocen mucho mejor la realidad empresarial de nuestro municipio. Aunque no me quejo de falta de diálogo ni de reuniones, todo lo que sea mejorar esa línea de comunicación que existe entre Pimem y el Ajuntament, será beneficioso para todo el conjunto de Manacor. Cuanta más comunicación haya entre las partes, más competitivas serán las empresas manacorinas.

– ¿Cree que el Ajuntament de Manacor ha gestionado bien todo lo que ha ocurrido con el confinamiento?

– Creo que el Ajuntament, al igual que el Govern, ha cometido algunos errores difíciles de explicar. Yo en parte les entiendo, ya que este conflicto nos ha obligado a improvisar a todos, y a adaptarnos lo mejor posible a algo muy complicado. Bajo mi punto de vista, lo que más reprocho a las instituciones políticas son tres aspectos, la falta de transparencia, la tardanza a la hora de implementar diversas medidas y la falta de valentía a la hora de sacar adelante algunas normas que a corto plazo hubieran sido muy positivas para todos.

– Esto último que ha dicho es algo que también han señalado muchos expertos en estos últimos meses. El hecho de que si se hubieran aplicado determinadas medidas con algo más de dureza y en un período más corto de tiempo, los resultados serían ahora mejores.

– Coincido al cien por cien con esos expertos. Es cierto, creo que si hubiéramos sido algo más estrictos a la hora de clarificar determinados cierres o toques de queda, el daño del Covid-19 no hubiera sido tan grande para la economía. Un gran ejemplo de ello lo encontramos en el confinamiento perimetral que tuvimos en noviembre. Creo que se planteó mal ese confinamiento. Desde Pimem pensábamos que hubiera sido mejor desechar ese confinamiento y apostar por un mayor protagonismo de las patrullas de policía. De este modo, pensamos que la economía no se hubiera resentido tanto.

– ¿Qué lecciones ha sacado usted en claro de esta pandemia, si hablamos exclusivamente de las empresas y los trabajadores que forman parte del sistema productivo de nuestras islas?

– Considero que aún es un poco pronto para hacer afirmaciones sobre esta situación que estamos viviendo. Todo cambia a cada instante y nunca sabemos cuál será el siguiente paso del virus. Una vez que seamos nosotros los que controlemos el virus y no a la inversa, entonces ya podremos sentar unas bases más sólidas del trabajo que le espera a la pequeña y mediana de empresa de nuestras islas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba