Catalina Vadell – “Nos gustaría poder disponer de más material…”

0

Catalina Vadell, gerente del Hospital de Manacor

“Nos gustaría poder disponer de más material, especialmente por lo que hace a los equipos de protección individual”

Antoni Sureda P.

La Doctora en Oncología por la Universidad de Barcelona Catalina Vadell Nadal, fue nombrada directora gerente del Hospital de Manacor (por aquel entonces todavía Fundación Hospital de Manacor según el modelo Romay Becaria) en septiembre de 2012 siendo directora General de IB Salud la Dra. Isabel Borràs y conseller de Sanitat i Consum el Dr. Antoni Mesquida.

Con su continuidad en el cargo, independientemente de los cambios de color político del gobierno de turno, Catalina Vadell rompió todo un historial de vergüenza por parte del Govern Balear, habituado a cambiar los responsables de los centros hospitalarios con el solo criterio de proximidad ideológica. Durante su mandato se han puesto en funcionamiento varios nuevos servicios y se ha dotado al Hospital Comarcal de Manacor de un nuevo servicio de urgencias, pese a que aquella ampliación tantas veces prometida, aprobada e incluso licitada, siempre cayó, víctima según dicen del déficit presupuestario.

– De verdad Dra. Vadell, ¿llegaremos a ver un día finalizada la tantas veces prometida y una vez infructuosamente licitada ampliación del Hospital de Manacor, según su correspondiente Plan Director aprobado?

– Estoy segura de que así será. De hecho, si no hubiera sido por la crisis del coronavirus, ahora ya estaría en marcha el concurso para la adjudicación de las obras.

– ¿En qué condiciones el Hospital de Manacor podría afrontar ahora la pandemia que estamos padeciendo si aquel proyecto aprobado y licitado en tiempos de Rodríguez Zapatero se hubiese ejecutado?

– Realmente lo podría afrontar con las mismas condiciones con las que lo estamos afrontando. En esta crisis, las instalaciones, con ser importantes, no son el elemento fundamental. Lo que es realmente importante es disponer de buenos profesionales dispuestos a dar lo mejor de si mismos, en unas circunstancias excepcionales a las que ninguno de nosotros habría soñado jamás tener que enfrentarse. Y afortunadamente el Hospital de Manacor dispone de unos profesionales EXTRAORDINARIOS, que están trabajando de forma brillante para ayudar a todas las personas que nos necesiten. 

– ¿Será posible afrontar dicha pandemia con ciertas garantías tal y como están ahora las instalaciones?

– Insisto en que el problema no son las instalaciones. Es cierto, y lo he dicho muchas veces que el Hospital de Manacor hace ya años que se había quedado pequeño para las necesidades de la población de nuestra área de referencia, y que además había envejecido mal. Pero piensa que ahora no estamos en una situación normal. Ahora vivimos una situación excepcional, en la que hemos tenido que replantear toda la asistencia, asumiendo de forma presencial únicamente la atención urgente, la asistencia obstétrica y pediátrica y aquellas patologías que no pueden ser aplazadas, como pueden ser determinados tratamientos oncológicos o las sesiones de hemodiálisis. El resto del hospital lo hemos reconvertido para atender con las máximas garantías tanto a los pacientes con infección por coronavirus (covid-19) como aquellos que con otras patologías precisen de ingreso hospitalario.

– ¿En qué porcentaje considera que la nueva Sección de Urgencias, pueda salvar la situación?

– Déjame explicarte que actualmente la actividad del Servicio de Urgencias es mínima si la comparamos con la actividad habitual del mismo mes otros años. Basta señalar que la semana del 2 al 8 de marzo de este año, cuando aún se vivía una situación “normal”, atendimos 1.551 urgencias, mientras que la pasada semana, del 16 al 22 de marzo, solo vinieron a Urgencias 506 pacientes. Por tanto, la ampliación de Urgencias en una nueva sala de Observación, con 16 boxes plenamente equipados nos ha sido muy útil para evitar que cuando la asistencia de pacientes a Urgencias era alta, y por tanto había muchos pacientes pendientes de ingresar, estos pudieran estar bien atendidos, y no tuviéramos que utilizar camas “en el pasillo” como desgraciadamente sí que habíamos tenido que utilizar otros años anteriores. En cambio, ahora, no tenemos este problema.

– ¿Están las instalaciones existentes, equipadas para atender la avalancha de infectados que según auguran está por llegar?

– Del mismo modo que he señalado que ha bajado mucho la afluencia al Servicio de Urgencias, debo señalar que, en base al plan de contingencia que todos los hospitales hemos preparado para hacer frente a esta pandemia, se ha restringido la actividad habitual del Hospital a lo imprescindible. Se ha suspendido toda la cirugía no urgente o cirugía oncológica, se han modificado las consultas externas, que se han convertido en consultas telefónicas todas las que han sido posibles. Y como ya he explicado anteriormente, estamos rediseñando el hospital para las necesidades actuales.

– ¿Hay suficientes médicos y otros sanitarios para atender el servicio que se espera inminente?

– Desde que se ha iniciado la crisis hemos ido reforzando nuestra plantilla, así a día de hoy hemos contratado 1 médico, 15 enfermeras, 12 auxiliares de enfermería y 3 celadores más. También hemos incrementado la cobertura de la guardia de área médica y de supervisión. Es cierto que, como en todas partes, nos preocupan las bajas de profesionales que puedan producirse, pero también es cierto que dentro del plan de contingencia se contempla reubicar a profesionales, sea cual sea su especialidad, a la atención de los pacientes que los necesiten, tanto covid como no covid.

– Qué ocurre con el material sanitario… ¿Dispone o cree que dispondrá del suficiente para atender a las exigencias previsibles?

– Es cierto que nos gustaría poder disponer de más material, especialmente por lo que hace a los equipos de protección individual, los famosos EPIs, y ello hace que tengamos que ser restrictivos con su uso, pero siempre cumpliendo con las indicaciones que nos marca el Ministerio de Sanidad y la Conselleria de Salut. 

– ¿Cómo distribuye actualmente y piensa distribuir en el futuro a los pacientes infectados con el Covid-19, para mantenerlos separados de los demás enfermos ingresados?

– Estamos dedicando toda una planta, en concreto la tercera, para la atención de los pacientes covid-19, la segunda está destinada a Pediatría, Ginecología/obstetricia y pacientes quirúrgicos, y en la cuarta planta están ingresados los pacientes con patologías médicas. Quiero remarcar que las habitaciones para los pacientes con infección por coronavirus son de uso individual, es decir que la tercera planta, con 34 habitaciones dobles en circunstancias normales, ahora está habilitada para poder ingresar a 34 pacientes. No descartamos tener que habilitar un ala de la 4ª planta para ingreso para los pacientes covid-19 si las circunstancias lo requieren. Asimismo, hemos incrementado la capacidad de la UCI, así hemos pasado de los 6 boxes de que disponíamos antes de la crisis a habilitar espacios para poder dar asistencia de cuidados intensivos hasta a 15 personas si ello fuera necesario. También quiero remarcar que hemos dividido el Servicio de Urgencias en dos espacios, una para pacientes con patología respiratoria, y por tanto potencialmente infectados por covid-19, y otro espacio para el resto de los pacientes. Por otra parte, las urgencias traumatológicas y también los pacientes pediátricos sin sintomatología respiratoria asistirán a la zona de consultas externas.

– ¿Postergará el estado de alarma y emergencia por el Covid-19 las otras atenciones e intervenciones previstas para los enfermos que previamente ya estaban en la lista de espera?

– Evidentemente la situación excepcional que estamos viviendo hace que todo lo que no sea realmente urgente pase a segundo plano. Estoy segura de que cuando acabe esta crisis, todos los profesionales haremos el máximo esfuerzo para recuperar la actividad pendiente con la máxima celeridad.

– En estos últimos días se está hablando de un test rápido de la enfermedad… ¿Disponen ustedes ya del material necesario para efectuarlo en este centro hospitalario?

– El test rápido no ha llegado aún a ningún centro sanitario de nuestra comunidad. Estoy segura de que en cuanto llegue, el Hospital de Manacor tendrá acceso al mismo en la proporción que nos corresponda en función de las necesidades de cada uno.

– ¿Para cuándo los ciudadanos manacorins y de nuestra comarca, con algunos síntomas, podrán conocer si realmente han sido infectados o no por el virus?

– Evidentemente en cuanto dispongamos de tests rápidos se podrán hacer más diagnósticos de certeza, pero piensa que en estos momentos, todas las personas con síntomas compatibles se tratan como si tuvieran la infección por covid-19.

– Existe en verdad un tratamiento eficaz contra el nuevo coronavirus covid -19, o más bien es preciso confiar en las defensas naturales de cada una de las personas infectadas…

– No soy experta en el tema, pero lo que dicen los expertos es que en la mayoría de los casos la infección es leve, y no precisa de tratamiento médico alguno. En los casos graves, que son los que ingresan en el hospital, se están utilizando fármacos que antes se usaban en otras infecciones, con resultados esperanzadores. Esperemos que pronto los científicos que están investigando este tema nos den buenas noticias. Esperamos que pronto podamos disponer de fármacos aún más eficaces, y sobre todo de una vacuna.

– ¿Ve posible que los pacientes tratados y dados de alta, se enfrenten luego a posibles secuelas?

– Insisto en que esta es una enfermedad nueva, de la que aún nos faltan por conocer muchas cosas, entre ellas la respuesta a la pregunta que me planteas.

– Desgraciadamente, para muchos las vacunas seguramente llegarán tarde, pero… ¿De verdad cree que las investigaciones avanzan lo suficientemente rápido y que puedan aplicarse a tiempo para la gran parte de la población?

– Tengo la certeza de que todos los organismos internacionales, al frente de los cuales la Organización Mundial de la Salud, están dedicados en cuerpo y alma a encontrar la solución a esta crisis. En todo caso quiero exponer que si en condiciones normales, una vacuna nueva tarda un promedio de 3 años entre que se inicia la investigación y su salida al mercado, actualmente, y gracias a los esfuerzos de todo el mundo, se habla de que pueda salir en menos de 1 año.

– ¿Desea añadir algo más para conocimiento o consejo de las personas que habitamos en la Comarca del Llevant de Mallorca?

– Como consejo general, y nunca suficientemente repetido, la gran importancia de quedarse en casa y lavarse frecuentemente las manos. Como comentario final quiero insistir en que esta crisis la solucionaremos con el esfuerzo de todos, y que no duden de que los profesionales del Hospital de Manacor estamos esforzándonos al máximo para dar la mejor atención sanitaria a todos aquellos conciudadanos que nos necesiten.

 

 

 

Deja una respuesta