ActualidadSucesos

Un vecino con una motosierra ayudó a cortar los árboles caídos en Es Torrent a causa del viento

El pasado viernes, la zona norte y central de la isla de Mallorca fue devastada por un fuerte temporal de viento, alcanzando en algunos puntos los 145 km/h. Por suerte, la alterada tarde no se cobró la vida de ningún ciudadano, aunque una mujer en Binissalem tuvo que ser hospitalizada al caerle un portón encima. En la mayoría de los pueblos de la isla los Bomberos tuvieron que actuar de urgencia tras recibir más de 200 llamadas a la central de alertas por caídas de árboles y tejas de viviendas, cortes de luz, y muchas otras incidencias varias. Según AEMET, las rachas de viento en el municipio de Manacor alcanzaron los 78 km/h y en algunos puntos de la isla se llegó a los 145 km/h. En Manacor, el peor de los destrozos lo protagonizaron dos enormes ramas de un árbol que cayó, debido a las fuertes rachas de viento, en plena Avinguda del Torrent, alrededor de las 14’15 horas del mediodía del viernes 10 de diciembre.
Llámenlo casualidad, pero el regidor Carles Grimalt pasaba por allí con su bicicleta a esa hora del mediodia cuando cayó la primera de las enormes ramas, sin topar por suerte con nadie ni con ningún vehículo en el preciso instante. De inmediato, el regidor empezó a parar el tráfico de la zona y llamó a los servicios de urgencia para controlar la situación. Al minuto, un honrado ciudadano de a pie, por suerte y casualidad, llevaba en su furgoneta una motosierra, poniéndose codo con codo con el regidor Grimalt a cortar y apartar las ramas al lateral de la calle. Automáticamente, y de nuevo por fortuna y azar, pasaba por allí Sebastià Matamalas, cap de la Brigada Municipal, y se puso a ayudarles de inmediato, ubicándose en el otro extremo de vial para cortar la calle al tráfico. Cuando ya estaban retirando los últimos troncos, llegó la Policía Local, alrededor de las 14’30h, y cayó la segunda rama. Como es natural, los agentes tomaron las riendas de la situación y blindaron la zona para evitar males mayores, desviando el tránsito por los viales perpendiculares al Torrent. En ese momento, los operarios de jardinería llegaron a la zona y se encargaron de asegurar la zona y limpiar el vial retirando la última rama.
El regidor y delegado de la Brigada Municipal, Carles Grimalt, nos detallaba que “es una suerte que, a esa hora, con todo el tráfico que tiene la zona, no topasen con nadie las enormes ramas”. A todo esto, quiso añadir Carles que “quiero agradecer personalmente a este vecino de Manacor la inmensa ayuda que nos brindó en el momento de la urgencia”. A su vez, nos informaba el propio delegado de la Brigada que no hubo más altercados destacables en el municipio, tan solo “algunas pancartas, árboles y suciedad en general”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba