ActualidadSin Rodeos

El discriminatorio trato del Ajuntament de Manacor con las luces navideñas

Parece no haber forma capaz de que muchos ayuntamientos -por no decir todos- entiendan el trato discriminatorio que se observa todos los años con las luces navideñas, pues parece como si la Navidad fuera exclusiva de los más pudientes ciudadanos y los boyantes comercios anclados en los puntos más céntricos de los pueblos, en los que ocurre más o menos lo mismo que en Manacor, cuyo Ajuntament actual y los anteriores de derechas, de izquierdas y de centro, gastaban y siguen gastando la partida presupuestaria destinada a la Navidad, engalanando e iluminando de forma ostentosa las zonas más céntricas de la ciudad, olvidándose por completo de las barriadas, algunas de ellas en penumbra durante todo el año y, por supuesto, sin el más mínimo detalle que anuncie la llegada de la Navidad.


El Ajuntament debería tener presente que los ciudadanos y comercios de las barriadas pagan religiosamente sus impuestos, igual que los privilegiados de, por ejemplo, Sa Bassa, donde van más que sobrados de luces navideñas y otros muchos detalles indicativos de la Navidad, que muy bien podrían estar repartidos por toda la población. Pero, claro, de esta forma sería imposible la espectacular foto del encendido de luces, generalmente a cargo de algún personaje o personajillo y con evidentes connotaciones políticas.
Parece como si hubiera ciudadanos de primera división y otros de tercera regional, extrapolada la cosa a términos deportivos.
Sin ir más lejos, lo mismo sucede en Porto Cristo, con la vía de entrada, la calle Port, con las luces y objetos navideños dando la bienvenida a los que acceden por la misma, recordándoles que llega Nadal. Esto sin olvidar el cúmulo de luces y artísticos “inventos” navideños que realzan la plaza de s’Aljub y aledaños, aunque solo por la noche, que, paradójicamente, es cuando esta otrora céntrica zona disfrutaba de un bullicio y vitalidad nocturna que apenas se recuerda y que, desde hace muchos años, durante la noche apenas se ve un alma.
En cuanto a lo que he citado acerca de la iluminación navideña de la calle Port, la discriminación en el núcleo porteño, reside, esencialmente, en la ausencia de cualquier referencia pública de Nadal en la calle Navegantes, que es la principal vía de salida de Porto Cristo, la cual nunca ha sido tratada como tal, tanto en lo que respecta a la conservación de las aceras como en el alumbrado público, que no funciona en algunos tramos de la calle por la que generalmente salen de Porto Cristo los mismos vehículos que han entrado por la calle Port.
Menos mal que en la citada calle, además de la calle Sureda de acceso a Navegantes, algunos ciudadanos y ciudadanas han cuidado de engalanar sus balcones y de instalar luces navideñas en los mismos, como únicos referentes a la Navidad.
Espero y deseo que el Ajuntament de Manacor haya tomado buena nota y las fiestas de Navidad y año nuevo de 2022 se noten en todas las barriadas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba