ActualidadSin Rodeos

SIN RODEOS: Es exagerado pedir la dimisión de Núria Hinojosa

Que las esperpénticas obras de la primera línea y la calle Cristòfol Colom de Porto Cristo hayan derivado en la petición de la dimisión de la delegada municipal de Urbanismo y obras del Ajuntament de Manacor, Núria Hinojosa, por parte de la líder del Partido Popular y jefa de la oposición, Maria Antònia Sansó, es una supina exageración. La oposición está para fiscalizar la gestión del equipo de Gobierno y presentar alternativas acerca de proyectos y propuestas que no le convenzan, y no solamente para dar palos -palos de ciego muchas veces- cada vez que algo no sale como se esperaba, como es el caso de las citadas obras. Pero de ahí a exigir la dimisión de sus cargos a alguien que ha intentado hacerlo lo mejor posible, media un abismo.
Núria Hinojosa no ha realizado tan mala gestión al frente de su Delegación para que ahora, de golpe y porrazo, la líder del Partido Popular exija su dimisión.

Núria Hinojosa, en imagen tomada por nuestro compañero José María Sánchez durante la entrevista a la delegada de Urbanismo del Ajuntament de Manacor


En la adjudicación de las citadas obras, Hinojosa se ajustó a lo que manda la Ley, que la obligaba a contratar una empresa foránea. Que fue un error contratar a la constructora madrileña, por supuesto, pero nadie podía presagiar que pudiera ocurrir algo parecido a lo sucedido hace un montón de años con la constructora madrileña Dragados y Construcciones, con las obras de canalización de aguas de Manacor, una obra que se eternizó, con lo que Manacor se ganó el “apodo” de Manaclot como muchos recordarán.
Bien, pues, a una mucho menor escala, sucede algo parecido con las obras de la primera línea y la calle Colom de Porto Cristo. Menos mal que en esta ocasión, la empresa manacorina Melchor Mascaró S.A., ha asumido la responsabilidad de acabar la obra y reparar los desperfectos en la misma que han generado los despropósitos de la constructora madrileña, la cual, gracias a la mediación de Núria Hinojosa, ha subcontratado a Melchor Mascaró S. A., con las garantías que siempre ha ofrecido la constructora manacorina en la realización de obras públicas.
En lugar de pedir su dimisión, el Partido Popular debería haber felicitado a Hinojosa por lograr que la empresa madrileña se vaya a Madrid y Melchor Mascaró asuma la responsabilidad.

Las exageraciones del presidente Pedro Sánchez

Y si consideramos exagerado que el PP-Manacor pida la dimisión de Núria Hinojosa, más lo son algunas ideas del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, para el ahorro de energía, como la de no llevar corbata o bajar algunos puntos el aire acondicionado. Lo de la corbata, desde luego, se me antoja una frivolidad elevada a la máxima potencia, como lo fue el hecho de que Pedro Sánchez, en la audiencia del pasado martes con el Rey Felipe VI en Palma, se presentara encorbatado al acceder el Palau de la Almudaina (esta vez no ha sido en Marivent) y a la salida se desprendiera del complemento con una agilidad que se le presumía al exjugador de baloncesto.
De entrada, los vendedores de corbatas ya han puesto el grito en el cielo y los propietarios de restauración y comerciantes se han mostrado literalmente en contra de lo del aire acondicionado.
Señor Sánchez, no es con inventos del TBO la forma de salvar nuestra maltrecha economía ni acabar con los problemas del cambio climático. Mucho mejor sería, señor Sánchez, que repasara las promesas que no ha cumplido, como, por ejemplo, que pagaríamos el recibo de la electricidad al precio del año 2018, y lo cierto es que se ha ido incrementando hasta cifras imposibles de satisfacer, mientras las compañías eléctricas disfrutan unos beneficios multimillonarios.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba