ActualidadSin Rodeos

SIN RODEOS: El hallazgo de huesos humanos en Son Coletes, sin una explicación convincente

“Alguien se ha esmerado en romper algunas bolsas y quitar algunas lonas para que los huesos quedaran a la vista de todos”. Esta es la explicación que ofrece el delegado municipal del Cementerio manacorí de Son Coletes, Carles Grimalt, en una entrevista que publicamos en este número de Manacor Comarcal que el lector o lectora tiene en sus manos, al objeto de seguir la noticia que publicábamos en exclusiva la pasada semana, acerca de los huesos de personas fallecidas hallados en las zanjas excavadas en el contexto de la operación para recuperar los restos de personas fusiladas por las huestes franquistas durante la guerra civil (1936-39), noticia de la que posteriormente se hizo eco el diario Ultima Hora, citando, como debe ser, la procedencia de la misma, es decir, que la habían conocido a través de Manacor Comarcal.
A raíz de nuestra primicia, se sucedieron algunas reacciones de políticos implicados, consultados por Ultima Hora. A este respecto, el alcalde de Manacor, Miquel Oliver señaló que denunciarán los hechos, “porque alguien sacó estos restos desarticulados, que son de 1820, de las zanjas en las que estaban debidamente tapados por lonas”.
Según el mismo diario, el secretario autonómico de Memoria Democrática, Jesús Jurado, explicó que Aranzadi, la empresa encargada de las excavaciones, “tiene pruebas de que hace unas tres semanas la zona estaba intacta, por lo que todo apunta a que alguien accedió a la zona restringida y abrió las bolsas”. Aranzadi se suma a la denuncia del Ajuntament de Manacor.
Por su parte, el Partido Popular aconseja al equipo de Gobierno de Manacor que “debe dejar de hacer política con los muertos”, respondiendo el batle Oliver que tales declaraciones son “de vergüenza, porque se trata de restos desarticulados de 1820 y se trataron según el protocolo. Son restos que recibieron una sepultura digna, no como las víctimas de la Guerra Civil”.
Es difícil de creer que algún o algunos vándalos se adentraran en las zanjas para abrir las bolsas y dejar los huesos al descubierto, aunque, a tenor de cómo está el mundo, todo es posible.
Puede que en 1820 los fallecidos fueran enterrados bajo tierra, sin más, aunque dudo que se sepa con seguridad si los huesos pertenecen a personas muertas en 1820. De todas formas, la actual forma de enterrar a los muertos dista mucho de la practicada en 1820, por lo que no estaría nada mal dar sepultura digna a los huesos hallados en lugar de dejarlos bajo tierra en bolsas de basura. Quizá la fosa común del cementerio podría ser el destino más apropiado.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba