Sebastià Nadal, delegado de la Zona Costera de Manacor, sobre la tala de árboles en s’Illot/Cala Morlanda: “Cuando recibí la noticia de que se tenían que cortar los árboles, se me cayó el alma a los pies…”

0

Josep Lluís Amer

Sebastià Nadal, delegado de la zona costera en el Ajuntament de Manacor, nos presta unas horas de la mañana de este pasado lunes para aclarar y detallar cuales son las remodelaciones que van a establecerse en algunas calles de la localidad de s’Illot/Cala Morlanda, con el fin de reestablecer el alumbrado local y disfrutar de una nueva instalación en condiciones. Sebastià, muy amablemente, contestó todas nuestras cuestiones y mostró a “Manacor Comarcal” el plano y el contrato de las obras que tanta polémica están trayendo en esta última semana debido a la tala de árboles cincuentenarios en la zona. Aun así, el delegado de la zona nos advirtió que el plano en cuestión aún no es público, con lo que tendremos que esperar para compartir dicho documento con nuestros lectores.

Con el fin de intentar ser algo más visuales, publicamos un plano creado por nosotros mismos para que se hagan una idea del espacio que aglutina este proyecto de remodelación del alumbrado público entres s’Illot y Cala Morlanda.

– Sebastià, como delegado de la zona costera, ¿podrías ponernos un poco al día con el tema de las obras del alumbrado público de algunas calles de s’Illot/Cala Morlanda?, ya que estos últimos días está habiendo mucho jaleo con la tala de árboles, noticia que publicamos la pasada semana en manacorcomarcal.com y en la edición impresa…

– Creo que es muy importante, primero de todo, contextualizar lo sucedido desde el principio hasta ahora. Quiero mostraros, sin esconderme, ni y mucho menos evadirme de responsabilidad, la sucesión de decisiones tomadas para ejecutar la remodelación iniciada en s’Illot la pasada semana. En primer lugar, todo empieza a raíz de una subvención. Una cantidad de 500.000 euros que llegó del estado a la comunidad autónoma, y ésta, la repartió de una forma equitativa a los núcleos costeros de la isla. En ese momento, nosotros tuvimos que decidir dónde y en qué debíamos invertir dicha cantidad. Pensamos en s’Illot, ya que es una de las zonas con más problemas de alumbrado del territorio costero de Manacor y, siempre mediante el consenso de los técnico e ingenieros de la SAM, decidimos actuar en el cuadro eléctrico 90 del carrer Alfabeguera, que recoge el entramado interno entre las calles: avinguda des Llop; carrer de la Vauma; carrer Llissa; carrer Gira-sol.

Esta zona era una de las más problemáticas de s’Illot, ya que el cableado tiene que cambiarse por completo debido al deterioro que, aun habiendo cambiado el cuadro eléctrico hace poco tiempo, siguen saltando los diferenciales. Bien es cierto que otras zonas de s’Illot también necesitan cambios en el alumbrado pero, en esta ocasión, debíamos ceñirnos al presupuesto de la subvención con el fin de poder aprovecharla. El objetivo final de todo esto no deja de ser el resolver las incidencias y el déficit de alumbrado de esta zona de s’Illot, proponiendo una mejora integral de báculos, cables, tubos y luminarios, intentando cubrir en las próximas propuestas de remodelación el resto de las zonas de s’Illot, como es el caso del cuadro 89 y 85, que también tienen problemas con el alumbrado público, aunque no tan urgentes como este caso. En este nuevo entramado luminoso, en donde hay tan solo una farola, se colocarán dos, dos puntos luminosos por manzana, intentando cubrir especialmente los cruces. Bajo el punto de vista de los expertos, en donde se estudió que la necesidad era mayor es en esta zona de s’Illot, tomando la decisión desde un prisma puramente técnico y no escogido a dedo.

– ¿Qué mejoras o cambios se realizarán en estas calles de s’Illot tras las obras pertinentes?

– Como venía comentando, se colocarán más puntos de luz, mediante una remodelación total del cableado, cambiando una parte del cuadro y separando por diferenciales las diferentes zonas que atañen al cuadro 90 con lo que, si un diferencial salta, no se quedarán sin luz todas las calles. La incorporación del nuevo cableado supone un levantamiento de las aceras, y aprovechando la ocasión, decidimos mejorar la accesibilidad para poder transitarlas sin problema alguno, ya que, a fecha de hoy, no son lo suficientemente anchas para carritos ni sillas de ruedas, pasando a ser de 0,70 a 1’20 metros. La decisión que se tomó fue la de levantar las aceras y, por consiguiente, si queríamos incorporar los diferentes tubos, se tenía que talar la hilera de árboles de uno de los lados de la calzada. Esta era la única opción si queríamos incorporar el cableado y, a su vez, hacer transitable el paso de peatones por al menos uno de los laterales. Evitamos de este modo también levantar el asfalto de la vía, algo que hubiese inflado el presupuesto de forma exponencial. De este modo, y asumiendo la responsabilidad, no hay otra opción viable si queremos solventar de una vez por todas la problemática del alumbrado.

– Así pues, no había solución viable para salvar estos árboles de más de 50 años?

– A mí, personalmente, cuando recibí la noticia de que se tenían que cortar los árboles, se me cayó el alma a los pies… Conozco el barrio, soy silloter en los meses de verano, y puedo comprender el enfado de los vecinos que, hace muchos años, sus abuelos plantaron estos árboles frente a sus casas pero, a día de hoy, esto ya no puede realizarse de este modo. Me gustaría prometer que en el futuro se podrán sembrar de nuevo árboles en la zona, pero no puedo hacerlo, y mucho menos en el mismo lugar. Hoy en día tendría que ser Medio Ambiente quien decida que tipo de árbol poner y los técnicos decidir dónde y cómo deben sembrarse. En este aspecto no puedo decir nada más.

– ¿Y respecto al aparcamiento? ¿Se podrá seguir aparcando en ambos lados?

– Sí, claro que sí. En este sentido no habrá ningún cambio. Ambos laterales estarán disponibles para el aparcamiento de vehículos, tanto en el costado de la nueva acera como en el costado en donde se mantendrán los árboles.

– ¿La Asociación de Vecinos de s’Illot estaba al tanto de estas remodelaciones?

– Este es otro tema que quería dejar claro. A mi cuando me dan el primer plano de la propuesta de alumbrado, decidí concretar una visita con la Asociación de Vecinos de s’Illot, con el fin de ponerlos al corriente de dicha remodelación. El fin de dicha reunión era el de compartir con ellos el proyecto, enseñárselo y explicárselo, pero nada más. El proyecto ya estaba definido, no había posibilidad de cambio alguno. Yo, al igual que ellos, tampoco tuve mucho que decir en este proyecto, ya que la decisión estaba siendo tomada por técnicos y expertos ingenieros. Mi trabajo es buscar el presupuesto, plantear supuestos y que los técnicos decidan cual es la mejor opción. En este caso, ellos me preguntaron dudas y yo les trasladé lo mismo que he dicho aquí, no hay más. No tengo nada que esconder. Lo más fácil para mi hubiera sido buscar una zona sin árboles, con más residentes y buscar el voto fácil pero, en este caso, esta era la prioridad y, como delegado de la zona mi obligación es evitar un mal mayor con este cuadro eléctrico que tantos quebraderos nos está dando.  Quiero dejar claro que la asociación no tiene culpa de nada, yo asumo toda la responsabilidad. Sé que algunos les han señalado, pero ellos no han decidido absolutamente nada del proyecto.

– Nos has hablado de una subvención de 500.000 euros. ¿Cuántos se invierten en esta remodelación? ¿No podría incluirse alguna zona más?

– Este proyecto era de 500.000 euros y, tras presentar la propuesta a concurso público y justificar el gasto económico, una empresa consiguió abaratar los costes a 350.000 euros, reduciendo incluso el tiempo de ejecución a tres meses de trabajo. Por tanto, el resto de presupuesto de la subvención no sabemos aún que pasará con ello, ya que no podemos justificarlo en la propuesta actual. De todos modos, intentamos en su día incluir alguna zona más en el proyecto de alumbrado de s’Illot, proponiendo la inyección económica diferencial del presupuesto de la caja del Ajuntament, pero no era compatible con la subvención. Desde el servicio jurídico de Urbanismo nos denegaron la propuesta y nos remarcaron que debíamos acotar el presupuesto a la subvención ofrecida.

– Gracias Sebastià por su tiempo y por haber dado un poco más de luz al tema, y esperemos que todo se resuelva de la mejor manera posible y que al final este proyecto de alumbrado haya valido la pena. Y repetimos, nada más se tengan los planos rectificados, esperamos recibirlos y los publicaremos en estas mismas páginas de “Manacor Comarcal”.

Deja una respuesta