Deporte

“Nosotros hacíamos ver que estábamos bien, cuando en realidad estábamos completamente rotos”

Después de una temporada de ensueño coronada con el ascenso, el nuevo curso no pudo comenzar mejor… pero luego todo se torció. La historia del Vilafranca en la temporada 2023-2024 no es una historia cualquiera. Es una historia de amistad y de superación de un equipo que promete mucho de cara a la siguiente temporada. Hablamos con su entrenador, Sergi Caldentey.

  • ¿Qué balance haces de la temporada 2023-2024 del CF Vilafranca?
  • Ha sido una temporada difícil de olvidar. Empezamos muy bien y contra todo pronóstico, ya que éramos un recién ascendido y habíamos perdido piezas importantes. Aun así, en las cinco primeras jornadas conseguimos 13 puntos de 15. Pero entonces todo se tuerce con la muerte de nuestro compañero Camorro (Moha, jugador del Vilafranca). Camorro era amigo de muchos de nuestros jugadores, y para un equipo tan joven como el nuestro, eso fue un mazazo. De hecho, tuvimos que parar diez días en plena competición, porque no podíamos ni entrenar.
  • Y eso fue solo el principio…
  • Exacto. En las semanas siguientes, perdimos a cuatro jugadores titulares, todos ellos con lesiones graves. A partir de ahí entramos en una rueda de la que era muy difícil salir. Perdíamos muchos partidos por la mínima, con encuentros en lo que teníamos convocatorias de 12 o 13 jugadores. Aun así, tras varias semanas sin apenas ganar, poco a poco fuimos saliendo del bache. Eso sí, durante esos meses de diciembre y enero, ya vimos claro que solo podíamos pensar en evitar el descenso, y era una pena, ya que el equipo estaba diseñado para alcanzar cotas más ambiciosas, a pesar de ser un recién ascendido. No hay más que ver el final de temporada que hicimos. Durante las últimas jornadas ya teníamos a casi toda la plantilla disponible, y en esos partidos empatamos con el campeón y perdimos por la mínima en Porto Cristo, lo que demuestra el gran nivel de este equipo cuando la suerte se enderezó un poco para nosotros.
  • A pesar de ser un equipo recién ascendido, y a pesar de todo lo que supuso la muerte de Moha, el equipo no pisó los puestos de descenso en toda la temporada…
  • De hecho, si ves las estadísticas, fuimos el quinto equipo con menos goles encajados, lo que demuestra también la solidaridad y el buen hacer de todo el equipo. Lo curioso es que ningún jugador del Vilafranca ha jugado más allá de Primera Regional, y sin embargo, y a pesar de todas las dificultades por las que pasamos y la inexperiencia de muchos de nuestros jugadores, el equipo respondió sobradamente a las expectativas generadas en la temporada anterior. Es más, no hay que olvidar de donde venimos. Hace dos años este equipo no existía, y mira todo lo que hemos conseguido.
  • Ahora que ya ha pasado un tiempo, ¿cómo describirías esas semanas posteriores a la muerte de Moha? ¿Cómo estaba el equipo?
  • Estábamos incluso peor de lo que hicimos ver a la gente. Todo vino muy rápido. La muerte de nuestro compañero, las lesiones graves de varios jugadores clave, y luego, el hecho de ver que remas y remas y no llegas nunca… Fue jodido. Nosotros hacíamos ver que estábamos bien, cuando en realidad estábamos completamente rotos. Y aun así, seguimos adelante. Además, todo esto sin cobrar, más bien al contrario… Lo fácil hubiera sido que nos hubierámos venido abajo y caer a las plazas de descenso, pero entre todos, sacamos fuerza de donde no teníamos, y al final conseguimos nuestro objetivo. La fuerza del bloque fue clave para conseguir el objetivo, y prueba de esa gran unión es que para la próxima temporada seguirá el 90% de la plantilla. Esto demuestra que algo se hizo bien en esos meses tan críticos.
  • Antes has destacado la juventud del equipo. Creo que ese es otro aspecto que hace que todo lo que habéis pasado en esta temporada sea aún más meritorio, y más esperanzador…
  • Totalmente. Ten en cuenta que hablamos de jugadores con muy poca experiencia, que nunca han jugado más allá de Primera Regional. De hecho, muchos debutaron este año en esta categoría. La base del equipo la completan en gran parte jugadores de entre 21 y 23 años, lo que pone de relieve lo mucho que han tenido que madurar estos jugadores a lo largo de la temporada. Lo mejor de todo esto es que precisamente al ser tan jóvenes, el margen de mejora de estos jugadores es aún muy amplio.
  • Así que la próxima temporada se mantiene este bloque…
  • Sí, de hecho, solo tenemos dos bajas, y las dos se producen porque estos dos jugadores no pueden compaginar sus estudios con la disciplina de entrenos y partidos que requiere un equipo de nuestra categoría. Por tanto, este año solo vamos a hacer un cambio de cromos, y supliremos esas bajas con dos o tres caras nuevas. El resto seguirá igual. Es cierto que varios jugadores han recibido llamadas de equipos de categorías superiores, pero todos han decidido quedarse, lo que demuestra la unidad del grupo, que es como una gran familia. Por tanto, el equipo seguirá teniendo la misma columna vertebral de los dos últimos años. Para que te hagas una idea de lo poco que ha cambiado este equipo en estos dos años, de los 22 o 23 que empezaron con nosotros, aún se mantienen 18.
  • Después de todo lo que hemos hablado, de ver cómo el equipo salió más que vivo después de todo lo que pasó, imagino que el objetivo de cara a la próxima temporada pasa por entrar en el playoff…
  • Sí, sin duda. Negarlo sería engañarnos a nosotros mismos. Somos prácticamente el mismo equipo, pero con mayor experiencia, que siempre viene bien, así que por qué no intentarlo. Tenemos que ir con esa idea y ser ambiciosos. Ya se ha visto esta temporada, y en varias categorías, cómo varios equipos han dado la sorpresa.
  • ¿Hay algo más que quieras añadir?
  • Me gustaría agradecer el apoyo de la afición y de todo Vilafranca, que ha sido brutal a lo largo de todo el año. Yo siempre le he dicho a la afición que ellos sí que juegan en otra liga. Creo que hay pocos campos de Preferente y de Tercera que tengan la afición que nosotros tenemos. Ojalá que la próxima temporada tengamos más suerte, porque este equipo y este pueblo se merece otra alegría.
Sergi Caldentey (arriba a la izquierda), con el resto del cuerpo técnico y los jugadores

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba