Entrevista a la teniente de Alcalde Maria Antònia Truyols: “Cualquier ciudadano puede realizar todas las operaciones de pago de impuestos y tasas municipales sin moverse de su domicilio”

0

Antoni Sureda P.

Para quienes vivimos épocas pasadas comprometidos con la gestión municipal, es fácil que mostremos cierta tendencia a sobrevalorar los tiempos en los que fuimos protagonistas. Lo malo es que dicha sobrevaloración, suele ir acompañada de un no puntuar con la nota que corresponde, el trabajo de los actuales gestores. Analizando desde la perspectiva del tiempo los acontecimientos de aquellos años, no voy a negar que se tomaron decisiones importantes para Manacor. Pero nunca hubo un auténtico equipo con gente preparada para asumir todas las responsabilidades que se nos planteaban.

Hoy, creo que tanto por la izquierda como por la derecha, los nuevos gestores políticos nos superarían con creces, y de entre muchos otros, este es el caso de la teniente de Alcalde delegada del Área de Economía Hacienda y Promoción; Maria Antònia Truyols.

– A mediados del mes de septiembre se inició el periodo para el pago de impuestos y tasas municipales correspondientes al año 2020 en curso, con la particularidad de que se inicia el sistema de cobro telemático, siendo nuestro municipio el primero en Mallorca en estrenar esta modalidad de pago… Maria Antònia, ¿no consideras que hubiese sido preferible aplicar durante dos o tres años la doble modalidad de pagar con recibo en mano o vía telemática para facilitar la entrada en el nuevo sistema a las personas “negadas” en ordenadores?

– En realidad el sistema de pago de estos tributos y tasas por el sistema telemático, no se ha iniciado este año. Ya entró en vigor en el pasado ejercicio 2019, en que se informaba a los contribuyentes de la posibilidades de domiciliar los pagos, pagando los recibos en las entidades bancarias u optar por la vía telemática, ya fuese por banca electrónica o mediante tarjeta bancaria de crédito, utilizando para ello el código que ya el pasado año la Agencia Tributaria facilitó a dichos contribuyentes.

– Los bancos, los mismos que fueron salvados con el dinero de los contribuyentes, dinero que en su mayoría no han devuelto, son muy reacios a prestar servicios a los ciudadanos e imponen tanto unos días de consulta al mes como horarios a su conveniencia… ¿Cómo puede arreglárselas el ciudadano que no encuentra o ha perdido su código de contribuyente?

– En el caso de que la persona hubiese extraviado su código de contribuyente, tiene varias opciones para corregir la situación. Puede acudir con cita previa y previsto del carné de identidad a la mencionada Agencia Tributaria de la calle Pio XII, en donde le volverán a facilitar el código y seguidamente optar por una de las señaladas vías de pago que estime más conveniente. También si lo desea puede realizar la gestión por vía telemática.

– Tengo más la seguridad que la impresión, de que cuando a una persona de avanzada edad empiezan a tratarle de contribuyente y le hablan de pago telemático o banca electrónica, automáticamente se ponen a la defensiva. “Papers menten barbes”, decían nuestros abuelos… ¿Es posible pagar y conseguir al mismo tiempo un recibo en el que conste que efectivamente has pagado?

– Para este caso concreto existe la posibilidad de que, contando con la ayuda de un hijo, nieto o sobrino de confianza, y para recuperar un código perdido, hay que entrar en la página de la Agencia Tributaria www.atib.es y acudir al apartado de consultas y sugerencias para volver a solicitar el código. Luego, tras buscar el apartado del Cartero Virtual de dicha página e introducir su recobrado código, solicitar visionar los recibos e imprimirlos, para después acudir al banco y pagarlos. De todas formas, una vez bien informado de los procedimientos, el contribuyente sabe que pagando con tarjeta electrónica, siempre podrá solicitar extracto de los pagos mensuales en los que constará la cantidad abonada a la Agencia Tributaria.

– El pasado año, recuerdo haber tenido en mano los clásicos avisos de pago de siempre…

– Por supuesto. El tener estos recibos como en años anteriores, fue posible porque siendo el primer año que implantamos el sistema, se imprimieron los recibos para que los ciudadanos y ciudadanas pudieran ir a buscarlos a la Agencia Tributaria y posteriormente abonar la cantidad estipulada en el banco, por ventanilla, o cargándolos en cuenta como en años anteriores.

– Maria Antònia, no pongo en duda de que tu seas un auténtico regalo para nuestra Administración Municipal, pero por esta “carretera” de los números, tu vas en deportivo y otros circulamos a pie o en bicicleta. No se si conociste u oíste hablar de aquel profesor de matemáticas en el Instituto Ramon Llull de Manacor llamado Martí Mascaró. Nadie discutía su conocimiento de la temática, pero cuando llevaba apenas unos minutos explicando un tema y embadurnar de arriba a bajo la pizarra de números, la mayoría de sus alumnos ya lo habíamos perdido de vista… ¿Me permites que recuperemos el ritmo de la llamada contabilidad de la vieja?

– Vayamos paso a paso, si así lo prefieres.

– Pongamos el caso de que un Sr. o una Sra., tienen ante sus ojos los recibos de contribución, de la tasa de recogida de basuras, independientemente de que se hayan hecho un lío o no con los cubos de diferente color, y digamos el impuesto de circulación, para no alargar más la exposición del supuesto caso… ¿Puede esta persona encontrar su “código de contribuyente” en los recibos del pasado año?

– Concretamente en los recibos no figuraba ni figura el código. Este es un número muy largo que se envió por carta a todos los contribuyentes, con la particularidad que una vez recibido dicho código el contribuyente que lo había recibido, podía cambiarlo por una contraseña que él mismo escogiera. Si cambió el código que le enviaron por una contraseña que no recuerda o que perdió, tiene que volver al paso explicado anteriormente de solicitar un nuevo código, en el apartado Consultas y Sugerencias de la página web de la Agencia Tributaria y seguir luego uno de los procedimientos explicados para hacer efectivo el pago de la cantidad estipulada en el recibo. Para evitar los consabidos problemas de cita previa de los últimos días de plazo para el pago de impuestos, es posible solicitar que se remita el nuevo código por correo electrónico.

– ¿Se tarda mucho en recibir el código por correo electrónico?

– Se tarda muy poco. Se genera automáticamente. Si miramos la cuestión tiempo por haber tardado demasiado en buscar el código perdido, también se da la facilidad de que la persona que ha pedido cita previa para conseguir un nuevo código, pueda ya también solicitar los recibos de este año e ir a pagar al banco o por tarjeta de crédito.

– ¿Qué ocurre si una persona tiene propiedades en diferentes localidades?

– Con el código del contribuyente se generan automáticamente todos los recibos de los bienes que sean propiedad del contribuyente en cuestión.

– ¿Qué ventajas o inconvenientes puede aportar este sistema?

– Realmente entiendo que en el pago de impuestos por sistema telemático, todo son ventajas Unas ventajas que son realmente evidentes con solo haber realizado la gestión de pago en una o dos veces. Por otra parte, el pago por el sistema de banca electrónica o tarjeta de crédito, te permite abonar los recibos en el momento que tu escojas, pero siempre dentro de plazo.

– Cómo se gestionan y en qué fecha, los pagos por domiciliación bancaria…

– Otro sistema de pago efectivamente es el de domiciliarlo en una entidad bancaria, con un compromiso previo por parte de la Agencia Tributaria, ya que dicha Agencia ofrece la garantía de que los recibos no serán pasados al cobro hasta iniciados los últimos quince días de periodo establecido. Con este compromiso quedan así descartadas las sorpresas de posibles perjuicios a los contribuyentes por presentar recibos al cobro en una fecha que podría variar más de dos meses respecto a este periodo de compromiso. Ahora y con solo un poco de práctica, cualquier ciudadano o ciudadana, puede realizar todas las operaciones de pago de impuestos y tasas municipales sin necesidad de moverse de su domicilio.

– Por de pronto, casi me has convencido de la bondad del sistema… Pero hay otra cuestión sobre la que me han hablado algunas personas, que me gustaría que nos aclararas: ¿Es cierto que habéis presentado recibos de los cinco últimos años de las tasas de recogida de basura a las casas de alquiler turístico?

– Los recibos que se han presentado al cobro inciden sobre los de los últimos cuatro años y corresponden a la diferencia entre la tasa que debe abonar una casa normal donde pueda vivir una familia y la parte de la tasa no abonada en estos últimos cuatro años correspondiente a un local comercial de alquiler turístico, cuyo pago viene reglado según las plazas ofertadas, tal y como ocurre con otros establecimientos comerciales del mismo ramo.

– Hasta aquí y a mi entender, como bien decimos en buen mallorquín, “son faves contades”. ¿Acaso no se presentaban al cobro la tasas como casas de alquiler turístico?

– En el año 2017, las tasas de alquiler turístico a las que ahora hemos presentado el recibo por la diferencia del sistema de pagos de como casa particular al sistema de casa de alquiler turístico eran las mismas que ahora. A finales del pasado año, los técnicos municipales me informaron de que desde 2017 las casas de alquiler turístico en cuestión no habían abonado la tasa correspondiente a su actividad comercial, sino única y exclusivamente como casa particular.

– ¿Cómo se procede cuando se dan estas circunstancias?

– Soy una persona que conozco perfectamente la legislación aplicable en los temas de impuestos y tasas. No en vano he sido durante 8 años directora de la Agencia Tributaria. Al ser informada por escrito sobre este caso por parte de los técnicos municipales, mi responsabilidad me obliga a ordenar la presentación al cobro de la diferencia en el pago de estos cuatro años, ya que de lo contrario incurriría en prevaricación.

Deja una respuesta