Entrevistas

Entrevista a Juan Gimeno, vicepresidente de Economistas sin Fronteras

El vicepresidente de Economistas sin Fronteras, Juan Gimeno, ve cada vez más cerca la implantación del teletrabajo gracias a la actual crisis sanitaria

“La crisis del coronavirus ayudará a instaurar el teletrabajo de forma definitiva”

José María Sánchez

Han pasado más de cuatro meses desde nuestro primer encuentro telefónico, y esta ya es la segunda entrevista para “Manacor Comarcal”. Al igual que en la anterior ocasión, su análisis de la economía actual es claro, certero y directo, sin cortapisas. Licenciado en Ciencias Económicas y Derecho por la Complutense de Madrid, Juan Gimeno Ullastres (Madrid, 1950) también es vicepresidente de Economistas sin Fronteras, una asociación fundada exclusivamente por economistas que buscan dar un poco más de luz a este panorama económico tan incierto en el que vivimos.

– Se habla mucho de los efectos producidos por el coronavirus en la macroeconomía. Sin embargo, se está hablando mucho menos de cómo esta crisis sanitaria afecta a la economía familiar. ¿Qué le parece el anuncio del presidente Sánchez, de movilizar 200.000 millones de euros para combatir la crisis del coronavirus?

– Considero que en este aspecto es importante reseñar la buena voluntad del Gobierno de atajar este conflicto cuanto antes, aunque esa cifra de 200.000 millones de euros sea más un número propagandístico que real, ya que ese dinero se va a distribuir no solo a las familias más vulnerables, sino también a la ciencia, a las empresas y a los trabajadores. Asimismo, creo que es importante añadir que si la renta básica ya estuviera implantada, las ayudas a la ciudadanía y al sector científico no hubieran resultado tan complicadas para el Gobierno. Ojalá esta situación nos haga reflexionar para ponerla en marcha en un futuro inmediato.

– Una de las novedades que está trayendo esta crisis sanitaria es el aumento del teletrabajo en todo el mundo, gracias al cual ha empezado a descender el nivel de contaminación. ¿Cree usted que el coronavirus puede ayudar a implantar el teletrabajo en todo el mundo?

– Creo que sí, que esta crisis ayudará a instaurar el teletrabajo de forma definitiva. Considero que hay muchos empresarios o gerentes que tienen mucho miedo al teletrabajo, y puede que esta experiencia sirva para que los jefes de muchas empresas empiecen a ver al teletrabajo con otros ojos. De hecho, para todos los que practicamos el teletrabajo desde hace un tiempo, sabemos que esta forma de trabajar supone un incremento de la productividad en el trabajador, y desde luego muchas otras ventajas, como una mayor conciliación familiar o una reducción de la contaminación.

– De hecho, uno de los grandes asuntos pendientes que tiene la economía española pasa por la baja productividad. ¿Cree que el teletrabajo podría aumentar la productividad de los trabajadores en un corto o medio plazo?

– Por supuesto, creo que si después de esta crisis, se pierde parte de ese miedo en el empresariado, y el Gobierno muestra una pizca de valentía en este asunto, el teletrabajo llegará pronto, y más cuando los trabajadores descubran que son más productivos desde su casa que en la oficina.

– Hace unos meses, usted afirmó que la gran prioridad del nuevo Gobierno debería de pasar por un gran pacto entre partidos que luchase por la emergencia climática. ¿Considera que la crisis del coronavirus podría impulsar a nuestros políticos a tomar medidas más ambiciosas en el terreno del medio ambiente?

– Por desgracia, creo que este conflicto sanitario no va a empujar al Gobierno a ser más atrevido en sus medidas contra el cambio climático, aunque también es cierto que este Gobierno se ha mostrado muy comprometido con el cambio climático desde un primer momento, así que confío en que tarde o temprano el actual Ejecutivo empiece a tomarse más en serio la emergencia climática. Últimamente hemos avanzado mucho en concienciación, ahora solo faltan medidas más ambiciosas, como tu bien has dicho.

– El nuevo Gobierno lleva poco más de dos meses en el poder, aunque ya ha dado algunas pistas de cómo va a ser su agenda económica. Revalorización de las pensiones, subida del SMI, derogación parcial de la Reforma Laboral del PP, creación de la tasas Google y Tobin… ¿Cómo valora estas nuevas medidas del actual Gobierno?

– Bajo mi punto de vista, creo que son medidas muy positivas, algunas de ellas eran asignaturas pendientes desde hace tiempo, y bien está que se hayan tomado, aunque hay muchas otras que siguen pendientes y que espero que se lleven a cabo una vez que la crisis del coronavirus desaparezca. Asimismo, creo que es fundamental que se aprueben unos nuevos presupuestos, en los que se avance en justicia fiscal después de muchos años en los que se ha disparado la desigualdad.

– Ahora que habla de desigualdad, no sé si vio aquel informe redactado por la ONU hace unas semanas, en el que se criticó a España por la falta de políticas sociales. ¿Qué le pareció ese informe?

– Creo que fue un trabajo espléndido, muy cercano a la realidad, donde el relator de la ONU se limitó a exponer unas cuantas cifras muy llamativas pero ciertas, en las que se hablaba de las alarmantes cifras de pobreza y desigualdad que siguen existiendo en nuestro país. De hecho, considero que ese informe debería de servir de punto de partida a nuestro Gobierno para así empezar a hacer más y mejores políticas sociales para el conjunto del país, una vez que la crisis del coronavirus haya desaparecido.

– Pasando a otros temas de sumo interés, uno de los asuntos que va a determinar el curso económico mundial durante los próximos años, son las elecciones generales de Estados Unidos, que se celebran el próximo mes de noviembre. Si Trump sale reelegido dentro de unos meses, ¿qué impacto tendría su reelección en la economía mundial?

– Trump es muy imprevisible, lo que provoca que sus políticas se hayan convertido en estos últimos años en un factor de inestabilidad para la economía, algo siempre perjudicial para el resto de países en una economía tan interconectada como la actual. De todos modos, si predecir el futuro ya es difícil de por si, creo que predecir el futuro con Trump como presidente es aún más difícil.

– De hecho, en nuestro primer encuentro, recuerdo que le pregunté acerca de las posibilidades de una posible crisis económica en el futuro, y usted me aseguró que no descartaba en absoluto una nueva crisis, a causa principalmente de las enormes incertidumbres políticas que existen en todo el mundo. Por tanto, si Trump sigue, seguiremos un poco en esa línea…

– Así es. Además, la crisis del coronavirus está agravando aún más el escenario económico actual. Había factores de inestabilidad política, había factores de inestabilidad financiera, y ahora le hemos sumado el coronavirus, que ha aumentado aún más la inestabilidad en la economía mundial, lo que no es en absoluto positivo para algo tan frágil como la economía.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba