ActualidadCulturaManacor

En Manacor, la Sibil.la vibró un año más en lo más profundo

Más actual que nunca. El ‘cant de la Sibil.la’ sigue perdurando más de 1.000 años después gracias a su atemporalidad y volvió a presentarse en el ‘dissabte de Nadal’ con toda su potencia en todos los templos sagrados de la isla.
Vibró la voz y el mensaje acompasado a cappela de Cati Gelabert en Sant Pau; Encarna Valera en Crist Rei; Treasure Osadiaye en la Mare de Déu del Carme; y de Petra Bauçà en Els Dolors. Muy especial la misa de Matines en todo el municipio de Manacor, atrayendo el sentido canto a gran parte de la ciudadanía manacorina.
La tradicional Sibil.la de origen medieval volvió a traspasar épocas y resonó en lo más profundo dels Dolors de Manacor el pasado 24 de diciembre a las ocho de la tarde. Retumbó el templo y todo el público presente se estremeció con cada verso, mientras los alientos de silencio erizaban la piel del boquiabierto espectador. Nada más se escucha que el latir de un pueblo callado presenciando atento el augurio del anunciado Mesías y la redención de los pecados a la llegada del fin de los días. ¡Que contemporáneo! El miedo de un pueblo que teme por el devenir de la sociedad en plena pandemia escuchando clamar un “tot cremarà”.
Si la Sibil.la sigue intacta comprendan que no solo es porque el ser humano ha protegido su canto como tradición, sino porque el mensaje que transmite va directamente al alma de cada uno, recordándonos cada año el poder implacable de la naturaleza. El miedo que remueve nuestras carnes y que se expone ante nosotros en la noche de Matines mientras se anuncia la llegada del salvador. Una forma delicada y sutil de mirar en nuestro interior y admirar la naturaleza humana como inocente, perdonando nuestros más profundos temores, a la vez que reconocemos nuestro más valioso poder, el amor.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba