ActualidadNoticias

EDITORIAL SIN RODEOS DE «MANACOR COMARCAL»: El “amarillismo” puro y duro del alcalde de Manacor

Gabriel Veny

En diferentes ocasiones, he destacado la gestión del alcalde de Manacor, Miquel Oliver, en tiempos tan complicados como los que nos ha tocado vivir y sufrir por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, su actuación en la sesión plenaria del Ajuntament el lunes 8 de febrero, me da mucho que pensar.

En el apartado en el que se debatía una interpelación del PP, solicitando explicaciones acerca de las obras ilegales de un familiar directo del concejal Joan Gaià, miembro del equipo de gobierno y del mismo partido que el alcalde (MÉS/ER), paralizadas por decreto de la delegada de Urbanismo, Núria Hinojosa, el batle Oliver pareció anteponer su amistad con Gaià a su obligación como alcalde de Manacor, cuando lo coherente hubiera sido profundizar sobre el tema al objeto de aclarar las cosas, abriendo una investigación interna si fuera necesario, en lugar de cerrar el micro y hacer callar a la portavoz del grupo “popular”, Maria Antònia Sansó. No es de extrañar que la decisión del alcalde tuviera como respuesta “Viva la censura, señor alcalde”, por boca de Maria Bel Bauzá.

Por su parte, Joan Gaià mostró su indignación por el hecho de que el documento de suspensión de las obras “s’hagués filtrat sense cap fonament i amb l’únic propòsit de perjudicar-me a mi i a la meva família”, un hecho que dijo le ha permitido conocer “l’existència de gent bona i gent dolenta en el mateix consistori”. Lo que no dejó claro quiénes son los malos y quiénes los buenos, o el bueno, ya que solo el batle Oliver actuó de “fiel espadachín” en defensa de su amigo Gaià.
Miquel Oliver intentó restar importancia a la noticia, adelantada por “Manacor Comarcal”, diciendo: “De fet la notícia només va ser treta per un mitjà de premsa groga de Manacor, cap altra la va voler comprar”.
Señor alcalde, sepa que Manacor Comarcal no “compra” noticias. Las investiga y contrasta siempre antes de publicarlas, como hicimos con el “caso” de las obras ilegales de familiares directos de su amigo y concejal Joan Gaià, del que se decía, a nivel popular, que era el promotor de la obra, algo que dejamos claro que no era así, en nuestra publicación, a la que el batle de Manacor osa de tildar de “premsa groga”.
La prensa amarilla, señor alcalde, es la que desvirtúa una noticia por extraños intereses, o la que la ignora por temor a represalias en materia de subvenciones públicas anuales, que son, presuntamente y por desgracia, el motivo por el que siguen publicándose algunas revistas. A este respecto, hace muchos años que Manacor Comarcal renunció a las subvenciones públicas, dándose de baja de la Premsa Forana, en cuyas reuniones en su sede de Sant Joan sólo se hablaba de las subvenciones del Govern y de los editoriales conjuntos siempre favorables a las instituciones que daban las subvenciones. Algo que nuestro concepto de prensa independiente no nos permitía.

La actuación del batle Oliver en el pleno del lunes, extrapolada al periodismo, sí fue “amarillismo” puro y duro, elevado a la máxima potencia e impropio del máximo cargo de un municipio como el de Manacor. Aunque Miquel Oliver no es la primera vez que se ceba con Manacor Comarcal y su editora, Premsa Independent. Hace algunos años, en 2012, publicamos un libro titulado: “Mestre Rafel Nadal, leyenda viva con 65 años de realizaciones musicales”, que constituyó un positivo impacto en la comarca, incluso a nivel de Mallorca, del que tuvimos que realizar tres ediciones. Miquel Oliver, entonces en la oposición, tildó de “revisteta” el libro en el curso de un pleno. Aunque bien es verdad -todo hay que decirlo- que unas semanas después, Oliver se personó en mi despacho, presentando sus disculpas al respecto. Rectificar es de sabios. A ver si ahora, sobre el tema que ha originado este artículo, vuelve a disculparse.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba