Entrevistas

“Creo que el Gobierno debería de fomentar más los incentivos al rodaje” – Pedro Barbadillo

El director de la Mallorca Film Commission, Pedro Barbadillo, aboga por un incremento de dichos incentivos una vez que la crisis por el coronavirus se ralentice

“Creo que el Gobierno debería de fomentar más los incentivos al rodaje”

José María Sánchez

Anteriormente ha trabajado como periodista o como productor de documentales o series, aunque ya hace años que dirige la Mallorca Film Commisssion, un órgano que forma parte de la Fundació Mallorca Turisme del Consell, y que se encarga de organizar todos y cada uno de los rodajes cinematográficos y publicitarios que se producen en las islas. Hablamos de Pedro Barbadillo (Sevilla, 1956), quien actualmente guía y lidera una entidad enormemente dependiente del turismo y la cultura, dos de los sectores más castigados por la crisis del COVID-19.

– En primer lugar, Pedro, no cabe duda de que la cultura está siendo uno de los sectores más afectados por esta crisis. ¿De hasta cuánto podrían ser las pérdidas de la Mallorca Film Commission, una vez que esta crisis acabe total o parcialmente?

– La verdad es que antes incluso de que se decretara el estado de alarma, ya hubo varias cancelaciones de rodajes, especialmente de rodajes publicitarios. Eso sí, una vez que se declaró el estado de alarma, el número de cancelaciones subió bastante, ya que no solo se posponían los rodajes publicitarios, sino también otros vinculados al cine o las series, por lo que calculamos que hemos pospuesto unas ganancias de unos 12 millones de euros en rodajes. En este caso estamos hablando de una cifra actual, aunque si no podemos empezar a rodar este mes, esos 12 pasarán a ser 20, y así sucesivamente hasta que el estado de alarma no se suavice. Lo bueno es que gran parte de los trabajos provenientes del cine o las series no se van a perder, aunque seguramente sí vamos a perder mucha publicidad, ya que son rodajes que dependen de campañas publicitarias.

– ¿Habéis planeado alguna estrategia conjunta con otros actores culturales, con el fin de arreglar el daño provocado por esta crisis?

– En este aspecto, sí es cierto que estamos trabajando a muchos niveles, especialmente con gente de las islas. De hecho, estamos pactando una serie de medidas con la Asociación de Productores para ayudarnos mutuamente, una vez que lo peor de esta crisis pase. Asimismo, nuestros trabajadores también se pueden acoger a las medidas generalistas que ha decretado el Gobierno, como los ERTEs o las cuotas de autónomos. Por otro lado, estamos planteando adelantar una convocatoria pensada para el próximo mes de junio, vinculada al desarrollo de proyectos audiovisuales. De esta manera, los productores de las islas tendrán más tiempo para desarrollar sus actividades de la manera adecuada. Por último, durante las últimas semanas también hemos hablado mucho con el Govern y con IB3, para crear un fondo común para fomentar coproducciones que den más trabajo a la producción local.

– Por lo que veo, el trabajo en la Mallorca Film Commission no ha decrecido a pesar del parón…

– Así es, estamos intentando adelantar algo de trabajo, y avanzar en otros asuntos pendientes que teníamos desde hace tiempo. De hecho, últimamente también hemos avanzado bastante en la Comisión Interterritorial del Ministerio de Cultura, que es un órgano en el que se ven inmiscuidas todas las comunidades autónomas, y que tiene como uno de sus objetivos implementar una serie de medidas a aquellas entidades como la nuestra, que se encargan de todo tipo de producciones y rodajes, para así sobrellevar mejor esta crisis.

– ¿Se ha filmado algo en el Llevant de Mallorca, por Manacor o alrededores?

– Desde la famosa escena de ‘El Verdugo’, rodada hace casi 50 años en las Cuevas del Drach, diversas localizaciones del término municipal de Manacor han sido escenarios de rodajes. Y seguramente volverán a serlo, una vez que se recupere la posibilidad de venir a rodar a Mallorca. Aún así, en este aspecto será importante que desde los ayuntamientos se adopten algunas medidas que ayuden a incentivar los rodajes en sus municipios; ¿Cuáles podrían ser esas medidas? Por ejemplo, a través de una exención de las tasas de ocupación de espacio público, o facilitando la obtención de permisos de rodaje. Desde la Mallorca Film Commission hemos invitado a los ayuntamientos a adherirse a nuestra propuesta, y en cuanto sea posible volveremos a promover los rodajes en sus localizaciones, para que sirvan como un estímulo económico en la difícil etapa que deberemos afrontar tras el fin del confinamiento.

– Ya que estamos hablando de medidas, ¿qué soluciones consideras que debería de buscar el Ejecutivo respecto al sector cultural, una vez que esta crisis decrezca?

– Aunque no me considero un experto en el sector cultural, sino más bien en el sector puramente audiovisual, creo que el Gobierno debería de fomentar más los incentivos al rodaje, ya que en estos últimos años hemos visto como el número de rodajes se ha multiplicado en todo el país, gracias al aumento de incentivos que se produjo hace cuatro años. Aun así, pienso que hace falta pasar a mayores en este aspecto, igual que han hecho otros países europeos al respecto. Asimismo, el tema de las tasas también es muy importante. Creo que se deberían de rebajar o incluso suprimir durante un tiempo, para así ser más competitivos respecto a otros lugares.

– Pasando a otros temas de sumo interés, ¿no le parece llamativo que ahora, gracias al confinamiento, se consuma más cultura que nunca, al mismo tiempo que el sector cultural sea uno de los ámbitos más afectados de esta crisis?

– La verdad es que sí, ya que por un lado, plataformas como Netflix, HBO o Filmin están teniendo mucho seguimiento durante estos días. Y no solo las películas o las series, también la venta de los libros electrónicos ha crecido bastante. Eso sí, el consumo cultural que se hace físicamente no existe, y una gran muestra de ello se encuentra en el teatro, que es uno de los actores culturales más afectados, sino el que más, de esta crisis.

– ¿No crees que este confinamiento está sirviendo para darnos cuenta del papel central que tiene la cultura en nuestro día a día? Ya que todos o casi todos los días, o bien leemos un libro, o bien vemos un capítulo de una serie…

– Así es, como vivimos rodeados de cultura, ni siquiera nos damos cuenta del valor que tienen muchas veces los productos culturales, ya que en muchos casos los consumimos incluso de forma gratuita gracias a Internet. Todo esto nos debería de llamar la atención, al igual que está pasando con el sector sanitario, de la necesidad de cuidar y contribuir a que la cultura sea un bien casi tan importante como nuestra propia salud.

– ¿Crees que esta crisis podría servir a la clase política para repensar el papel secundario que se le da a la cultura, así como a buscar más facilidades para un sector tan infravalorado como el vuestro?

– Ojalá suceda así, de hecho esto es algo que ya está empezando a pasar en otros países europeos, donde han incluido a la cultura como un bien de primera necesidad a la hora de recibir ayudas ante la crisis del coronavirus.

– ¿Considera que tras este parón mundial, se va a generar algún cambio en nuestros hábitos de consumo cultural?

– Creo que un tema como este va a depender mucho del modo en que salgamos de este estado de alarma, y de si este estado de alarma se va prolongar mucho más o no. Y con esto no me refiero solo a la cultura, sino a todo en general…a la sanidad, a la ciencia, etc. Yo quiero pensar que todo esto nos va a servir para algo, aunque nunca se sabe.

– Por último, Pedro, preguntándote más por tu experiencia en el mundo cultural, ¿no crees que este confinamiento puede propiciar un boom de historias vinculadas a esta crisis?

– Sin duda, de hecho esto ya está ocurriendo. A mí cada día me llegan proyectos online relacionados con el confinamiento. Asimismo, estoy seguro de que las grandes plataformas ya han puesto a trabajar a sus guionistas a la hora de preparar esa gran serie vinculada a la crisis que actualmente vivimos. En ese punto será interesante ver si nos encontraremos con historias más catastrofistas, o por el contrario con relatos más positivos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba