Sin categoríaFútbolTercera división RFEF

Al Manacor le bastó con 45 minutos.

Tercera División (Jornada 11)

Manacor, 3

Inter Ibiza, 1

Al Manacor le bastó con 45 minutos. Contra todo pronóstico, el técnico local salió con sus tres arietes en punta y su juego ofensivo tumbó pronto a un endeble Inter Ibiza. Los rojiblancos salieron concentrados, metidos y valientes en el sistema inicial. Presionaban cada balón y el conjunto ibicenco se vio superado desde el minuto uno de partido. El tridente de ataque respondió a las mil maravillas y, sin Tià Sastre por lesión, Joan Marí cogió el relevo en el centro del campo apareciendo en todas las fotos del imponente encuentro. Los locales anotaban el primero en una magistral jugada combinada entre Gili, Rodri y Roig; el ‘nueve’ del Manacor anotaba el 1-0 y ponía por delante a su equipo aprovechando la titularidad que hoy le brindaba el míster Jaume Mut. Estaban todos dispuesto a seguir sumando y, en nada y menos, el bueno de Rodri se apuntaba el 2-0 tras plantarse ante el meta rival y tumbarlo al driblin. La grada sonreía y los locales circulaban el esférico alegremente en busca del tercero. El Inter Ibiza apuntalaba su ataque cambiando el sistema e irrumpía sumando un efectivo en la lanza de ataque. Poco le duró la intentona ofensiva al equipo visitante, quedándose con diez en el minuto 37 de partido. De nuevo se replegaron y el Manacor aprovechó los espacios entre el descontrol defensivo del conjunto ibicenco para anotar el 3-0. El bigoleador Roig se hinchaba de coraje y llegaba al segundo poste en un saque de esquina que peinaba Xisco Garí y le daba al Manacor la sentencia por los puntos.

Con el holgado resultado se inicio el segundo tiempo, que nada tuvo que ver con el primero. Ambos conjuntos salieron algo apagados y al Manacor le costó horrores centrarse en el partido. El tiempo pasaba y el Inter Ibiza intentaba recortar distancias sin apenas ocasiones. Roig tuvo alguna más para anotarse el hack-trick en su cuenta particular, pero la suerte no le sonrió tras la pausa del descanso. Rodrigo y Nico, que también estuvieron brillantes en el primer tiempo, no consiguieron tener la suya y con las sustituciones el partido iba muriendo. Los visitantes no daban una y, por si era poco, se quedaron con nueve en el minuto 74. En el último cuarto de hora parecía diluirse poco a poco el Manacor, terminando totalmente ausentes en un cúmulo de errores impropios del equipo local. Concedió un penalti absurdo y se borró del encuentro sin ser capaz de conservar la portería a cero una vez más.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba