Actualidad

Versión completa: El Caso Cala Varques sale a la luz: Conflicto vecinal y turístico (1ª parte)


El caso Cala Varques lleva prolongándose demasiados años y ya va siendo hora de poner algo de luz al asunto. La revista Manacor Comarcal fue contactada hace varias semanas por los propietarios de la finca de Cala Varques y nos comentaron que estaban dispuestos a hablar y contar toda la verdad sobre el extraño caso que lleva prorrogándose en el tiempo, sin llegar a una solución benefactoría para todos. Curioso por lo menos.
¿Qué se trama en Cala Varques? Pues hasta la fecha, nada menos que okupas, masividad de turistas, basura, coches mal estacionados, música, ruido, venta ambulante, negocio ilegal y la destrucción de un paraje natural que cada día deteriora más su nombre y la de las playas de Manacor. Esta es la realidad. Un olvido total de la situación y la zona que permite al turista campar a sus anchas en territorio manacorí sin oposición alguna. Saltar vallas, tirar paredes, acampar en la zona, estacionar en el camino y la carretera, arrojar basura, y volver a sus hogares tan felices y campantes.Todas estas actividades van incrementándose con el paso de los años y, hasta la fecha, nadie parece dispuesto a ponerle punto final. Para comprender mejor el caso, vamos a retrotraernos unos cuantos años atrás, cuando Cala Varques aún era realmente un paraíso virgen desconocido por el sector del turismo y por la mayor parte de los mallorquines. En ese entonces, recordarán que la gente podía transitar por el camino público o de uso público que se inicia desde la carretera Ma-4014 (Porto Cristo-Porto Colom) hasta el borde de la parcela 53, conocido como Camino de Cala Varques. Hace unos cuantos años, este hito permanecía abierto con una valla a medio cerrar con la intención de permitir cruzar las fincas de Cala Varques para llegar hasta la playa y darse un chapuzón. Con el paso de los años, y con el incremento del turismo en la zona, los vecinos cerraron su finca privada, iniciándose en 2015 una serie de actuaciones municipales con la idea de restringir el paso a motor por la zona e instalando señales de prohibición de estacionamiento. El batle Miquel Oliver, en 2015 ya declaraba en Última Hora que “no prohibimos, lo que hacemos es no fomentar ni promocionar el acceso a una cala que es ANEI y que no está capacitada para asumir la cantidad de gente que la visita en la actualidad”, y además añadía que “hemos puesto las señales de prohibición y durante unos días se hará una campaña informativa en cuatro idiomas para advertir de la limitación y en breve se procederá a multar y a retirar los vehículos con grúa si es necesario”.
Hasta aquí todo bien, aunque la campaña no surgió mucho efecto y en 2020 se colocó una barrera en la entrada del vial, se pintaron líneas amarillas a lo largo de la carretera y con toda esta normativa, este mismo verano hemos vuelto a tener aglomeraciones. De poco ha servido.
Tras varios años de soportar en la finca privada la entrada masiva de visitantes, decidieron sellar sus parcelas y echar el cierre a la propiedad privada, hará unos cinco o seis años. Una de sus propietarias, Margalida Santandreu, nos declaraba que “no era lo mismo dejar entrar a 20/30 personas, que a 500; nuestra finca estaba totalmente invadida”. El descontrol era evidente y las fincas de Cala Varques, siendo ANEI, estaban totalmente descuidadas de protección alguna. Cualquiera podía campar a sus anchas y así lo hicieron. Margalida nos contaba que “a raíz de cerrar, el vecino también cerró, aunque siempre pasaban por nuestra finca”. Detallaba Margalida que “en ese entonces se estaba debatiendo la Ley de Caminos y se ve que el vecino se sintió perjudicado y cerró el antiguo camino de uso público de Cala Falcó”, que no deja de ser la continuación del conocido Camino de Cala Varques. “El vecino se posicionó como enemigo de nosotros y nos puso un letrero metálico hace seis o siete años en nuestra barrera, atacándonos directamente de bloquear el camino hasta la playa”. La propietaria irritada nos contaba que “el camino de toda la vida, que siempre había estado abierto hasta hace seis años, es el que llega hasta Cala Falcó y, al ser de uso público no puede cerrarlo”.
Hasta aquí todo palabras, enfrentamientos y una problemática por resolver. De este modo, se pusieron manos a la obra los vecinos de las fincas de Cala Varques para demostrar y evidenciar que el camino oficial de paso es el que llega hasta Cala Falcó, exigiendo de inmediato su apertura con la idea de terminar con las constantes invasiones de la citada finca que, además de privada, es un coto de caza. Otra de las partes propietarias de la finca añadía que “en la Ley de Caminos queda claro que en nuestra finca no hay ningún camino registrado”.
Así pues, los propietarios de la finca de Cala Varques presentaron una instancia en el Ajuntament de Manacor para aclarar la problemática ya que, tras muchos años de insistencia, las autoridades no ponían punto final al caso. Concretamente, el 13 de febrero de 2020 presentaron la instancia y recibieron la certificación del arquitecto técnico municipal y el ‘vist i plau’ de la delegada de Urbanismo Núria Hinojosa, dándoles la razón, en un informe donde se detalla cada uno de los tramos correspondientes al camino de uso público que llega hasta Cala Falcó, descartando cualquier tipo de camino en las fincas ubicadas en Cala Varques.
El siguiente documento certificado detalla que:
1- El tramo que discurre entre la Ma-4014 y la parcela 53 del polígono 20 de Manacor (inicio fincas Cala Varques) es público o de uso público que se encuentra en el inventario de caminos de uso público.
2- De la Ma-4014 hasta las parcelas 53 y 41 del polígono 20 de Manacor están calificadas como camino de uso público.
3- El tramo entre las parcelas 16 y 41 del polígono 20 de Manacor y que da acceso a Cala Falcó está calificada como camino de uso público.
4- Todo registrado según el ‘Inventari de Camins i Camades d’Ús Públic’ aprobado en data del 4 de junio de 2001 y en la tramitación de la cuarta modificación del inventario aprobado inicialmente en el Pleno de l’Ajuntament de Manacor en sesión ordinaria de día 13 de octubre de 2015, nombrado como camí de Cala Varques.
5- Para que conste y surja efecto, se expide este certificado a petición de la persona interesada con la firma del correspondiente técnico y con el visto bueno de la 1ª teniente de alcalde y delegada de Urbanismo, por delegación de signatura.
En el siguiente documento se detallan los diferentes tramos pertenecientes al camino de uso público conocido y registrado como Camí de Cala Varques. Para facilitar la comprensión al lector, adjuntamos un mapa del lugar complementándola con la siguiente explicación: La franja amarilla que hemos señalado se corresponde con el tramo que va desde la carretera de Porto Cristo-Porto Colom hasta el cruce cerrado que da de lleno a la parcela 53, donde los visitantes saltan e invaden en la actualidad la finca privada. Hemos marcado el punto de conflicto en el mapa con un círculo rojo. Allí, dos enormes barreras metálicas cortan el paso y los visitantes saltan por la finca de Sa Talaia (a mano derecha) y luego rompen el muro de separación para meterse en la parcela 53 de Cala Varques. Para evitar estos destrozos, una puerta a mano izquierda cierra en la actualidad el antiguo camino de uso público que conecta directamente las parcelas 53 con la 41 (marcada en el mapa en color verde), continuando la senda de uso público hasta la parcela 16 que da acceso a Cala Falcó (franja de color azul). Desde allí, y siguiendo los caminos históricamente de uso públicos marcados en la imagen aérea del año 1956-1957, el conflicto podría zanjarse y las invasiones en fincas privadas concluir de inmediato.
Con el documento en la mano, los hechos narrados por los propietarios de la finca de Cala Varques parecen poner algo más de luz al asunto aunque, ¿por qué la problemática sigue aun en marcha? ¿Por qué no se ha llegado a un acuerdo con la propiedad? ¿Cuáles han sido las negociaciones? ¿Quién es el vecino de la finca de Cala Falcó? ¿Por qué no han abierto aun el camino de uso público hasta Cala Falcó? ¿Por qué el Ajuntament de Manacor se mantiene en silencio? Quedan muchas incógnitas por destapar y, ahora que están puestos en contexto, la semana que viene destaparemos más sobre el caso Cala Varques.
Más luz en la siguiente edición.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba