ActualidadManacorSucesos

Tres heridos al chocar un conductor ebrio contra un coche de la Policía Local de Manacor

Un accidente causado por un conductor ebrio a escasos metros del cuartel de la Policía Local de Manacor ha provocado tres heridos y numerosos daños en la avinguda d’Es Parc. Los hechos ocurrieron el pasado viernes 13, sobre las 21’45 horas, cuando un coche de la Policía Local de Manacor se dirigía a su cuartel. En un momento dado, el coche patrulla se adentró en la rotonda y sintió por su derecha un fuerte ruido de un motor. Era otro coche, que se acercaba con muchísima velocidad y que imposibilitaba una detención segura en la rotonda. Debido a ello, el policía paralizó su coche pero aún así, el otro vehículo no consiguió frenar y rozó el coche policial. Posteriormente, el conductor entró con mucha fuerza dentro de la rotonda, impactando contra una palmera ubicada dentro de la misma, rompiéndola y provocando que el coche quedase volcado en medio de la glorieta.
En seguida, el policía que iba de copiloto se bajó del vehículo sin llegar a ver la palmera que había roto el accidentado, que tardó unos segundos en caer totalmente, por lo que parte de esta le acabó golpeando y causando heridas leves. El agente que conducía puso las luces de emergencia para bajarse del coche, momento en el que la palmera cayó encima del coche, lo que ocasionó que el techo se doblase y golpease en la cabeza del conductor, algo que le provocó también heridas leves. Posteriormente, y ya con los dos policías fuera del coche, acudieron a socorrer al conductor accidentado, observando que era un hombre mayor, de unos 80 años, y que estaba inconsciente.
Al lugar de los hechos se desplazaron equipos de Emergencia, una ambulancia y Bomberos de Mallorca. Asimismo, otros policías locales también se acercaron al lugar del suceso. El hombre estuvo inconsciente aproximadamente un minuto, momento en el que recuperó la conciencia, para acto seguido, empezar a actuar de forma chulesca ante los agentes, faltándoles al respeto con todo tipo de insultos y amenazas. Una vez que se rescató al accidentado, los sanitarios lo atendieron para luego trasladarlo con pronóstico reservado al hospital de Manacor. Antes de dirigirse al centro sanitario, los agentes de la Policía Local le practicaron la prueba de alcoholemia, y comprobaron que el conductor había triplicado la tasa permitida. Posteriormente, al hacer gestiones, han podido comprobar que tenía el carnet caducado.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba