ActualidadPorto Cristo

Sus orígenes se remontan al año 1890: La iglesia de la Mare de Déu del Carme de Porto Cristo, fue elevada a la categoría de parroquia en el año 1965 (1ª parte)

Fotos actuales: Marcos Gittis
El conjunto del templo o iglesia de la Mare de Déu del Carme de Porto Cristo, tal como puede contemplarse actualmente, apenas ha rebasado su medio siglo de existencia, y fue elevada a la categoría de parroquia el 16 de julio de l965, siendo obispo de Mallorca monseñor Álvarez Lara. Si bien sus orígenes datan de la última década del siglo XIX, según relata Catalina Oliver Costa, en su trabajo presentado en las II Jornades d’estudis locals de Manacor, celebradas los días 10 y 11 de mayo de 2002 y publicado en el libro editado por el Ajuntament de Manacor en junio de 2003.
Dice Catalina Oliver que, “La iglesia Parroquial de Porto Cristo no es un edificio importante o destacable arquitectónicamente hablando, ni tampoco lo es por lo que hace referencia a su ornamentación interior, sus cuadros o sus retablos; pero es innegable -añade- que esta iglesia forma parte de la vida de mucha gente y en su construcción han intervenido muchas personas, la mayoría anónimas, que imprimieron su huella y le dedicaron un tiempo de su vida y mucho de su saber”.

Postal de la antigua iglesia de Porto Cristo


Según Oliver, el inicio de la historia de la iglesia de Porto Cristo “está indiscutiblemente ligada con el nacimiento de la Colonia del Carme”, más tarde denominada Cala Manacor, después Port de Manacor y Porto Cristo, a partir de la leyenda que habla del rescate de una imagen del Santo Cristo por parte de unos pescadores de la Colonia. Y apunta que “en los primeros años de vida dispersa de los habitantes de la Colonia, uno de los lugares donde los campesinos acudían a misa era el oratorio de Son Tovell. Ya en 1890 el rector de Manacor comunicaba al obispo la constitución de una Junta de Obras con la finalidad de construir un pequeño edificio dedicado al culto, a lo que el obispado contestó que ‘aprobamos y bendecimos tan laudable proyecto y concedemos cuarenta días de indulgencias a todos los que con su trabajo gratuito, con sus limosnas o donaciones contribuyan a la construcción del nuevo templo’”.
El 2 de julio del mismo año 1890, el presidente de la junta de obras Antoni Ferrer Sunyer, se dirigía al obispado exponiendo que por tal que “mientras se edifique la consabida iglesia, puedan los vecinos de la misma Colonia asistir cómodamente a la Santa Misa, se ha preparado una hermosa y pública capilla que dotada de lo necesario para el Santo Sacrificio, desea se bendiga cuanto antes”. Aquí, pues, según Oliver, es cuando comienza la actualidad física de la parroquia del Carme, que en principio pasó a depender de la parroquia dels Dolors de Manacor. En 1891 aquella capilla estaba acabada y el 3 de diciembre de aquel mismo año, el rector Rubí hizo donación de un cáliz con pie de cobre y una copa y patena de plata.

Tejado de la parròquia Mare de Déu del Carme de Porto Cristo


Por lo que se deduce de la documentación y fotografías consultadas por Catalina Oliver, “se trataba de una construcción muy sencilla, de una sola nave longitudinal y de una sola altura. No había capillas laterales, ni que se sepa, espacio marcado en planta para el presbiterio. El techo, a dos aguas, se sostenía sobre cerchas de madera cubierto por tejas. La fachada era, igualmente, sencilla: una puerta de entrada adintelada, centrada, sobre la cual, imitando las grandes construcciones, se abría un pseudo rosetón; todo ello rematado por una espadaña. Las fachadas laterales, igualmente sencillas, tenían unos pequeños ventanales que apenas debían proporcionar luz en el interior”. El primer encargado del oratorio fue mossèn Pere Josep Galmés, que en el año 1900 mandó pintar algunos cuadros a distintos pintores, que representaban diferentes santos, algunos de los cuales todavía se conservan en la iglesia, mientras otros han desparecido.
Según escritura notarial fechada el 24 de junio de 1908, el entonces alcalde de Manacor Llorenç Caldentey Riera, propietario de todas las parcelas que el conde de San Simón todavía no había vendido, hasta que él las compró, cedía a la Iglesia de Mallorca un terreno para construir un templo de mayor capacidad, pues la primitiva capilla ya resultaba insuficiente, especialmente en verano, para albergar a todos los fieles que acudían a oír misa, obligando a muchos a situarse en la explanada existente enfrente de la fachada principal del templo.

Campanario de Porto Cristo


Acabadas la obras de la primera ampliación, en el año 1913 la iglesia del Carme es elevada a vicaria in Capite, independiente de Son Negre, y el primero de junio del mismo año fue nombrado vicario del Port, Manuel Soto. Según el Boletín del Obispado de la época, “esta vicaría, cuyo titular es Ntra. Sra. del Carmen, tiene como perímetro una línea que partiendo del mar por los linderos de Son Moro y Son Pudent, sigue por los de Son Suau hasta Sa Marineta, por los linderos de Sa Marineta, carretera de Sa Ca-Rotja, linderos de Son Tovell, Gruta Vella hasta Cala Morlanda, incluyendo el caserío de esta cala”.

Entrada principal de la parroquia porteña


El continuo aumento de población y el hecho de considerarse a Cala Manacor colonia veraniega, propiciaron, en 1916, que se estudiase la posibilidad de edificar una nueva iglesia, iniciativa que pudo llevarse a término gracias a un legado de Joan Amer y al impulso de Mn. Antoni Maria Alcover, que participó en el diseño arquitectónico. Por otra parte, la familia Amer Servera, con la que mantenía una estrecha amistad mossèn Alcover, fue, con sus aportaciones, otra de las principales benefactoras en el proceso de construcción de la iglesia. El mismo año se colocó la primera piedra junto a la parte posterior de la antigua capilla. Y aquel mismo año se fundaba el convento de monjas de la Caridad en un solar donado, también por Llorenç Caldentey.
La primera piedra de la edificación dedicada a la Mare de Déu del Carme, se colocó en el año 1916 y fue bendecida por el propio Antoni Maria Alcover. Empezó a destinarse al culto en el año 1922, sin estar del todo acabada.
(Continuará).

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba