Sebastià Nadal afirma que ““La Junta de Districte de Porto Cristo no tiene ni competencias ni autonomía”

0

Josep Lluís Amer

Venía sonando y haciendo ruido el partido AIPC desde hace meses y, tras la entrevista realizada la semana pasada en “Manacor Comarcal” al delegado de la Zona Costera, Sebastià Nadal, se han descubierto nuevas incógnitas respecto a la Junta de Disctricte de Porto Cristo. Un organismo que como tal fue creado en 2007 en el gobierno de Antoni Pastor y cuya finalidad era iniciar un proceso de autogestión en el Distrito 5 del término municipal de Manacor, es decir, la zona comprendida entre Porto Cristo y Cala Mendia. Hasta aquí bien, y hasta el inicio de esta última batlia de Miquel Oliver también, pero tras no entrar el partido AIPC en el equipo de gobierno, las críticas de éstos se han intensificado y señalan a Sebastià Nadal como el principal responsable de la pérdida de autonomía y peso de la Junta de Districte.

Nos contaba, Joan Gomila, en su última entrevista días antes de renunciar a su plaza en la oposición del Ajuntament, que la Junta de Districte era un organismo que “se ha abandonado”, señalando al Ajuntament como responsable de esta dejadez con la localidad costera de Porto Cristo y con su junta.  El exlíder de AIPC, que ha presidido dicho organismo desde el primer día de su fundación hasta hace unos pocos meses, cuando dió el relevo a Antònia Llodrà, nueva líder del partido, pasó él a ser simplemente vocal de la junta, por el hecho de no sentirse útil desde la oposición, ya que se sentía silenciado.

Dicho esto, preguntamos a Sebastià Nadal sobre estas críticas y, muy educadamente, nos contó algo más sobre el conflicto latente que lleva arrastrándose este último año en referencia a este organismo y a las críticas recibidas por apartar de las conversaciones y el consenso a la oposición.

Respecto al tema del consenso con la oposición, nos contaba el delegado de zona Costanera, que “es algo que tenemos en cuenta y debemos mejorar hablando más claro, aunque, teniendo en cuenta como fuimos tratados nosotros en su día, cuando yo mismo he sido censurado estando en la oposición, cuesta ahora acercarse más a ellos”. “En su día -explicaba el delegado Nadal- poquitas cosas se me fueron consultadas cuando yo estuve durante 8 años en la oposición, apartado de cualquier decisión, especialmente en Porto Cristo, donde llegaban las cosas dichas y hechas a la Junta de Districte por orden del regidor y presidente de la misma”. “Joan Gomila ha gobernado durante muchos años, está acostumbrado a dar órdenes y a mandar, pero no mucho a consensuar con la oposición”.

Entrando de lleno en el tema de la Junta de Districte de Porto Cristo, nos contaba Sebastià Nadal que “es un reglamento sin aplicación porque no se le ha transferido competencia alguna desde su fundación en 2007”. Remarcaba que en 12 años de presidencia de AIPC en la Junta y a su vez, como delegado de Porto Cristo en el Ajuntament, “Joan Gomila jamás ha otorgado estas competencias a Porto Cristo cuando, de haberlo hecho, y tiempo ha tenido de dar a Porto Cristo esta autonomía, ahora yo no estaría como delegado de este districto 5”. El regidor destacaba que no comprendía por qué en su día no se transfirieron dichas competencias, ya que “a fecha de hoy debería ser la junta del districte 5, además de autónoma, mayor de edad”. Explica entonces que las acusaciones de Joan Gomila no se sostienen por ningún lado, ya que “la Junta de Districte ha estado muerta siempre, nunca ha tenido un poder ejecutivo en su mano, todo lo hacía el delegado de Porto Cristo que, desde su creación, ha coincidido con el mismo regidor de turno de la zona, eso es lo que sustentaba a la Junta de Districto, y no sus propios estatutos”. Nos contaba también las carencias que el organismo en si tenía ya que, el propio organismo porteño ni tiene CIF ni puede pagar ninguna factura, “no tiene presupuesto propio”. Formalmente la junta no tiene nada de nada. No tiene ni ha tenido capacidad jurídica para hacer absolutamente nada, solo pueden hacer propuestas pactadas en las reuniones con los vocales y hacerlas llegar al alcalde o al delegado”.

De este modo, Sebastià explicaba que él, en la Junta de Districte está presente como vocal, como representante de su partido, y no como delegado de sus funciones otorgadas en el Ajuntament. Concluía el regidor Nadal que “mientras el presidente de la Junta ha coincidido con el delegado de Porto Cristo del Ajuntament, todo parecía funcionar, mientras el delegado suplía las carencias ejecutivas y de competencias que el propio organismo sigue aun sin tener”.

A día de hoy no coinciden las mayorías de ambos organismos y, por consiguiente, la Junta de Districte se encuentra sin competencias ni poderes para ejecutar ninguna propuesta que plantee, con lo que, visto lo visto, todo lo que parecía haber avanzado Porto Cristo estos últimos años en temas de autogestión y autonomía, se ha convertido en una verdadera pantomima que parece tener difícil solución.

Todas estas competencias, según hemos sabido y así se redactan en los estatutos, se debían haber transferido en pequeñas dosis, paso a paso. La primera y única reunión para empezar con estos avances se realizó, según nos narró Sebastià, al mes de la creación del propio organismo. En ella, ni tan siquiera se levantó acta y por última vez se trató el trasvase de competencias del Ajuntament a la Junta de Districte de Porto Cristo. Decía Sebastià que “durante 12 años no se dió ningún pasó para atar este tema. Algo raro se esconde en todo esto. Curioso el que tenga que ser yo, el mismo que tachan de no ser porteño, el que tenga que resolver todo este conflicto de la Junta para otorgarles las competencias pertinentes que en su día los que mandaban no hicieron”.

Deja una respuesta