ActualidadEntrevistas

Pedro Payeras, presidente de la Federació Balear de la Fusta: “Las empresas madereras de Balears en la actualidad están estancadas”

Hace año y medio de su última entrevista para Manacor Comarcal, y desde entonces han pasado muchas cosas. De este modo, este medio se ha puesto de nuevo en contacto con él, con Pedro Payeras, presidente de la Federació Balear de la Fusta, para que nos cuente cómo está sobrellevando el sector esa alarmante falta de trabajadores.

  • Hace unos días, varios medios de comunicación de “ses Illes” hablaron de la falta de carpinteros que existe en Balears. En concreto, se habla de una falta de entre 500 y 1.000 carpinteros en todo el archipiélago balear. ¿Cuáles son las causas de esta falta de personal en vuestro sector?
  • Son muchas y muy variadas al respecto. Por un lado, son muy pocos los jóvenes que conocen todas las ventajas que supone un trabajo como el nuestro. Por otro lado, en los últimos años muchos trabajadores que antes estaban aquí todo el año, ahora solo están los meses de verano. Esto no es algo exclusivo de nuestro sector, pasa también en otros. Y por último, por el tiempo que supone a veces formarse y asentarse en un trabajo como el nuestro. Es cierto que la carpintería es un trabajo para todo el año y en el que nunca te faltarán cosas que hacer, pero hay gente que no quiere esperar equis meses para formarse y quiere el trabajo cuanto antes, por motivos económicos. Yo entiendo a toda esa gente, porque está pasando apuros económicos, pero este oficio no se aprende de la noche a la mañana.
  • ¿Hasta qué punto la pandemia y la crisis energética han influido en este descenso de carpinteros, albañiles o instaladores en nuestro archipiélago?
  • Yo creo que la pandemia y la crisis energética han creado una tormenta perfecta. Hay mucha demanda, hay poco personal cualificado, el coste de la energía y el transporte se ha desbordado, y los materiales de trabajo están en precios desorbitados. Es cierto que hace años que teníamos este mal endémico de falta de trabajadores en el sector, pero estos dos acontecimientos han agudizado mucho más nuestra situación. Faltan oficiales, técnicos especialistas, mandos intermedios, falta gente en todos los puestos del sector, y por tanto, esto ha hecho que esa falta de trabajadores sea mucho más visible que hace unos años.
  • ¿Cómo está afectando esta escasez de carpinteros en las Illes Balears?
  • Lo peor de esta falta de trabajadores en nuestro sector es que las empresas madereras de Balears no pueden crecer; están estancadas. Cada vez es más difícil atraer a nuevos clientes, al mismo tiempo que las empresas, en ocasiones, tampoco dan a abasto de todo el trabajo que tienen.
  • Por lo que respecta a nuestra zona, el Llevant de Mallorca, ¿cómo de grave es esa falta de personal en vuestro sector?
  • Yo diría que la situación del sector maderero es más o menos igual en todo el conjunto del archipiélago. A medida que pasan los años, las empresas cada vez se ven más obligadas a traer nuevos trabajadores de la Península, porque si no, la producción se para. Aunque es cierto que este año la carpintería de mobiliario se ha recuperado un poco, en parte porque trabaja mucho con hoteles y este año han funcionado muy bien, la carpintería en general atraviesa una situación muy delicada en toda Balears. Se ha disparado tanto la construcción de alto standing, que muchas empresas no dan abasto, y se encuentran desbordadas.
  • En nuestro primer encuentro de hace año y medio, me aseguraste que el sector maderero de Manacor había sobrevivido dignamente a la pandemia. ¿Ha cambiado mucho esto desde nuestro anterior encuentro, o la situación sigue siendo la misma?
  • No ha cambiado mucho. Evidentemente la crisis energética ha sido un golpe duro para todos, pero trabajo hay en todas las islas, lo que no hay son trabajadores. Como he señalado anteriormente, no se puede crecer, no tenemos los beneficios que tocaría, y en gran parte esto sucede por esa falta de trabajadores que padece el sector, y repito, en muchos otros sectores.
  • ¿Crees que esta crisis generalizada en vuestro sector puede ser una buena oportunidad para que el sector maderero de Manacor crezca a medio o largo plazo?
  • Estoy de acuerdo contigo, principalmente por ese matiz final de crecer a medio o largo plazo, porque está claro que ahora es imposible. En la actualidad tenemos demasiados frentes abiertos, entre la falta de personal y la crisis energética, y la incertidumbre actual no ayuda.
  • Otra cosa que también tratamos en nuestro primer encuentro fueron las ayudas a vuestro sector. Recuerdo que ante todo me señalaste que lo importante de esas ayudas era que fueran rápidas. ¿Han sido esas ayudas todo lo rápidas y cuantiosas que vosotros reclamabáis?
  • Sí, la verdad es que sí, eran ayudas muy necesarias tras la pandemia, y que nos han ayudado mucho. Debo reconocer que las ayudas han sido un soplo de aire fresco entre tantas malas noticias para el sector. Pero, lo peor de todo, es que dichas ayudas van a seguir siendo necesarias a corto plazo, me temo.
  • Ya que hablamos de ayudas, no quería acabar esta entrevista sin preguntarte antes sobre las medidas que vuestro sector considera necesarias para solventar esta falta de carpinteros en “ses Illes”.
  • Nosotros siempre estamos buscando nuevas fórmulas para incorporar a nuevos trabajadores, especialmente para atraer a los más jóvenes. Durante estos últimos años, las empresas del sector han hecho grandes inversiones en maquinaria, para así hacer el trabajo más fácil y cómodo a los nuevos trabajadores. Asimismo, cada vez damos más visibilidad e inversión a la formación dual, principalmente a través del ayuntamiento de Inca, el SOIB y la Cambra de Comerç. De igual modo, también tenemos negociaciones muy avanzadas con el Ajuntament de Manacor y la Conselleria d’Educació, para sacar adelante un Centro de Formación Específico en Manacor. De hecho, si todo va según lo previsto, dicho centro podría impartir algún curso de carpintería en el próximo año.
  • Más allá de todas estas medidas, ¿no crees qué en vuestro sector también falta una labor de markéting, de vender mejor vuestro trabajo?
  • Sin duda, esto es algo en lo que cada vez trabajamos más, para tener más visibilidad, especialmente entre los más jóvenes. Tenemos que seguir vendiendo todas las ventajas que tiene un trabajo como el nuestro, que no son pocas (está bien remunerado, hay trabajo todo el año,…). De algún modo, hay que cambiar el relato, y mostrar más y mejor las virtudes de nuestro trabajo a una audiencia que ya no es la misma.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba