ActualidadManacor

Los vecinos de s’Antigor de Manacor celebraron su fiesta de barrio

Ciento veinte personas participaron de la cena y fiesta celebrada la noche del pasado día 20 en la emblemática Plaça de s’Antigor de Manacor. Una celebración que arranca de años atrás y que por motivos de la pandemia no pudo celebrarse los pasados 2020 y 2021.
La renovada y embellecida plaza, lucía originalmente engalanada y en ella se respiraba un alegre ambiente de vecindad y amistad, entre los más antiguos vecinos del barrio. Para la cena, cada uno de los participantes aportó lo que gustosamente había elaborado para la ocasión, con lo que se montó un abundante, variado y exquisito buffet para satisfacer todas las preferencias gastronómicas de cada cual.
Después de los postres se proyectaron fotografías que mostraban el proceso de las obras de acondicionamiento realizadas durante el pasado año, en la propia plaza y en la calle Gerrers. Unas mejoras muy bien recibidas y aplaudidas por el vecindario, que ha correspondido con la colocación de macetas y plantas, que dan vida y alegría al entorno.
La velada finalizó a los alegres sones de música y canciones de folclore mallorquín, que animaron a que alguien se lanzara al ruedo para ofrecer unos animados compases de ball de bot.
Un detalle que se tuvo en cuenta y agradecieron los asistentes a la velada veraniega, fue la presencia del alcalde de Manacor Miquel Oliver, que durante toda la noche departió con todos los asistentes.


Apunte histórico

Según reza el panel informativo situado en la plaza, el nombre ‘Plaça de s’Antigor’ viene de la denominación que se daba a toda una zona de las afueras del pueblo. Hace referencia a tiempos antiguos o edificaciones antiguas, aunque el nombre aparece por primera vez en el siglo XVI.
Lo que sí se sabe es que en 1598 los vecinos de esta zona pidieron a las autoridades municipales que levantaran allí una cruz de camino. Esta cruz sufrió varias reformas, hasta que en 1840 se trasladó al cementerio municipal y en su lugar se levantó un pozo público con dos grandes brocales. Aquel pozo se cubrió en la segunda mitad del siglo XX. A raíz de la reciente reforma se ha instalado, en el lugar que ocupaba, una réplica, no demasiado acertada, del mismo. Todavía hay vecinos de la barriada que recuerdan el antiguo pozo.
La plaza, igual que todo el barrio de s’Antigor, siempre ha estado vinculada con el convento de Sant Vicenç Ferrer.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba