ActualidadNoticias

Casi un 80% de los encuestados no se muestran conformes con la tala de árboles que se ha producido en s’Illot/Cala Morlanda

José María Sánchez

Los árboles importan más que el alumbrado o las aceras. Esa es la opinión mayoritaria de los afectados por el nuevo plan de remodelación que ha impulsado el Ajuntament de Manacor para algunas calles de s’Illot y Cala Morlanda. Dicho plan, que comenzó a efectuarse en los días previos al inicio de la Navidad, tiene como objetivo la tala de diversos árboles de la zona, para así mejorar el alumbrado público y las aceras de una parte de la población vecina de los silloters.

Vistos los resultados que nos muestra esta encuesta, la remodelación ideada por el Ajuntament no ha sido muy bien recibida por los vecinos de s’Illot/Cala Morlanda. De un total de treinta encuestados, tan solo siete individuos se han desmarcado de la opinión mayoritaria, lo que ya da una idea del descontento que existe entre los vecinos respecto al inicio de esta obra.

Los dos principales motivos por los que una gran parte de los residentes de s’Illot/Cala Morlanda se oponen a esta remodelación tienen que ver con dos asuntos vitales. Por un lado, la necesidad de mantener un arbolado que se antepone como vital a la hora de conservar el medio ambiente. Un asunto que quizá un par de décadas antes no hubiera sido tan importante para los encuestados, pero que ahora se antoja como esencial, dada la creciente concienciación que existe en la ciudadanía respecto a la necesidad de conservar y proteger el medio ambiente.

Por otro lado, existe otro motivo aún más relevante que explica este rechazo de los silloters a las obras que ha impulsado el ajuntament, y que tiene que ver con la nula transparencia que ha mostrado el consistorio manacorí respecto a este asunto. En realidad, muchos de los encuestados se han mostrado bastante dolidos ante la falta de comunicación del consistorio. Probablemente, la palabra “traición” ha sido uno de los mantras más repetidos por los vecinos al hablar de esta obra, ya que siguen sin entender como el ajuntament no comunicó este asunto a ningún vecino de s’Illot y Cala Morlanda.

De hecho, entre una parte de los afectados por esta remodelación, existe un tercer motivo sin nombrar en esta encuesta que también explica el grave descontento de los vecinos con el consistorio manacorí. Hablamos del valor casi familiar que había adquirido el arbolado para una parte importante de los vecinos de s’Illot/Cala Morlanda, que cuidaban esos árboles como si fueran suyos. Es importante recordar que estos árboles llevaban varias décadas entre los vecinos de la zona, lo que ha acabado por crear un vínculo adicional entre los vecinos y el arbolado que ha hecho aún más difícil de digerir esta inesperada remodelación.

Por lo que corresponde a esa pequeña minoría que sí se ha mostrado a favor de la remodelación, se puede observar que el principal motivo que ha empujado a algunos individuos de la zona a apoyar esta obra tiene que ver con la necesidad de mejorar el alumbrado público. Una exigencia que según muchos otros encuestados, no era tan importante para las calles afectadas por esta obra. “Existen otras zonas de s’Illot o Cala Morlanda que están peor alumbradas”, ha sido una de las frases más repetidas por los residentes de las calles afectadas por la obra.

En definitiva, la nueva remodelación que se ha iniciado en Cala Morlanda no viene exenta de polémica. Aunque puede parecer un poco pronto para hablar en estos términos, todo apunta a que una parte de la población de s’Illot, y especialmente de Cala Morlanda, ha tomado nota de este asunto. Veremos si a medio o largo plazo, el actual Ajuntament de Manacor acaba acusando este conflicto. El tiempo lo dirá.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba