ActualidadManacor

‘Tots Sants’ devuelve la normalidad a Manacor, y Son Coletes vuelve a lucir florido

El pulso de muchos volvió a sentirse presente en comunidad. La solemnidad del acto sacramental y la numerosa asistencia a la ceremonia conmemorativa llenó de flores Son Coletes. Una vuelta a la normalidad por todo lo alto que se saldó sin ningún tipo de incidencia. Todo salió a las mil maravillas y Son Coletes tuvo la oportunidad de volver a brillar sin complejos ni restricciones.
Durante todo el pasado fin de semana, familias y familiares se acercaron a las tumbas y a los nichos de sus parientes fallecidos para recordarles, rezarles, pedirles, acompañarles y agradecerles todo lo que significaron y significan por ellos aquellos tiempos que tuvimos la suerte de compartir. Desde el jueves anterior, muchos aprovecharon para limpiar y acicalar el espacio de culto, enramar y florecer el entorno y adecuar todo el atrezo con ramos y cirios para brillar en comunidad el mismo 1 de noviembre.
El completo fin de semana ha resultado un auténtico éxito en la organización de la festividad ya que, desde el mismo viernes pasado, el carril de circulación al cementerio se restringió con entrada por la carretera de Felanitx y salida por la carretera de Cales de Mallorca. La Policía Local estuvo presente en todo momento y se encargó de todo lo correspondiente al tráfico rodado de la zona. Se adecuó el aparcamiento aledaño situado entre Son Coletes Nou y Vell, y no hubo problemas de estacionamiento, ya que mucha gente visitó las instalaciones funerarias antes del propio día de ‘Tots Sants’.
En concreto, algo más de la mitad del total de los visitantes en esta última semana se ha repartido a lo largo de los días 29, 30 y 31 de octubre. Desde el viernes, la afluencia de familiares creció exponencialmente y el resto de los visitantes se repartieron entre la mañana y la tarde del festivo de ‘Tots Sants’.
El cementerio de Manacor floreció expectante el mismo 1 de noviembre y no cesó de recibir visitantes hasta las 7 de la tarde, cuando se realizó el cierre definitivo. Por la mañana, muchos vecinos de la localidad ya se presenciaron en el espacio sagrado y prestaron sus flores y velas acompañados de la melodía de un cuarteto de cuerda que amenizó la festividad de 11 a 12h. de la mañana. Son Coletes crecía en color a pasos agigantados. Visita tras visita, el cementerio municipal se iba vistiendo de gala, plasmando al final del día hermosas imágenes en recuerdo de nuestros fallecidos.
La Misa de ‘Tots Sants’ albergó el completo aforamiento de sillas prestadas por la Brigada Municipal (400 localidades) y el resto de los asistentes tuvieron que acomodarse en los aledaños del interior de Son Coletes, sentándose en bancos y bancadas de separación de espacios para presenciar la esperada ceremonia. Un solemne acto que fue acompañado por las brillantísimas voces de la Coral de Binissalem. Con voz y piano abrieron y cerraron el acto, mientras los vecinos de Manacor concluyeron aplaudiendo el magnífico acompañamiento. Todo salió a la perfección. En cuanto a la ceremonia, los sacerdotes aprovecharon para recordar el sentido de la festividad y remarcaron que “este día nos recuerda que todos podemos ser Santos’.
En todo momento estuvo operativo los servicios de Protección Civil, una ambulancia en la entrada de Son Coletes y la Policía Local. También el servicio adicional de minibus funcionó para los usuarios que tuvieran dificultades para llegar hasta el cementerio, con posibilidad de ida y vuelta antes y después de la misa. En el solemne acto, y en representación del actual ‘equip de govern’, asistió Carles Grimalt, delegado del Cementerio y de la Brigada Municipal, además de algunos miembros de la oposición del Partido Popular, como Maria Antònia Sansó y Antoni Sureda.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba