ActualidadSin Rodeos

SIN RODEOS: Subvenciones propias de precampaña electoral

Estamos a menos de once meses de las próximas elecciones municipales y autonómicas del mes de mayo de 2023, y a poco más de un año de las legislativas, siempre y cuando el presidente Pedro Sánchez no decida anticiparlas, algo que, de momento, no parece que vaya a ocurrir.
Se puede decir que los partidos políticos, a todo nivel, ya están en precampaña electoral, incluidos los que conforman el Gobierno de España, como puede deducirse de las últimas decisiones gubernamentales anunciadas por el presidente Sánchez con la boca llena y repetidamente, como es la bajada del IVA de la electricidad, que pasará del 10 al 5 por ciento, lo que significa que el recibo de la luz de 100 euros, “disfrutará” de una bajada de unos 5 euros. Toda una ridiculez si tenemos presente que la electricidad ha ido, en los últimos años, en un insoportable cabalgante aumento. Hoy la inmensa mayoría de empresas y particulares -mejor dicho, todos- pagan casi el doble de lo que antes contemplaba el recibo. De ahí que esos 5 euros de bajada, que solo da para comprar un bocadillo, se me antoje a una tomadura de pelo.
Por qué el Gobierno, en lugar de hacer el ridículo, no se atreve a gravar los excesivos beneficios de las millonarias empresas eléctricas, repercutiendo tales beneficios en los maltrechos bolsillos de la ciudadanía. Lo han anunciado en diversas ocasiones, pero parece claro que Pedro Sánchez y su “séquito” no se atreven, ni siquiera en precampaña electoral.
El presidente Pedro Sánchez mintió cuando anunció, por activa y por pasiva, que el precio de la electricidad pagada por los usuarios en 2019 y 2020, no sería superior a las cantidades pagadas durante 2018. Caca de vaca. El precio de la electricidad, desde 2018, solo ha hecho subir. Y el presidente Sánchez se queda tan pancho.
Otra de las decisiones de precampaña adoptadas por el Gobierno, se cifra en subvencionar con 200 miserables euros, una sola vez, a las familias más vulnerables que lo soliciten a partir de este mes de julio. Y ya sabemos como son de complicadas las solicitudes de este tipo de subvenciones, generalmente con unos formularios que quién más quién menos no sabe cumplimentar, como ha sucedido con otros “inventos” similares.
Otra de las decisiones de precampaña electoral, consiste en el precio de la bombona de butano, para que mantenga su actual desaforado precio de 19,55 euros. ¡Ah!, y esto solo hasta final de año, que ya veremos que pasa a partir de enero de 2023.


Luego está el precio de los carburantes. Tanto la gasolina como el gas-oil, cuestan casi el doble que hace dos años. Si llenar el depósito antes costaba 90 euros, ahora cuesta 150, una vez descontados los 20 céntimos por litro con que nos “beneficia” el Gobierno. Otra ridiculez.
Los gobiernos de izquierdas, tanto el central como los autonómicos, parecen tener las neuronas alteradas tras las últimas elecciones autonómicas en Andalucía, un feudo claramente socialista desde casi siempre, en el que el Partido Popular ha arrasado consiguiendo mayoría absoluta. Lo nunca visto en Andalucía.
Es posible que estemos ante un nuevo cambio de ciclo que ha hecho saltar las alarmas en el PSOE y restantes partidos de izquierda a todo nivel, incluido el PSIB de Francina Armengol, la presidante del Govern Balear, que este martes pasó el rodillo a la oposición suprimiendo las preguntas que le hubieron podido poner en un brete. Tampoco aceptó debatir la propuesta del PP, sobre la bajada de impuestos.
Armengol también teme perder el poder.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba