ActualidadS'Illot

S’Illot, sin asociación de vecinos y sin local de la tercera edad

Tras poco más de dos años en el cargo, Rafael Calvente ha dimitido de su cargo como presidente de la Asociación de Vecinos de s’Illot por motivos personales. Según explica el propio Calvente, la renuncia a su cargo se debe a que desde hace unos meses, él ya no vive en s’Illot, sino en Son Carrió, lo que de alguna manera ha dificultado mucho su trabajo en estos últimos meses. Un trabajo, que debido a su cambio de domicilio, se ha visto al alza y que ha hecho replantear al propio Calvente su rol en la asociación. «Al trasladarme a Son Carrió, el trabajo era incluso mayor que antes, de modo que decidí dejar mi puesto, ya que era lo mejor para mí y para s’Illot», asegura el ya expresidente.

Rafael Calvente


Según Calvente, la asociación de vecinos se encuentra actualmente a la espera de encontrar un nuevo presidente (o presidenta), aunque por el momento, no existen fechas al respecto. «La asociación se encuentra ahora en stand-by, no hay una fecha concreta de cuando podría volver, de modo que habrá que esperar un tiempo para ver como se reconfigura todo esto».
Esta noticia supone todo un mazazo para s’Illot, que después de muchos años sin contar con su propia asociación de vecinos, en estos dos últimos años había recuperado parte de ese músculo vecinal que se le presupone a cualquier pueblo del Llevant de Mallorca. De hecho, desde que el ex presidente Calvente llegó a la asociación (en invierno de 2020), la asociación de vecinos sillotera ya había redactado una serie de puntos clave a cumplir para su pueblo. Entre esos objetivos estaba la remodelación de la plaça del Llop o las mejoras de las instalaciones del polideportivo (objetivos ya cumplidos, en un plazo relativamente corto de tiempo, por cierto), así como otras metas que tendrán que esperar más tiempo, como establecer un servicio médico de calidad, construir una biblioteca pública o llevar a cabo una mayor concienciación respecto al reciclaje.
Asimismo, tampoco debemos olvidar el momento en el que llega esta dimisión. Apenas falta un mes para el comienzo de las fiestas en s’Illot, un momento clave para que una hipotética asociación siempre haga valer su papel de portavoz del pueblo, un hecho que al menos este año, no se va a cumplir de ningún modo.

La gente mayor de s’Illot, nos pedía insistentemente que tratáramos el tema. Esperamos una respuesta del Ajuntament de Manacor al respecto


Mientras tanto, los problemas de s’Illot siguen intactos, el último de ellos el que, desde su cierre en la pandemia, el local de la asociación de la tercera edad continúa cerrada y sin actividades de ningún tipo. ¿Se volverá a abrir?, nadie lo tiene claro. Los lectores y lectoras de “Manacor Comarcal” nos lo preguntan día sí y día también, e intentaremos aclararlo.
La asociación vecinal es un conflicto que lleva enquistado un tiempo, y que ahora, sin ésta, se hace aún más difícil de solucionar. Esperemos que más pronto que tarde, s’Illot recupere cuanto antes sus asociaciones, y que el pueblo silloter tenga de nuevo un lugar al que comunicar sus peticiones, sus sugerencias, así como un abanico de actividades para la gente mayor, para hacer de s’Illot un pueblo aún mejor.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba