ActualidadCoronavirus - Covid-19Noticias

Se intensifican las restricciones en Mallorca mientras llega la vacuna y continúan creciendo los contagios

Josep Lluís Amer

Las primeras 5.860 vacunas de Pfizer llegadas a “ses Illes” dan un aire de esperanza a la presidenta Armengol, que sigue dictando restricciones con el fin de menguar la incidencia acumulada por Covid-19 en las Balears. Se inicia este domingo por la tarde la primera ronda de vacunación en la residencia de mayores de Son Oms, donde advertía la presidenta que se priorizarán las dosis para las personas mayores en residencias y personas con discapacidad. También los cuidadores y personal sanitario serán los objetivos de este primer reparto de vacunas, con el fin de protegerles en su delicada labor.
Las cifras actuales por Covid-19 en nuestras islas no son muy favorables, ya que siguen creciendo los contagios en estas fechas tan señaladas. La IAC que se registra en la isla de Mallorca a 14 días es de 607, y a siete días es de 209 por cada 100.000 habitantes, alzándose al 9,2% la positividad por Covid-19. Armengol hacía un llamamiento al esfuerzo e intentó tranquilizar a la población con la vacuna y con la asistencia cubierta en los Hospitales de la isla que, pese a las cifras, no están saturados.

Con todo esto, y con el fin de evitar un aumento insostenible en los datos, Mallorca no solo continuará durante 15 dias más en fase 4, sino que a partir del martes se endurecen las medidas restrictivas. Los dos sectores más afectados de nuevo serán la restauración y el comercio, quienes deberán limitar aún más, por si eran pocas, sus limitaciones. Bares y restaurantes deberán cerrar a las 18,00 horas todos los dias, sin excepción alguna y, comercios locales y grandes establecimientos a las 20,00 horas, a excepción de los establecimientos esenciales, ya sean de alimentación, farmacia, comunicación, veterinarios, gasolineras, ópticas y ortopedias.
Dicho esto, y sin poder ordenarlo como una obligación, recomendaba la presidenta el resguardo general de la población a partir de las 20 horas, aunque el toque de queda se mantiene a las 22 horas. Esta medida no ha podido ser ejecutada ya que el estado de alarma general no permite acotar más el horario del toque de queda, con lo que desde el Govern solo pueden recomendar esta limitación.

También, respecto a las grandes superfiecies (+700 metros cuadrados), deberán limitar el aparcamiento al 50% y cerrar todos los fines de semana y festivos hasta el próximo 11 de enero. De este modo, día 1, 2, 3, 6, 9 y 10 de enero no habrá ningún centro comercial abierto, a excepción de la alimentación. El resto de los días, solo se podrán asistir a estos centros comerciales de forma individual o con una persona más; nada de grupos de amigos o familias completas.

Finalmente, desde el Govern nos ratificaban la información referente a Noche Vieja que, al igual que en Noche Buena, se mantienen los 6 integrantes de un máximo de dos núcleos familiares y el toque de queda a las 10 de la noche.

En cuanto a los deportes federados, señalar que continuarán igual que en la fase 4, por tanto, la Tercera División Balear de fútbol continuará, así como el resto de competiciones deportivas Nacionales, como hasta ahora, mientras que las categorías Regionales seguirán sin competición.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba