Entrevistas

Pedro Payeras, presidente de la Federació Balear de la Fusta: “El sector maderero de Manacor ha aguantado muy bien el parón provocado por la pandemia”

José María Sánchez

A diferencia de casi cualquier sector de las Illes Balears, el sector de la madera ha resistido con bastante entereza el terremoto económico y social provocado por la Covid-19, constituyéndose así como una especie de anomalía respecto a otros sectores.
Sobre este fenómeno y mucho más, hablamos con Pedro Payeras Capó, presidente de la Federació Balear de la Fusta.

Después de más de un año de pandemia, ¿en qué estado se encuentran actualmente las empresas del sector de la madera de nuestras islas?

Por suerte, en nuestro sector no hemos notado tanto la crisis. Más que nada, la única área de nuestro sector que se ha visto afectada aquí, en “ses Illes”, es aquella que está vinculada con las reformas de hoteles. Evidentemente, el parón turístico a causa de la Covid-19 ha afectado bastante en esta parte del negocio, aunque en términos generales no nos podemos quejar. De hecho, la gran mayoría de las pymes dedicadas al negocio de la carpintería siguen trabajando a pleno rendimiento, a pesar de la pandemia.

Desde hace mucho tiempo, Manacor ha sido (y es) uno de los puntos neurálgicos del sector maderero de Balears. ¿En qué punto se encuentran actualmente las empresas madereras del municipio de Manacor?

A pesar de que el municipio de Manacor tiene una relación y una dependencia muy importante en todo lo que se refiere al turismo, ya que muchas de sus poblaciones dependen exclusivamente de ello, la verdad es que el sector maderero de Manacor ha aguantado muy bien el parón provocado por la pandemia. Si bien es cierto que la reforma de hoteles se ha visto afectada, como en cualquier otra parte del archipiélago, Manacor sigue siendo todo un referente de las islas en el sector de la madera.

Es curioso, que incluso en plena pandemia y con esa dependencia turística tan grande, el municipio de Manacor haya aguantado tan bien como dice…

Pues sí, aunque tampoco debería de sorprendernos tanto. En Manacor hay empresas muy potentes en todo lo que se refiere a la construcción y diseño de muebles, y durante este último año, todo lo que se ha perdido en las reformas de hoteles, se ha compensado en gran parte con la venta de mobiliario a medida.

El sector de la madera siempre ha sido un colectivo pequeño pero importante de nuestras islas. ¿Usted cree que la pandemia puede favorecer ese impulso del producto local que tan bien le vendría a tantos colectivos del archipiélago balear?

Aunque aún es un poco pronto para asegurar que esto vaya a ser así, la verdad es que hay muchos indicadores que así lo atestiguan. De todos modos, en nuestro caso no nos veríamos muy afectados por ese impulso del producto local, ya que en la actualidad y con una pandemia encima, el sector ha aguantado muy bien, y eso en gran parte se debe a que nos debemos a un sector que tiene muchísimo futuro. Tanto en el aspecto más puramente económico o empresarial, como desde el punto de vista medioambiental.

Hace apenas unas semanas, la presidenta Armengol se reunió precisamente en Manacor con el sector que usted representa, con el principal fin de explicar todas las novedades vinculadas a las ayudas europeas. ¿Qué valoración hace de aquella reunión con la presidenta del Govern?

La verdad es que fue un honor recibir una visita de la máxima autoridad de las Illes Balears, interesándose por un sector como el nuestro. Debo de decir que la reunión fue bastante bien, la presidenta nos detalló cada una de las ayudas que va a recibir nuestro sector, al mismo tiempo que se mostró muy interesada por cada una de las problemáticas que le presentamos.

¿En qué consistirán exactamente esas ayudas?

Hablamos básicamente de ayudas económicas que van a ser muy útiles para que muchas empresas sobrevivan a este contexto económico tan inestable provocado por la pandemia. Aunque no lo parezca, estas ayudas son también muy necesarias para nuestro sector.

De este modo, ¿considera suficientes las ayudas que vuestro sector recibirá de parte del Govern?

Sí, sin duda. De hecho, en nuestro caso, a nosotros lo único que nos preocupa de estas ayudas es el tiempo, no la cantidad ni la calidad. Nosotros dejamos claro a la presidenta que las ayudas deben de ser lo más inmediatas posibles, ya que aunque el negocio maderero tenga futuro, el sector necesita una cierta seguridad económica.

Más allá de las ayudas, ¿existen otras medidas que usted considere necesarias para el sector de la madera de Balears?

Existen una serie de problemáticas provocadas por la pandemia, pero eso sí, que escapan del control del Govern y de los ayuntamientos de las islas. Hablo de la subida del precio de las materias primas, de la propia falta de materias primas…. Sin embargo, también existe un problema en nuestro sector que no tiene nada que ver con la pandemia, y es la falta de contratación de personal. De este modo, para vender mejor nuestro trabajo, ya estamos trabajando con el Govern y los ayuntamientos pertinentes a la hora de vender mejor a nuestro sector, y así facilitar el crecimiento de las empresas madereras de las islas.

Se podría decir que la captación de jóvenes trabajadores en vuestro sector es vuestra asignatura pendiente…

Exacto. Reconozco que en estos últimos años hemos hecho algunos avances al respecto, como conseguir ampliar la formación de los estudios de carpintería en nuestro archipiélago, pero eso no es suficiente. Desde nuestro sector debemos convencer a los más jóvenes que este es un trabajo con futuro. Un trabajo para todo el año, que mejora sus medios año tras año y que cada vez está mejor remunerado.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba