EntrevistasCultura

José María Sánchez: “’Esperando Nada’ expone los miedos de una generación acostumbrada a vivir en un mundo con un futuro cada vez más incierto”

Entre Plenos, fiestas y partidos del Manacor y del Inter, el periodista de esta casa, José María Sánchez, ha publicado su segunda novela, Esperando Nada. Una novela sobre la generación millennial, que presentó el pasado jueves 7 de marzo en Món de Llibres, en un evento que contó con la presentación del también periodista Sebastià Sansó.

  • ¿Qué es Esperando Nada, y qué te empujó a escribir esta novela?
  • Esperando Nada es ante todo una novela generacional, que trata sobre un grupo de amigos que rondan los 30 años. Es una historia que se desarrolla en un solo día, cuando los seis protagonistas se reunen para celebrar el cumpleaños de uno de ellos. A partir de ahí se dan una serie de conversaciones, suceden una serie de hechos que exponen las inseguridades, los miedos de una generación acostumbrada a vivir en un mundo con un futuro cada vez más incierto, de ahí también el título del libro. Respecto a la segunda pregunta que me has formulado, te diría que este libro parte sobre todo de mi necesidad de contar la historia de una generación que, desde mi punto de vista, no se ha representado lo suficiente en nuestra cultura popular. Ni en la literatura, ni en el cine, al menos si hablamos de nuestro país.
  • El título, Esperando Nada, es corto y claro. ¿Crees que se puede malinterpretar como un título pesimista?
  • Es cierto que se podría malinterpretar así, pero esa no es mi intención. Este es un libro realista, no pesimista. De hecho, y esto es interesante remarcarlo, el título también se relaciona mucho con el contexto que rodea a la novela. Esperando Nada se desarrolla en un día de verano del año 2021, y esa fecha no la escogí por casualidad. Vi que era una buena fecha para situar la historia, ya que aunque lo peor de la pandemia ya había pasado, también es cierto que no se había ido del todo. Con ese escenario, quería aprovechar para mostrar algo que nos demostró la pandemia, y es que somos más frágiles de lo que pensamos. Sobre ese derecho a ser frágiles habla también esta novela, así como de intentar ir más día a día, y no darle tanta importancia a lo que pueda venir en el futuro, ya que el futuro es más impredecible que nunca.
  • Volviendo a lo que has comentado antes, imagino que al ser una novela sobre la generación millennial, surgirán temas propios de esta generación…
  • Exacto. Temas como la precariedad laboral, problemas de salud mental o el difícil acceso a la vivienda están presentes en esta novela. Eso sí, me gustaría recalcar que no es una novela solo para aquellos que tengan entre 20 y 40 años. Al final, la novela también trata temas universales, que siempre interesan tengas la edad que tengas. Me refiero a la amistad, la soledad, la traición, las relaciones de pareja… De hecho, también te diría que es una novela con un aire existencialista.
  • ¿A qué te refieres con novela existencialista?
  • Cuando digo esto me refiero a que todos los personajes de la novela, unos más, otros menos, se están replanteando su propia existencia. Unos tienen problemas de pareja, otros de trabajo… Cada uno arrastra sus conflictos, y eso, sumado al hecho de que están cerca de los treinta, que es una etapa en la que te replanteas mucho el camino que vas a tomar en tu vida, hace que Esperando Nada sea una novela también con ese toque existencialista.
  • Imagino que han existido libros, o películas, que en cierta manera te han inspirado a la hora de contar esta historia…
  • Sí, por supuesto. Un escritor, por norma general, suele ser también un lector, y a mí me inspira mucho Chéjov, tanto en el fondo como en la forma de escribir. La literatura rusa, en general, que tanto ahonda en la psicología de los personajes, creo que muestra una gran influencia en toda la novela. Por otro lado, ciertas películas de reuniones de amigos, como Reencuentro, Los amigos de Peter o Perfectos Desconocidos, también han supuesto otra forma de inspirarme. Reconozco que son muchas las influencias, ya que me considero un gran lector y cinéfilo.
  • Dos años después de publicar “Despertar, Memorias de un joven epiléptico”, Esperando Nada es tu segunda novela. En este caso, has pasado de una novela de ficción claramente autobiográfica, a otra historia de ficción pura. ¿Cómo valoras este cambio?
  • Ha sido un cambio interesante, en el sentido de que con mi primera novela, no necesitaba tirar tanto de la imaginación, ya que mucho de lo que contaba se basaba en mi propia experiencia como adolescente. Con Esperando Nada, en cambio, he tenido que construirlo todo con mi imaginación. Todos los personajes, sus características físicas y psicológicas, todos los hechos, todo sale de mi cabeza, y eso supone un trabajo extra que ha sido duro, pero que al mismo tiempo, ha merecido mucho la pena. De todas maneras, y aunque es cierto que Despertar tiene un componente autobiográfico importante, en Esperando Nada también se pueden adivinar muchas cosas del propio autor. Los seis personajes, en mayor o menor medida, forman parte de mi identidad, lo que demuestra que cualquier novela, por muy de ficción que sea, siempre acaba por transmitir conductas, ideas o intereses del propio escritor.
  • Esperando Nada también es una novela de mucho diálogo, lo que me lleva a la pregunta de si has pensado una posible adaptación al cine…
  • Pues sí, es algo en lo que llevo pensando un tiempo. De hecho, mi intención es hacer llegar una adaptación de esta novela a varias productoras. Por eso me he puesto en contacto con un compañero mío, que es guionista, para que lea la novela y vea si hay una posibilidad de sacar un guión de una historia como esta. Soy consciente de que no será nada fácil, pero se intentará.
  • Antes de acabar, te haré una pregunta casi obligatoria para cualquier artista, sea escritor, músico o cineasta: ¿ya tienes un nuevo proyecto en mente?
  • Pues sí, ya tengo algo entre manos. A lo largo del pasado año, mientras esperaba a que comenzara el proceso de edición de Esperando Nada por parte de la editorial, aproveché para sacar adelante mi tercera novela. Hace poco que terminé de escribirla, y ahora mismo la estoy corrigiendo. Mi intención es enviarla a varias editoriales en esta primavera. Lo poco que te puedo decir de mi siguiente libro es que, a diferencia de mis dos primeras novelas, en este nuevo trabajo la comedia será mucho más importante que el drama. Eso sí, la historia volverá a desarrollarse en Mallorca.
José María Sánchez, en la presentación de Esperando Nada en Món de Llibres, acompañado del periodista Sebastià Sansó

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba