ActualidadCulturaEntrevistas

Hoy sábado 30, inauguración de la gran obra pictórica de Antoni Mas en s’Agrícola

Antoni Mas Rexach (Palma de Mallorca, 1953/2018). Su lírica emerge en la linea, el matiz, y cimenta trascendencia. El pintor mallorquín nos desvela estas inquietudes en exposiciones en las Illes Balears. Sus paisajes mallorquines le inspiraban, guiando la mano del pintor por los senderos del realismo. Su pincelada se activaba partiendo del tratamiento de las luces que adornan un cuidado y perfeccionado dibujo, dotándolo de suaves atmósferas. En sus cuadros podemos respirar la brisa marina y nos sumerge en la quietud intuitiva de su pintura, gracias a una habilidad natural para transmitir emoción viva.
La obra de este artista se podrá admirar en las paredes de la galería de arte de la Associació Cultural s’Agrícola de Manacor, que se inaugura hoy sábado 30 de abril a las 19 horas. La exposición podrá ser visitada hasta el 25 de mayo.
Desde este espacio les invitamos a esta interesante exposición, y además, ideal para los alumnos de Manacor y Comarca, ya que la Cultura también es una asignatura.
A continuación, publicamos una extensa charla con la familia de Antoni Mas, su mujer Ángeles Rodenas y sus dos hijos Marc y Estela, que nos hablan de este emblemático artista.

  • En primer lugar, nos gustaría saber los inicios artísticos de Antoni Mas…
  • Él empezó a pintar desde muy jovencito, y pintaba cuadros para sus padres. Ya un poco más tarde, empezó su preparación artística.
  • Hablemos de sus influencias y su preparación artística…
  • Estudió el mundo del arte en “Artes y oficios” en Palma, pero también trabajó con grandes maestros como José María Ferrer, que fue un gran pintor mallorquín. Trabajó con Torrens Lladó, y junto a él amplió todos sus conocimientos en la escuela “Lliure del Mediterrani”. También aprendió con el conocido pintor italiano Claudio Torsigliani, el cual le abrió nuevos horizontes, uno de los mejores maestros que han reflejado el paisaje durante los últimos 100 años. También tuvo influencia de Daniel Godorniu y Pascual de Cabo, con el que mantuvo una estrecha amistad.
  • ¿Qué tipo de materiales usaba y cómo recuerdas a tu padre, Estela?
  • Desde muy pequeña miraba a mi padre cuando pintaba. Cada día fui creciendo con mi mirada puesta en él y en su forma de trabajar. Al hacerme mayor, me transmitió todo un caudal emotivo, el cual me impulsó a seguir sus pasos. Recuerdo que, cuando le miraba fijamente, le admiraba profundamente. Iba con él a pintar en diferentes rincones de Mallorca y yo también pintaba, y él iba corrigiendo mis trabajos. Estudió arte de la mano de mi padre y mi maestro, y acudí asimismo a centros culturales de aprendizaje. Sus preferencias en cuanto a materiales… pintaba al óleo sobre lienzo, acuarelas, retrato y bodegones.
  • Ángeles, háblame de las pasiones de tu marido en general…
  • Las pasiones de mi marido eran dos, sus hijos y sus cuadros. Fue un hombre muy familiar. Pintaba cuando sus hijos estaban en la escuela. Era su manera de pasar el tiempo. Consumía su vida con la familia y el estudio.
  • ¿Cómo definirías a tu marido?
  • Era una persona de unas características enormes como ser humano y como artista. Vivía intensamente el momento de la creación. Estaba absorto en su trabajo; lo miraba con mucho cariño.
  • Tu esposo ha realizado exposiciones en muchas galerias de arte de las Balears y muy reconocido su arte. ¿Cómo vivió el éxito?
  • Él era una persona muy humilde. No se daba importancia. Sus amigos, familiares y conocidos aún le recuerdan por su simpatía hacia todos ellos. En cuanto a su trabajo, era enormemente exigente.
  • Marc y Estela, ¿qué consejos os dio tu padre?
  • Marc: Percibí su gran constancia y su capacidad de trabajo. Fue un espejo en el cual mirarme.
  • Estela: Mi padre me decía que los sueños hay que perseguirlos y hay que ir al diez, ir hacia la perfección.
  • Ángeles, su carrera fue muy fecunda, ya que tiene una dilatada trayectoria. ¿Cómo gestionáis un legado tan especial?
  • Con exposiciones como ésta. Hay obras suyas en diferentes galerías de arte, pero para mi y mis hijos, cada vez que miramos su obra, le sentimos cerca de nosotros. Desde su pérdida en 2018, vivimos muy abrumados.
  • Estela, tú has seguido el camino artístico de tu padre. Cuéntanos, ¿en qué punto estás actualmente?
  • Mi padre fue mi inspiración, por eso me he dedicado al mundo del arte, junto con mi otra pasión, la medicina. Mi padre, cuando estaba enfermo esperando el trasplante de higado, estuvimos a su lado, en Barcelona, pero hubo rechazo, y al poco tiempo falleció. Desde entonces me propuse estudiar medicina, y actualmente ejerzo de doctora en Nefrología (especialidad en riñón), en el hospital de Son Espases. Tanto el arte como mi doctorado en la referida especialidad, son unos pasos que mi padre ha guiado desde la tierra y desde el cielo. Son dos caminos que conectan con mi padre, por eso me lo he tomado muy en serio. El arte también me ayudó a superar su pérdida.
  • Para vosotros, ¿qué significa esta exposición en s’Agrícola?
  • Marc: Muy orgulloso de mi padre y de ver su obra expuesta; será un choque de emociones positivas.
  • Estela: Para mi será un despliegue de recuerdos y momentos de inspiración.
  • Ángeles: Para mi es una exposición muy especial. Recordar su legado es vivir una obra inmortal.
  • Marc, ¿tu padre prefería pintar al aire libre o en su estudio?
  • Trabajaba en ambas modalidades. Aprovechaba la luz y luego las terminaba en su estudio.
  • ¿Qué convirtió a Antoni Mas en el gran artista que fue?
  • Ángeles: Su constancia, su preparación y todo su aprendizaje.
  • ¿Qué otras cosas le gustaban a Antoni Mas?
  • Le gustaba mucho el deporte, conducir su moto y viajar con nosotros.
  • ¿Cuáles son vuestros recuerdos más especiales con él?
  • Marc: Recuerdo nuestras partidas de ajedrez y nuestras tardes de tertulia sobre fútbol y tenis.
  • Estela: Mi padre fue un auténtico luchador. Siempre nos animaba a conseguir nuestros objetivos. Siempre nos decía “sin color no hay cuadros, no hay vida”.
  • ¿Cuáles fueron sus colores preferidos a la hora de pintar?
  • Le gustaban todos los colores, pero especialmente esos verdes, esos colores cálidos, esa luz especial, que reflejaba en su obra.
  • Ángeles, ¿la vida de un pintor es muy sacrificada?
  • Sí, sobretodo en sus comienzos. Él se limitaba a trazar su propio camino, y eso no es fácil, sino todo lo contrario.
  • Tu marido, a la hora de trabajar, ¿prefería una obra de arte disciplina o espontaneidad?
  • Mucha disciplina. Su pincelada reflejaba esa luz matizada que tenemos en Mallorca.
  • ¿Tu marido pintaba más con el cerebro o con la mano, dirigida por su corazón…?
  • Mi marido escuchaba su latido; su alma movía el pincel.
  • ¿Cuántos cuadros podremos ver en s’Agrícola?
  • Una veintena.
  • Como hijos y esposa, decidnos lo más bello que tenía Antoni Mas…
  • Estela: Su magnífica sencillez.
  • Marc: Su peculiar sonrisa.
  • Ángeles: Siempre tuvo los pies en la tierra. Respiraba una rica vida interior.
  • ¿Deseáis añadir algo más?
  • Ángeles: Quiero agradecer a la Associació Cultural s’Agrícola la oportunidad de revivir otra de sus exposiciones, y especialmente a ti, Ana, por ponerte en contacto con nosotros. Esperamos contar con la asistencia de todos los manacorins y manacorines.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba