ActualidadEntrevistas

Àngela Pons, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca: “Sería de una gran ayuda que los ayuntamientos del Llevant apostaran por aprovechar los pisos inacabados”

Su primera entrevista fue pocos días antes de que se iniciara el confinamiento a causa de la Covid-19. Ya han pasado más de dos años de esa entrevista, y el mundo ha cambiado mucho, aunque algunos problemas siguen existiendo con la misma intensidad que antes. Hablamos de la vivienda y de Àngela Pons, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca Mallorca, que se acerca por segunda vez a este medio con el fin de analizar la problemática de la vivienda en nuestra isla.

  • Tu primera entrevista con Manacor Comarcal fue a finales de febrero del año 2020, unos días antes de que comenzara el confinamiento a causa de la Covid-19, y cuando el Gobierno de coalición aún estaba estrenándose en el poder. ¿Cuál es tu valoración de estos dos años y medio del Gobierno estatal en materia de vivienda?
  • La verdad es que existe un gran malestar con el Gobierno estatal en la PAH. No solo en la PAH de Mallorca, sino en todo el conjunto de la organización existe una gran decepción respecto a la escasa ambición del Gobierno a la hora de abordar el conflicto habitacional. Nosotros entendíamos que un Gobierno de izquierdas iba a ser algo más valiente al respecto, pero no lo está demostrando. No se ha avanzado prácticamente en la construcción de vivienda social, y la Ley de Vivienda del Gobierno central apenas soluciona los verdaderos problemas de vivienda de nuestro país. Lo peor de todo es que si este Gobierno no es más ambicioso con este tema, ningún otro Gobierno lo va a ser. Nosotros ya sabemos con quien está la derecha, y no tenemos ninguna esperanza de que la derecha vaya a solucionar un problema como la vivienda.
  • Respecto al Govern Balear, ¿qué te están pareciendo las políticas de acceso a la vivienda en nuestra comunidad autónoma?
  • Por lo que respecta al Govern, mi opinión es muy similar a la del Gobierno estatal. Es decir, existe empatía, existe escucha hacia nuestra asociación, pero lo que faltan son hechos que demuestren más esa empatía. Bajo mi punto de vista, la ley de vivienda aprobada por el Govern en 2018 no ha avanzado lo suficiente, y no se está adaptando lo suficiente a la problemática que existe con la vivienda en nuestra comunidad. Eso sí, reconozco que en estos últimos años el IBAVI (Institut Balear de l’Habitatge) ha dado muchos pasos para mejorar en este aspecto, al aprobar un gran número de proyectos que llevaban años parados, como la construcción de vivienda social o una mayor organización y optimización de dichas viviendas.
Àngela Pons
  • ¿Cómo han sido las reuniones con el Govern en estos últimos meses, y qué temas se han tratado más?
  • Las reuniones con el Govern siguen siendo cordiales y relativamente frecuentes, otra cosa es que aquello que negociemos con ellos llegue a buen puerto o no. Como he dicho anteriormente, hace tiempo que ya nos hemos acostumbrado a esa buena relación, una buena relación que sin embargo, no fructifica lo suficiente a la hora de que el Govern tenga mucho más en cuenta la urgencia de nuestras peticiones.
  • ¿Crees que la pandemia ha servido para poner más el foco en el problema de la vivienda?, o por el contrario, consideras que este parón no ha sido bueno para este sector…
  • Yo estoy absolutamente convencida de que la pandemia ha sido (y es) un gran obstáculo que ha invisibilizado aún más el gran problema que existe con la vivienda, ya no solo en Balears, sino en todo el país. No debemos olvidar que el acceso a la vivienda es un problema que se remonta a hace muchos años, y que con el paso del tiempo, no ha hecho más que agravarse. Y aunque la Constitución hable de que todo el mundo tiene derecho a una vivienda digna, esto hace años que no se cumple, y no se cumple además de una manera flagrante.
  • ¿Me podrías especificar dos o tres medidas, tanto en el ámbito estatal como autonómico, que sean eficaces para facilitar el acceso a la vivienda?
  • Una muy clara y simple. Llevar a cabo una negociación con los grandes tenedores que se base en el «quid pro quo», ustedes nos ayudan a nosotros y nosotros les ayudamos a ustedes. ¿Esto como se traduce?, pues que el Gobierno (o Govern) propone a los grandes tenedores que les dejen las viviendas vacías durante siete años, y a cambio, el Gobierno se compromete a hacer las viviendas sociales necesarias para que así ambas partes salgan ganando. Esta es la principal solución, una solución fácil, efectiva y buena para ambas partes, ya que todos saldrían ganando. Evidentemente, luego existen otras medidas adicionales, como el control del precio de los alquileres o la construcción de viviendas sociales.
  • Ya que hablamos de medidas, ¿qué te parece la iniciativa del Ayuntamiento de Manacor, al convertir un bloque de pisos inacabados en doce viviendas de protección oficial?
  • Me parece muy bien, creo que este es el camino a seguir para toda la isla. De hecho, Manacor siempre ha sido un municipio muy concienciado con todo lo que se relaciona al acceso a la vivienda, y esto se debe en gran parte a que este municipio, fue desde el inicio, uno de los municipios más castigados por los desahucios. Eso, por suerte, le ha hecho tomar conciencia de dicha problemática, y en estos diez últimos años ha ido respondiendo muy bien a este conflicto, tanto si el gobierno municipal era de derechas, como hace unos años, o si era de izquierdas, como ahora.
  • De hecho, no solo Manacor, sino todo el este de Mallorca tiene un gran número de pisos inacabados. ¿Hasta qué punto se solucionaría el problema de la vivienda en esta zona de la isla, si esos pisos inacabados se transforman también en viviendas de protección oficial o en viviendas sociales?
  • Es difícil concretar hasta que punto se solucionaría un conflicto tan complejo como este al introducir esta medida, lo que sí está claro es que sería de una gran ayuda que los ayuntamientos del este de Mallorca apostaran por aprovechar esos pisos inacabados, que como bien has dicho, son muy numerosos en todo el Llevant Mallorquí. Al fin y al cabo, hablamos de un doble beneficio para la ciudadanía, ya que se habilitan nuevas viviendas para los más necesitados, y al mismo tiempo, las arcas públicas se ahorran mucho dinero.
  • Si nos atenemos a todo lo que has ido diciendo a lo largo de la entrevista, da la impresión de que para abordar este problema y solucionarlo, lo que hace falta en nuestra clase política es sentido común, tampoco hace falta pedir mucho más…
  • Así es, tan solo hace falta acercarse a otros países europeos, para darse cuenta de los avances que han hecho en materia de vivienda, independientemente de la ideología del propio Gobierno. No es tanto una cuestión de valentía, que también, se trata más que nada de aplicar el sentido común y entender, con todas sus consecuencias, el enorme daño que hace el problema de la vivienda a la ciudadanía. Cuando nuestra clase política entienda realmente el alcance de dicho conflicto, entonces abordará con valentía y racionalidad un problema que tiene soluciones mucho más sencillas de lo que pensamos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba