ActualidadSin Rodeos

SIN RODEOS: A Casado le ha salido el tiro por la culata. Ya huele a cadáver político

Era más que evidente que la gran popularidad que estaba ganando la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y no solo entre los madrileños, molestaba al líder del Partido Popular a nivel nacional, Pablo Casado, al que Ayuso empezaba a hacer sombra, puede que sin pretenderlo. Y Casado, decidió una táctica que no siempre suele salir bien: el “descabello” de Ayuso por un presunto caso de corrupción del hermano de la presidenta madrileña, que la Fiscalía dirá si es cierto o no, aunque Isabel Díaz Ayuso ha manifestado, por activa y por pasiva, que nada ha tenido que ver con el tema del presunto cobro de comisiones de su hermano en la compra urgente de mascarillas, descubierto a raíz de una investigación al respecto, encargada, supuestamente, por el propio Casado y su mano derecha, el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea. El objetivo era el de acabar políticamente con Ayuso. Sin embargo, a Casado, y por añadidura a García Egea, les ha salido el tiro por la culata.
Nada más explotar el escándalo, se inició un auténtico aluvión de protestas contra Pablo Casado y de apoyos a Isabel Díaz Ayuso, incluida una manifestación en Madrid exigiendo la dimisión del máximo líder del PP nacional y del secretario nacional, a cuyo carro se han venido subiendo muchos barones y dirigentes del Partido Popular, incluida la presidenta del PP balear, Marga Prohens y su equipo. Prohens, en línea directa con Pablo Casado, le pidió que diera un paso atrás, es decir, que dimitiera.
Y las dimisiones no se han hecho esperar, primero fue el portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luís Martínez-Almeida, después toco el turno a Belén Hoyo, presidenta del Comité Electoral Nacional del Partido, tras manifestar que “o se va él o me voy yo”, en referencia a Pablo Casado. A los pocos días, fue el secretario general, Teodoro García Egea, quien renunció a su cargo, a lo que, casi con casi absoluta seguridad, le seguirá la dimisión de Pablo Casado. Es muy posible que al salir este artículo a la luz pública, Casado sea ya un excargo del Partido Popular, puesto que en la sesión del Congreso de los Diputados de este miércoles, Pablo Casado pronunció unas palabras de despedida de su escaño, a lo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respondió deseándole “lo mejor en lo personal”.
Merced al apoyo popular y al de los más encopetados cargos del Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso ha ganado por goleada el pulso a Pablo Casado, que ya huele a cadáver político.
El escándalo dará lugar a un descalabro del PP, por lo menos en su fase inicial y hasta la celebración del imprescindible congreso extraordinario en el que deben salir nuevos nombres para liderar y reconducir el partido. Y el que mejor suena de entre la baraja para liderar el Partido Popular, es el del presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que si bien rechazó presentarse cuando fue elegido Pablo Casado, ahora, a tenor de las insistencias que recibe, podría cambiar de opinión.
Si los nuevos responsables no se afanan en devolver la credibilidad perdida al PP, en las elecciones del próximo año los acuerdos con VOX podrían ser insuficientes para lograr mayorías en muchos territorios.

Ayuso-Casado. Otros tiempos

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba