Entrevistas

(1ª parte) El ya ex presidente de PIMEM Manacor, Mateu Català: “Para mi, Jordi Mora es un presidente acabado que no aporta soluciones”

No ha transcurrido todavía un año desde que en estas páginas de Manacor Comarcal informábamos de que un buen grupo de pequeños y medianos empresarios de la Comarca de Llevant, habían tomado la decisión de afiliarse en la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa PIMEM, con la finalidad de conseguir siempre una mejor información y aunar esfuerzos en defensa de sus legítimos intereses. En aquellos días, fue elegido presidente de la Asociación Comarcal el conocido empresario local Mateu Català, quien precisamente nos informa de que prácticamente la totalidad de los afiliados de la comarca, se ha dado de baja de dicha asociación, por discrepancias con el Presidente Insular Jordi Mora.

– Mateu, espero entiendas nuestra extrañeza de que, en el plazo de un año e incluso menos si me apuras, hayáis pasado de la comprensible satisfacción de asociaros en defensa de vuestros legítimos intereses, al hecho de daros de baja como asociados de la pequeña y mediana empresa… ¿Qué ha ocurrido para llegar a este cambio tan radical?

– Desde el primer momento en que nos afiliamos a la PIMEM, teníamos muy claro que dábamos un paso adelante en defensa de nuestras empresas. Pero desde hacía algún tiempo, algunos de mis compañeros me comentaron que estaban convencidos de que nuestro Presidente Insular Jordi Mora, en realidad no luchaba por los intereses de nuestras empresas. Ante esta información recibida, me dediqué a comprobar las publicaciones e intervenciones públicas de nuestro Presidente Insular, y realmente pude comprobar que los comentarios de mis compañeros eran ciertos. Siempre decía sí a las propuestas procedentes del Govern, sin que conste su consulta con el resto empresarios asociados. Para mi, Jordi Mora es un presidente acabado, que no aporta soluciones y que lo mejor que puede hacer por el bien de todos es dimitir de su cargo. Le llamé por teléfono para hablar sobre el tema, y su respuesta a mis preguntas fue que él no podía estar en contra de lo dispuesto por el Govern. En aquel mismo momento, le solicité que me diera de baja de la asociación.

– ¿Cómo es posible que un presidente de una asociación insular de empresarios como la PIMEM, no atienda y defienda el parecer de sus compañeros?

– A raíz de unas declaraciones mías, uno de los miembros de su junta directiva me llamó para decirme que ignoraba todo aquello que había expuesto. Mi respuesta fue que no entendía esta forma de proceder, ni como podía aceptar que un presidente que no informa ni a sus más allegados y colaboradores, siempre mostrara su apoyo al Govern, en vez de a sus asociados. No puedo entender que con el dinero de nuestras cuotas estuviese apoyando al ejecutivo. Me gustaría que fuese el mismo presidente quien me respondiera a esta pregunta, porque es muy importante averiguar como se define a si misma una persona.

– Visto desde fuera, cuando sucede que el presidente de una asociación no se mantiene firme y negocia en defensa de la opinión de sus afiliados, se acostumbra a entenderse como una clara muestra de clientelismo político… ¿Tenéis constancia de este supuesto posicionamiento siempre coincidente a favor de las propuestas procedentes del Govern?

– Estoy en contacto con mucha gente, tengo muy buenos amigos, y las opiniones que me han llegado son que este presidente nunca acaba de aclarar los temas que se plantean. Cuando se dan estos casos, en que un presidente no es “claro” en sus compromisos adquiridos, lo mejor que puede hacer es partir. Personalmente, entre defender a nuestros asociados o al presidente de turno, prefiero defender a nuestros asociados. Yo tengo principios.

– ¿Puedes exponernos alguna muestra del posicionamiento de Jordi Mora a favor del Govern y en contra de los intereses de los afiliados a la PIMEM de la Comarca?

– Sí, y precisamente la que más daño nos causó durante el pasado año 2020, como fue el confinamiento perimetral de Manacor al que nos vimos injustamente sometidos. Todavía no se porqué fuimos confinados. No me lo han sabido o no han querido explicármelo. Sacamos unos150 coches pitando por las calles de Manacor, y las autoridades nos pedían que parásemos la caravana, y el presidente Insular de la PIMEM me isistia en: “Mateu, atura això, atura això. Has d’anar alerta”. Estoy de acuerdo en que teníamos que estar en alerta, y lo estábamos, ya que por este motivo utilizamos los coches… pero personalmente era consciente de que también debía defender los intereses de mis compañeros. Cuando me dijeron que teníamos que salir a la calle, salimos a la calle.

– ¿Que representó para vosotros aquel confinamiento perimetral?

– Representó prácticamente la unión de criterios y la conciencia de la voluntad de hacer, por parte de la mayoría de los empresarios de Manacor afiliados a la PIMEM.

– ¿Y qué consecuencias tuvo a nivel económico?

– Con el Confinamiento Perimetral, nos dimos cuenta de lo que de verdad significaba aquello de hacer cajas 0, y comprobamos que el 80% de nuestros clientes eran ciudadanos o bien de la Comarca o de los distintos núcleos de población del término municipal de Manacor.

– ¿Podrías traducirme en euros esas pérdidas del 80% de vuestras entradas?

– No soy economista, ni tampoco conocedor de las cajas diarias o semanales de las empresas ubicadas en Manacor. La única respuesta que recibí al consultar este extremo, fue que las cajas se habían reducido al 20% de las recaudaciones de meses anteriores. Todo ello, aparte de que para muchas empresas, las ayudas recibidas no han sido suficientes ni para cubrir los pagos de la Seguridad Social.

– Debo suponer que, una vez levantado el Confinamiento Perimetral, ese bajón de las cajas se recuperó con rapiez…

– Efectivamente, pero también hay que tener en cuenta que estas recuperaciones no son automáticas. Cuando se corta el ritmo, siempre cuesta lo suyo volver a los posicionamientos anteriores al corte. Se rompen costumbres y no es extraño que se encuentren otros lugres donde ser atendidos. De todas formas, a partir del segundo día del levantamiento del absurdo Confinamiento Perimetral, los resultados en la caja, prácticamente volvieron a la normalidad habitual de aquellos días.

– Siguiendo con esta teoría, al igual los turistas ingleses nos lleguen por el mes de agosto…

– Por lo que respecta a los británicos y conocidas las últimas medidas tomadas por su Gobierno, mucho me temo que será así. Se ha creado una confusión, con la que solo vamos a salvar una parte de la temporada, ya que son muchos los ingleses que siempre han manifestado su preferencia por nuestras islas. Por añadidura, también hay que tener en cuenta que son muchos los turistas que no reservan plaza, si previamente no han podido asegurarse de disponer de un coche de alquiler. En Manacor nos llegan turistas con las maletas en un taxi de Palma, en busca de un coche para alquilar.

– Particularmente siempre he entendido que una de las ventajas de estar asociado en un grupo como la PIMEM, se hacía patente a la hora de conseguir las subvenciones a fondo perdido concedidas por los diversos gobiernos, sean del Estado, del Gobierno Autónomo, de los Consells Insulares o de los Ayuntamientos… ¿No puede que sea una equivocación romper con la PIMEM ahora?

– Hasta el momento, podemos decir alto y claro que las ayudas reales no han existido, y lo poco recibido por algunas empresas son meras columnas de humo. Quienes más ayudas han recibido son los bares y cafeterías por un tope máximo de 6.000 euros, que en algunos establecimientos ni siquiera han sido suficientes para pagar la Seguridad Social del personal. Las ayudas recibidas hasta el momento, no son ayudas proporcionales al desastre que hemos sufrido, sino meras propinas. Espero que, con la llegada de los fondos europeos, el tema de las ayudas funcione “mucho” mejor.

– Conozco a muchas personas que opinan que los “ERTES”, de los que tanto hemos hablado estos meses, han sido realmente una medida muy acertada…

– Efectivamente, los ERTES han sido una medida muy acertada, no solo en beneficio de las empresas, sino también de los trabajadores, quienes no podían quedarse desprotegidos ante la actual situación creada. Los trabajadores no podían quedarse sin un sueldo.

– ¿Intervinisteis desde el primer momento en vigilar por la correcta distribución de los mismos?

– Sí. Apoyamos la creación de los ERTES desde el primer momento, y también solicitamos que se alargaran lo máximo posible, tal como ha ocurrido. Nosotros no olvidamos que los trabajadores son una parte esencial de las empresas. El problema es que el Gobierno, una vez declarado el Estado de Alarma, no ha sido capaz de regular un sistema de ayudas automáticas y eficaces para todos los sectores de la sociedad.

– ¿De qué forma intervino la PIMEM en la consecución de las pocas ayudas conocidas?

– Desde el primer momento la PIMEM intervino en todo lo relacionado con la solicitud de ayudas, pero en aquello que entendemos como propio de una asociación, que es la de insistir y urgir en los pasos a dar por el gobierno cuando es necesario, nuestro presidente optó por una actitud conformista. Sin embargo, nadie nos ha ayudado al exigir la creación de unas ayudas automáticas que entren en vigor con la decisión de decretar el Estado de Alarma. A falta de esta medida u otras similares que otros países europeos han puesto en marcha, en España demasiadas empresas se han visto obligadas a cerrar, mientras que en los estados realmente previsores han podido sobrevivir. Si el tejido productivo y empresarial cae, al final la bancarrota será total.

– ¿No podría darse el caso de que esta no consecución de objetivos por parte del presidente Insular de la PIMEM, fuese debido a la negativa en redondo por parte de los gobernantes a los que dirigió sus peticiones de ayuda?

– Personalmente no me lo creo. No puedo creerme que el Govern no pueda ayudarnos. Siempre ha tenido dinero para lo que ha creído oportuno, incluso para crear nuevos empleos, aumentando las plantillas de empleados públicos. No acepto que me cuenten cuentos ni comedias. El Estado, que siempre está vigilante en su sitio a la hora de cobrar, cuando se tercie igualmente debe permanecer vigilante para ayudar a las empresas. Nosotros somos quienes pagamos los impuestos… Y para la Comarca del Llevant de Mallorca, sólo pedimos tres cosas para poder seguir pagando el día de mañana: Vacunas, Ayudas, y que los Impuestos correspondientes al ejercicio 2021 podamos pagarlos en cinco años, aunque tengamos que hacerlo con intereses.

* La semana que viene, publicaremos en el digital la 2ª parte de la entrevista a Mateu Català.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba